martes, 5 de enero de 2016

HISTORIA DE LA CIRCUNCISIÓN - 2º PARTE

Se estima que entre 20 y 25% de la población mundial está circuncidada, pero el 80% de los hombres occidentales adultos se opondría a que se le practicara la intervención. Sólo en Inglaterra se practican 30.000 circuncisiones al año. Esta cirugía de amplia difusión en el mundo apareció mucho antes de los tiempos bíblicos. Parece haberse originado en el norte de Africa hace unos 7.000 años, como una mutilación genital que “PURIFICABA”, reduciendo el placer sexual. Aparece en numerosos grabados egipcios como un ritual practicado en adultos. En tiempo de los faraones pensaban que los dioses eran bisexuales, y los humanos debían diferenciarse de los dioses. Para ellos el alma femenina de los hombres estaba en el prepucio, y el alma masculina de las mujeres en el clítoris. De ahí la costumbre de la circuncisión para complacer a los dioses y obtener sus favores.

Los judíos adoptaron la circuncisión ritual en el recién nacido, como un pacto entre Dios y Abraham, y la mantienen hasta nuestros días con algunas modificaciones. Al parecer Abraham y su grupo sólo habrían cortado el prepucio que sobresalía sobre el glande. Moisés, que no era circuncidado, no incentivó la práctica en el desierto, y fue su sucesor Joshua quien la restituyó. Durante la invasión griega, en el año 140, se produjeron modificaciones transitorias al procedimiento para cumplir con los estándares estéticos de la cultura helénica. Ya en la era talmúdica (años 500-625) el procedimiento se estableció como se practica hoy en día: la remoción completa del prepucio, desde el surcobalanoprepucial, a los 8 días de edad, y sólo en los hombres, tal como lo hiciera Abraham con su hijo Isaac.

Esta ceremonia se realiza en las casas, en medio de una fiesta familiar, y es practicada por el Mohel (“CIRCUNCIDADOR”,que en general es un médico). Para que un hombre se convierta al judaísmo es requisito se practique la circuncisión ritual, previo al resto de los ritos. Los griegos y romanos, en cambio, daban una gran importancia al prepucio, llevando a estos últimos a publicar una “LEY DE PROTECCIÓN DEL PREPUCIO”. Los primeros cristianos se circuncidaban, pero después del año 100, Pablo recomienda a los padres no circuncidar a los niños, incluso en una carta enviada a Tito, le previene del “GRUPO DE LA CIRCUNCISIÓN”Para los musulmanes, El Corán no menciona la circuncisión como una ley o mandamiento. Pero el Profeta Mohammed (Mahoma) se circuncidó, y es una obligación musulmana imitar la vida del Mensajero de Alá. A diferencia del judaísmo, para el Islam la circuncisión no es un pacto con la divinidad, sino forma parte de un rito de pureza, junto con cortarse las uñas, limpiarse los dientes, recortarse los bigotes, dejarse la barba. Y este rito es “obligatorio en los niños y una noble acción para las mujeres”. En el hombre, corresponde retirar todo el prepucio y en la mujer una resección parcial de la piel que recubre el clítoris, aunque en algunas comunidades africanas se realiza la clitorectomía total.

En los hombres es practicada universalmente, pero hay grandes diferencias en las mujeres. Desde comunidades más liberales que no la practican, hasta otras que realizan clitorectomía total. Pero esta mutilación tan radical está prohibida en el Islam, pues el Profeta dijo a una mujer que circuncidaba en Medina: “no cortes severamente de modo que sea mejor para la mujer, y ella sea más deseable para su marido”Con respecto a este punto existe gran debate mundial, y se han formado numerosas organizaciones en defensa de las mujeres sometidas a circuncisión. Pero la realidad es que cerca de 80 a 100 millones de mujeres han sido sometidas a algún tipo de circuncisión, ya sean musulmanas o no. La edad en la que debe realizarse es variable. La mayor parte de las comunidades musulmanas prefieren hacerlo a los 7 días, tal como lo realizara el Profeta; pero es aceptado hacerlo entre los 7 y 10 años, antes de que el niño deba iniciar el rezo obligatorio. Actualmente la circuncisión masculina neonatal se practica como un rito religioso en comunidades musulmanas, judías y otras, principalmente en Africa. Pero también entre los mayayis de Borneo, algunos aborígenes australianos, antiguos mayas y aztecas, los indios caribe, y aborígenes de Fiji y Samoa.

El uso moderno de la circuncisión judía como una practica médica, se remonta a 1865 en Inglaterra y 1870 en Estados Unidos. En ese momento no había estudios científicos que determinaran su eficacia y seguridad, y se instauró como un método de desmotivar la masturbación en la juventud. Otros beneficios probados del polémico procedimiento son la prevención del cáncer de pene. Los hombres no circuncidados en el período neonatal, tienen entre 3,0 y 3,2 veces mayor riesgo. El riesgo de cáncer de pene entre los no circuncidados es de 1/600, con una mediana de edad de 67 años. Otras ventajas son la menor incidencia de eyaculación precoz, de enfermedades de transmisión sexual ulceradas, VIH, condilomatosis e infección urinaria en el primer año de vida. La reducción de la tasa de cáncer cérvico-uterino ha sido también un punto a favor de la circuncisión neonatal no terapéutica. Las mujeres casadas con hombres no circuncidados antes del año de vida, tienen un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar el cáncer cérvico-uterino.

0 comentarios: