miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cuáles son las técnicas para iniciar el Lavado de Cerebro


Las técnicas psicológicas implementadas en los PROCESOS DE REFORMA DE PENSAMIENTO Y CONDICIONAMIENTO CONDUCTUAL, varían según los movimientos. Por ejemplo, movimientos de características sectarias, que utilizan el yoga, el control mental o la meditación trascendental, como pantalla para captar nuevos adeptos, utilizan técnicas de respiración, y en especial la de la hiperventilación. Es decir, inspiraciones profundas y prolongadas, que producen un exceso de oxígeno en el cerebro.

Ahora bien, este exceso de oxígeno en el cerebro repercute sobre el sistema nervioso y produce una serie de efectos como ser: estados alterados de conciencia (mareos, ilusiones, alucinaciones) similares a los registrados cuando se ingieren ciertos alucinógenos; temblores musculares que pueden derivar en convulsiones, y ello porque se altera el nivel de alcalinidad en la sangre; y amnesias, pérdidas de la memoria temporales que se van prolongando en duración e intensidad, de acuerdo a la frecuencia de la hiperventilación.

Cuando una persona empieza a registrar estos primeros estados alterados de conciencia, el “gurú, maestro, guía u orientador”, en lugar de decirle que es perfectamente normal en razón del exceso de oxígeno, le manifiesta que está por alcanzar un grado superior de conciencia y que, por lo tanto, incremente la hiperventilación, comenzando a generar un círculo vicioso o efecto de autoalimentación constante.

Pese a estas técnicas específicas puede hacerse un resumen de un proceso tipo y común a la mayoría de los movimientos. A continuación mencionaremos algunas de las técnicas implementadas:

Paternalismo Benevolente
En los contactos iniciales, el “influenciador”, es decir, aquél que lleva adelante el proceso, se presenta frente a la persona a captar, con un carácter paternalista y benevolente. De esta manera logra generar una corriente afectiva con la persona a influenciar. Al generarse esta corriente afectiva, la angustia desciende y el sujeto comienza a desahogarse.

Confesiones íntimas
El influenciador procurará que en su desahogo, el sujeto haga confesiones íntimas, minimizando algunos problemas y sobrevalorando otros. Asimismo a través de estas confesiones, podrá contar con elementos concretos para luego presionar en el resto del proceso. Por sobre todo le interesará saber cómo es la familia del sujeto, qué nivel de ingresos tiene, con quién se lleva mejor y con quién peor, cuáles son sus fantasías, ideales y logros, y por sobre todo, le va interesar saber cuáles son sus temores, frustraciones y fracasos.

Padres Espirituales
Al ingresar le es asignado un “padre” o una “madre” espiritual, un “guía” u “orientador”, en algunos movimientos los llaman “Ángeles de la Guarda”. Estos tienen por objetivo no dejar ni a sol ni a sombra al sujeto a influenciar, seguir provocando confesiones íntimas; y dar respuesta a toda pregunta que el sujeto pudiera hacer.

Trabajos Agotadores, Escaso Descanso y Alimentación Pobre
En los períodos restantes es sometido a trabajos de gran esfuerzo físico, pocas horas de sueño, que no alcanzan para recuperarse completamente y una alimentación generalmente pobre en complejos vitamínicos y proteicos, pero muy rica en energizantes (azúcares e hidratos de carbono), lo que genera una falsa sensación de energía, cuando ocurre todo lo contrario, el cuerpo se debilita rápidamente.

Atrofiamiento de la Identidad, Memoria y Pautas de Vida Anteriores
Paulatinamente y merced a diversas técnicas se busca un atrofiamiento paulatino de estas capacidades. El atrofiamiento de la identidad se ve favorecido por el cambio de nombre que no pocos movimientos exigen a sus miembros; el de la memoria, se logra a través de técnicas de inducción al trance e hiperventilación; y el de pautas de vida anteriores, ofreciéndole la posibilidad de alcanzar grandes logros o ideales heroicos, pero que sólo podrán alcanzarse, si ejerce primero “renunciamientos”

Peyoritivización y Denigración de Disidentes
El carácter despectivo con el que es teñido todo lo ajeno al movimiento y la denigración constante de los que lo abandonaron o no desearon ingresar, es también un elemento clave para el reforzamiento constante de ese sentimiento de “elegidos y privilegiados”, a la vez que va generando “fobias” hacia el posible abandono del movimiento en cuestión.

De esta manera y sin siquiera tomar plena conciencia de ello, el influenciado va transformándose lentamente… en un nuevo influenciador. Se cierra el círculo de autoalimentación y comienza toda una nueva cadena de captación sectaria.

0 comentarios: