miércoles, 18 de junio de 2014

Batalla de Waterloo

A las 9 de la noche del 18 de Junio de 1815, Wellington y Blücher se encontraron en La Belle Alliance. Estaba terminando la que sería llamada, al día siguiente, Batalla de Waterloo. Era el final de la carrera política y militar de Napoleón Bonaparte, quién apenas un mes después partió rumbo al exilio, en la isla Santa Helena, donde murió el 5 de Mayo de 1821, a los 52 años. Todo había comenzado apenas unos meses antes, en Marzo, cuando Napoleón regresó a Francia después de haber escapado de su exilio de un año en la Isla de Elba (1814-1815). Cuando llegó a Grenoble se reunió con el Quinto Regimiento, al mando del Mariscal Ney, que había sido enviado por Luis XVIII para encarcelar a Napoleón. Pero los soldados se unieron al Emperador, y marcharon con él sobre París, entrando triunfantes a la ciudad el 20 de marzo. Luis XVIII dejó el trono, que fue nuevamente ocupado por Napoleón. Ese fue el comienzo de lo que se llamó Los Cien Días, que finalizarían con la derrota definitiva de Napoleón en Waterloo, a manos de la Séptima Coalición, una alianza de varias potencias europeas en contra de Bonaparte.

Entre el 1° de octubre de 1814 y el 9 de Junio de 1815, había sesionado en Austria el Congreso de Viena, convocado por Francisco I, Emperador de Austria, con el objeto de recomponer las fronteras europeas después de la derrota de Napoleón en Leipzig y su posterior exilio a Elba. Todos los países europeos participaron de este Congreso: Inglaterra, Francia, Prusia, Rusia, los estados germánicos, eslavos y nórdicos, España, Portugal. El ejército de Napoleón estaba conformado por 124.000 hombres (incluyendo los 23.000 de la Caballería, y los 21.000 que conformaban la Guardia Imperial), y 384 piezas de artillería. El ejército aliado contaba con 207.000 soldados, de los cuales 97.000 correspondían a las fuerzas anglo-holandesas, al mando directo de Wellington, 117.000 al ejército prusiano al mando de Blücher, 150.000 eran integrantes del ejército ruso, al mando de Barclay de Tolly y 210.000 austríacos a las órdenes de Schwarzenberg. Había, además, una segunda línea prusiana de 70.000 soldados.

El día 16 se luchó en dos frentes. Napoleón decidió atacar a los prusianos que se encontraban en el arroyo Ligny, mientras Ney obligaba a los ingleses a retroceder hasta Quatre Bras. El ataque de las tropas de Napoleón recién pudo comenzar a las 3 de la tarde, ya que tuvieron que esperar la llegada del 4° Cuerpo, al mando de Gerard. A las 9 de la noche, Napoleón consiguió hacer retroceder a los prusianos. Mientras en Quatre Bras Ney se enfrentaba al grupo holandés allí asentado y que estaba apoyado por soldados alemanes. Durante el día, distintos cuerpos de ejército aliado (ingleses y escoceses) se fueron uniendo a las tropas iniciales, mientras que los refuerzos que Ney pidió nunca llegaron, ya que se encontraban marchando a Ligny para unirse con Napoleón. A las 21:30 la batalla finalizó, sin que ninguno de los grupos hubiera tomado definitivamente la posición. Napoleón decidió entonces seguir a Wellington, sin darse cuenta de que los prusianos estaban reagrupándose para marchar al día siguiente. El día 17 los prusianos todavía no habían logrado reunirse con el ejército inglés. Pero contra todas las previsiones de Napoleón, no pensaban separarse de ellos, sino que seguían marchando a su encuentro. El general Thielmann, al mando del 3° Cuerpo del ejército prusiano, logró llegar a Wavre y asentó su campamento en La Bavette, mientras que el General von Zieten, del 1° Cuerpo, lo hizo a 1 km. de allí.

El día 18 a las 10 de la mañana Napoleón envió la orden a Grouchy de marchar a Wavre, pero Grouchy la recibió recién a las 3 de la tarde. Bonaparte ya había llegado al encuentro de las tropas inglesas. Planeaba hacer un falso ataque sobre el bien defendido flanco derecho del ejército de Wellington, para distraerlos, mientras atacaba el flanco izquierdo antes de que los prusianos pudieran intervenir. Aunque tenía pensado iniciar el ataque a las 9 de la mañana, no fue posible hacerlo sino hasta el mediodía, ya que muchas de las tropas no habían llegado todavía. Mientras tanto, cuerpos prusianos que no habían intervenido en Ligny fueron enviados a Mont-Saint-Jean por Blücher. Un grupo francés atacó el bosque Hougoumont, que rodeaba al castillo del mismo nombre. Lograron tomar el bosque, pero no vencer las defensas del edificio. Por la noche, la artillería francesa había caído en manos de los aliados y del ejército francés sólo quedaban miles de soldados dispersos. Los ingleses cesaron en la persecución a las 23, los prusianos continuaron durante toda la noche.

A las 21, Wellington y Blücher se habían reunido en el último cuartel general de Napoleón, La Belle Aliance. A las 21:30, Wellington comenzó a redactar el informe final de la batalla. Blücher sugirió que se llamara a éste enfrentamiento Batalla de La Belle Aliance, pero Wellington insistió en que debía llevar el nombre, como se hacía tradicionalmente, del lugar donde él había pasado la noche antes de la batalla, y ese lugar era Waterloo. Napoleón llegó a París el 20 de julio. Consciente de que esta derrota significaba el fin de su carrera, y sin apoyo político, abdicó a favor de su hijo. El 29 de Junio viajó a L’Ile d’Aix, se presume que con la intención de tomar un barco hacia América, pero finalmente viajó a Inglaterra, donde pidió protección. Esa “protección” fue su exilio en Santa Helena, una isla del Atlántico.

0 comentarios: