miércoles, 14 de marzo de 2012

El Evangelio de Acuario

Es un libro publicado en 1908 y su título completo es: El evangelio de la era de Acuario de Jesús, el Cristo de la era de Piscis. Fue escrito por Levi H. Dowling a fines del siglo XIX. Dowling afirma haberlo transcrito de los registros akásicos, (estos “registros” son una especie de memoria de todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos que estaría registrada en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo) y que Levi Dowling habría conseguido percibir tras practicar meditación durante 40 años.

Levi, afirma que es la historia verdadera de la vida de Jesús, incluyendo los dieciocho años «perdidos», es decir, de los 12 a los 30 años, los años no relatados en el Nuevo Testamento.

Este texto se considera un evangelio apócrifo, aunque —a diferencia del resto de evangelios apócrifos— fue escrito en época reciente, y ha dado lugar a la denominación conocida como (Iglesia Crística Universal de Acuario). Los Crísticos de Acuario tienen muchas enseñanzas teosóficas en común con el Movimiento Yo Soy, que incluye la Fundación Saint Germain y la Iglesia Universal y Triunfante / Faro de la Cumbre.

Según el prólogo del libro, Levi H. Dowling (1844-1911) nació en Belleville (Ohio), hijo de un predicador de la iglesia Discípulos de Cristo y tuvo una espiritualidad precoz, pues a los 13 años, en su primer debate público, se enfrentó a un anciano presbiteriano acerca del castigo eterno de los malvados. Comenzó a predicar a los 16 años como pastor de una pequeña iglesia.

A los 20 años ingresó en el ejército de EE. UU, como capellán, y sirvió hasta el fin de la guerra civil estadounidense. En 1866 y 1867 estudió en la Universidad Cristiana del Noroeste, en Indianápolis (Indiana).

El año siguiente empezó a publicar literatura para escuelas dominicales, publicando diversos periódicos, cancioneros y un periódico infantil dominical. Dedicó gran parte de su tiempo a la causa de la Prohibición. Se graduó en dos facultades médicas y practicó medicina durante algunos años. Finalmente se retiró de la profesión médica para continuar con su trabajo literario.

Dowling contó que cuando era apenas un niño había tenido un sueño recurrente, en que se le decía que debía «construir una ciudad». Este sueño se repitió tres veces los años siguientes. Finalmente comprendió que la ciudad era este libro. Dowling falleció el 13 de agosto de 1911.

El Evangelio de Acuario afirma lo siguiente, entre otros:

Jesús era distinto de Cristo. Jesús, mediante el esfuerzo y la oración, llegó a convertirse en un Cristo, al alcanzar el estado de conciencia crística, y permitió que el Cristo pudiera morar dentro de él. En este concepto, Cristo sería el nombre de un estado de consciencia superior, equivalente a la llamada «consciencia de Krishna» del yoga y del «reino de los cielos» cristiano (que Jesús dijo que está dentro de todos).

Jesús fue concebido por un padre humano.

Jesús vino a la Tierra para demostrar la manera de volver de nuevo a Dios mediante su forma de vida y enseñanzas. Fue el ejemplo según el cual debemos modelar nuestras propias vidas, si buscamos la salvación/iluminación.

La reencarnación existe, y es la explicación de las aparentes injusticias. La reencarnación permite que las personas paguen las deudas en que han incurrido en vidas previas y por ejemplo, los héroes que murieron prematuramente, obtengan la recompensa que no tuvieron. No todo el premio o recompensa se recogería en el otro mundo (cielo o infierno), sino también y principalmente en vidas futuras en el mundo físico. Lo que le sucede a un ser humano no es necesariamente la voluntad de Dios —siempre amorosa— sino el resultado de actos previos no recordables hasta que alcanza un alto nivel de evolución espiritual.

La humanidad ha olvidado a Dios y está actualmente buscando la forma de volver a recordar a Dios.

El tiempo se divide en edades que corresponden al camino del Sol alrededor de un punto en el universo, tardando unos 24.000 años en completar el ciclo, dividido entre los 12 signos del Zodíaco, con 2000 años cada edad, aproximadamente. Ahora estamos al comienzo de la Era de Acuario. Sin embargo debido a que los astrólogos hindúes interpretan de manera diferente la importancia de los equinoccios, su representación del zodíaco es inversa a la occidental y en esta representación estamos terminando la Era de Virgo.

Todas las almas madurarán y llegarán a ser como Jesús (por muy perdidas que puedan estar al comienzo de su evolución espiritual), tras lenta evolución de no se sabe cuántos cientos o miles de vidas, hasta terminar el largo ciclo de la reencarnación en este mundo y continuar en otro nivel vibratorio o universo superior.

Dios nunca abandona a ningún alma.

Existiría una evolución primero material y después espiritual con las fases siguientes: 1) protoplasma, 2) mineral, 3) planta, 4) animal, 5) humano, 6) ángel y 7) querubín.

El nombre y la doctrina del dios hindú Brahmā, representado simbólicamente con cuatro cabezas (o la divinidad abstracta hindú Brahman), habrían sido conocidos en Caldea, donde vivió el patriarca Abraham, que llegaría a ser el primer profeta del judaísmo. Abraham debería su nombre al nombre de Dios en idioma sánscrito (Brahma, originalmente A-Brahm), y habría conocido la existencia del Dios único por las doctrinas orientales, habría practicado técnicas de meditación y propagado la doctrina del Dios único que antes Zaratustra predicó en la misma nación.

0 comentarios: