martes, 16 de abril de 2013

Cinco gestos marcan los primeros 30 días del Papa Francisco



Podemos resumir las claves del inicio de su pontificado en cinco gestos que le salieron del corazón.

El primero gesto muestra la sencillez. Se plasmó en su forma de vestir. Se presentó al mundo con una sotana blanca simple, y con la muceta (esa pequeña capa que cubre los hombros) también blanca y no roja como sus antecesores.

En segundo gesto manifiesta su cercanía. Quiso quedarse en la casa de Santa Marta, no vivir en los palacios pontificios. Celebrar misa para pequeños grupos de personas y estar cercano y disponible, seguir llamando por teléfono a sus amigos.

El tercer gesto muestra la continuidad y fidelidad al magisterio de sus antecesores, que va más allá de las diferencias de personalidad o estilo. Las imágenes del encuentro con Benedicto XVI son quizá las más impactantes de este inicio de pontificado.

El cuarto gesto muestra la ternura. El papa Francisco, se ha mostrado cercano a todos, pero sobre todo a los más necesitados y a los enfermos por los que siente una predilección especial.

El quinto gesto ilustra una de sus primeras frases: “el poder del papa es el servicio. La imagen del Papa sonriente lavando los pies de los presos de una cárcel de menores la tarde del Jueves Santo impactaron a todo el mundo.

Cinco gestos que permiten conocer mejor al papa Francisco, son una pequeña selección entre muchos, y en el futuro parece que seguirá deparando sorpresas.

Fuente:

0 comentarios: