miércoles, 18 de septiembre de 2013

Fallece un asesor académico de ANUNCIAR

Buenos Aires, 18.09.2013 (AI).- En la mañana del lunes 16 de septiembre falleció el Doctor Néstor Tomás Auza, miembro de la Junta de Historia Eclesiástica y reconocido investigador de la historia de la Iglesia en la Argentina. Sus restos descansan en el cementerio Parque Memorial, de Pilar. Era académico de número de la Academia Nacional de la Historia y durante su extensa carrera se desempeñó como director general del Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires, además de ocupar otros cargos y publicar decenas de obras.

El Dr. Auza, entabló amistad con el presidente de nuestra institución, Sr. Alfredo Musante allá por el año 1995 cuando se organizó un congreso que llevó por nombre “Educación, comunidad política y fe cristiana. En el XXX aniversario de la Constitución Pastoral «Gaudium et spes» V Congreso Latinoamericano”, 23-25 de agosto de 1995, Buenos Aires. Desde ese momento creció un fuerte vínculo entre ambos.

Fue un pilar importante en la creación de ANUNCIAR Grupo Multimedio de Comunicación, Asociación Civil, ya que tuvo numerosas reuniones con nuestro presidente, donde el Dr. Auza, asesoró y aconsejó cuales eran los objetivos y líneas de acción debería seguir la asociación desde el principio. Participó innumerable de veces telefónicamente en el programa radial EL ALFA Y LA OMEGA, dejando su sello particular en desarrollar temas que tenían que ver con la vida de la Iglesia, tanto política como eclesiástica. En el año 2010, cuando ANUNCIAR Grupo Multimedio de Comunicación cumple sus primeros 10 años desde su fundación honra al Dr. Auza, destacando su labor académica haciéndolo “miembro de honor” de nuestro organismo junto a otros comunicadores, periodistas y profesionales.

El Doctor Auza que falleció a los 85 años, y que hasta hace pocos meses seguía desarrollando una intensa labor en el campo de la investigación académica. Durante su extensa carrera, se desempeñó como director general del Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires, vicedirector de la Biblioteca Nacional y director interino de Bibliotecas Populares.

Durante su extensa carrera, Auza fue director general del Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires, vicedirector de la Biblioteca Nacional y director interino de Bibliotecas Populares. Entre sus numerosas obras, se destacan Católicos argentinos: su experiencia política y social, publicado en 1962 y reeditado en 1984; Santiago de Estrada y el conflicto de límites con Chile (1964); Liberales y católicos en la generación del ochenta (1967), e Historia de los Congresos sociales católicos argentinos (1968).

Enterado de la noticia, nuestro presidente expreso con dolor que: hoy la Iglesia de Argentina a perdido a un ser que desde su lugar de laico profesional y académico siempre intento que se viviera el Concilio Vaticano II ya que el mismo decía que -“la Iglesia necesita un rumbo diferente y el Vaticano II es el camino para lograrlo”- palabras que nunca olvide y las veces que teníamos reuniones de trabajo en su casa, siempre afirmaba con convicción esto. Católico practicante, padre ejemplar, tuve oportunidad de conocer a uno de sus hijos y en verdad logro formar un hogar cristiano, con valores y compromiso cristiano, concluyo Alfredo Musante.

En una entrevista concedida a Clarín en 2010, en ocasión del Bicentenario, Auza dijo que “la Revolución de Mayo triunfa gracias a la Iglesia. La prueba de lo que digo –explicó– es muy simple: sin el clero popular que congregaba y convocaba a apoyar la revolución, el pueblo no lo hubiera hecho. ¿Por qué? Porque la única revolución que se conocía había sido dolorosa, trágica, sangrienta: la revolución francesa. ¿Acá estábamos dispuestos a vivir una revolución como esa? No”.

“La nuestra no fue una revolución que se separó de Dios, ni fue anticristiana, ni fue contra la Iglesia. Por el contrario, el clero ilustrado legitima la revolución y la independencia explicando las causas de la ruptura con España”, concluyó.

Desde todo el equipo de ANUNCIAR Grupo Multimedio de Comunicación, ponemos en oración al querido Dr. Auza para que el Señor de la Vida y la Historia, acoja a un hijo que trabajó incansablemente para que la Iglesia que Cristo fundó aquí en la tierra fuera sacramento de salvación para todos y que no se excluya a nadie de ella.

Gracias Dr. Auza por su conocimiento, profesionalidad, disponibilidad y sobre todo… por su amistad…

Fuente:

0 comentarios: