miércoles, 20 de noviembre de 2013

El asesinato de John F. Kennedy

Fue el trigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos, y sus asesinato tuvo lugar el viernes 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas, Estados Unidos a las 12:30 Tiempo Central Estándar (18:30 UTC). Kennedy fue mortalmente herido por disparos mientras circulaba en el coche presidencial en la Plaza Dealey. Fue el cuarto presidente de EE. UU., asesinado (con Abraham Lincoln, James Abram Garfield y William McKinley) y el octavo que murió en ejercicio de sus funciones.

Kennedy se levantó temprano el día 22 de noviembre de 1963 y pronunció el que sería su último discurso en vida, luego abordó un Lincoln Continental blanco y se dirigió hasta la Base Aérea de Carswell para abordar el avión presidencial. A las 11.40 el Air Force One aterrizó en el aeropuerto Dallas Lovefield, después de un corto vuelo de 13 minutos que ha realizado desde Fort Worth. La comitiva presidencial abordó un Lincoln Continental X-100 (denominado en clave SS-100-X por el servicio secreto) y se puso en marcha hacia el centro de la ciudad de Dallas. Atrás lo seguía un coche con agentes en la pisadera, el coche con el vicepresidente Lyndon B. Johnson y sus asesores, y luego la prensa acreditada. Toda la comitiva fue escoltada por motociclistas de la policía de Dallas.

En el coche presidencial ocupaba el asiento del chofer, un agente-conductor y de acompañante, otro agente de seguridad; en los asientos contiguos abatibles, el gobernador Connally (a la derecha) y su esposa; en los asientos traseros, Kennedy a la derecha y su esposa. El automóvil iba sin la capota transparente y sin agentes asidos a las manillas y pisaderas del cofre. Durante el trayecto la comitiva tuvo que realizar varias paradas para que el presidente salude a la gente. A las 12.30 entró en la Plaza Dealey y avanzó por la calle Houston, en ese momento llevaba 6 minutos de retraso. En la esquina de Houston Street con Elm Street la comitiva debió realizar un giro de 120º a la izquierda, lo que obligó a la reducción de la velocidad de la limusina.

Tras pasar Elm Street quedó frente al edificio del Almacén de Libros Escolares de Texas, a una distancia de 20 metros nada más. Al pasar el almacén a las 12:30 horas se hizo el primer disparo de tres que supuestamente haría Lee Harvey Oswald. Se calcula que en ese momento la comitiva iba a una velocidad de 15 km/h. La Comisión Warren concluyó posteriormente que el primero de los tres disparos no impactó en el coche si no en la acera. Casi todos están de acuerdo que Kennedy recibió dos disparos y que el último disparo le impactó en la cabeza y fue mortal.

El primer disparo fue desviado por un árbol y rebotó en el cemento llegando a herir levemente al testigo James Tague. Mucha gente asoció el ruido del primer disparo a un petardo encendido. Los agentes de seguridad que venían trás el coche presidencial giraron sus cabezas en dirección del disparo. Luego de 3,5 segundos se produjo el segundo disparo que impactó a Kennedy por detrás en su espalda y salió por su garganta, Kennedy se llevó ambas manos a su garganta levantando sus codos a la altura de sus hombros mientras su esposa lo observaba atónita. Mientras que el gobernador Connally giraba hacía su derecha para mirar hacía atrás, fue herido de gravedad.

Pasado el segundo disparo, el presidente aún con ambas manos en su garganta dejó de saludar al público girando hacía la izquierda y su esposa tiró de él para recostarlo sobre el asiento acercándose, en el acto de recostarse y con la cabeza de su esposa al lado de la suya. Sobrevino el fatal tercer disparo y ocurrió 8,4 segundos después del primer disparo, justo cuando el coche pasó frente a la pérgola de hormigón. Éste impactó en forma muy visible y de lleno en el hueso Occipital derecho de la cabeza de Kennedy. Jackie Kennedy soltó súbitamente a su esposo quien se recostó hacía el lado izquierdo. Mientras ésta se abalanzaba a horcajadas a la parte trasera del auto, donde recogió una sección del cráneo del presidente, un agente trepó por las manillas de la cajuela cubriendo con su cuerpo la retaguardia. La esposa del gobernador se lanzó al piso soltando unas flores, el coche presidencial aceleró y los motociclistas de la policía encendieron sus sirenas mientras se desataba la conmoción pública en la plaza Dealey.

El coche presidencial no se detuvo y se dirigió al cercano hospital Parkland. Una vez llegado al hospital los agentes cercaron el acceso. Según algunos médicos Kennedy ingresó fallecido al hospital, otras fuentes indican que agonizaba. Mientras se intentaba salvar a Kennedy, Lyndon B. Johnson ordenó al Servicio Secreto limpiar el coche presidencial.

Después del aterrizaje del avión presidencial (Air Force One) en la Base Aérea de Andrews, a las afueras de Washington DC, el cuerpo de Kennedy fue trasladado al Hospital Naval de Bethesda para su autopsia. Fue realizada por tres médicos de la Armada con treinta oficiales militares como testigos. Dos agentes retirados del FBI que estaban presentes declararon que Kennedy tenía una gran herida en el lado derecho de la cabeza, otra herida de aproximadamente 14 cm debajo del cuello de su chaqueta por encima del lado derecho de la columna, y una tercera herida en la cara anterior de su garganta en el borde inferior de la nuez de Adán

Después de la autopsia en el Hospital Naval de Bethesda, el cuerpo de Kennedy fue preparado para el entierro y trasladado a la Casa Blanca y expuesto en la Sala Este durante 24 horas. El domingo siguiente al asesinato, cubierto con la bandera de EE.UU. fue trasladado al Capitolio para una vista pública. En todo el día y noche, cientos de miles de personas visitaron el féretro.

Representantes de 90 países, incluyendo la Unión Soviética, asistieron al funeral el 25 de noviembre (tercer cumpleaños de su hijo JFK Jr.). Después del funeral, realizado en la Catedral de St. Matthew, fue trasladado en carro de caballos al Cementerio de Arlington donde fue enterrado. El funeral fue oficiado por el arzobispo de Boston, el cardenal Richard Cushing, amigo personal de Kennedy, había casado a John y Jacqueline Kennedy, bautizó a sus dos hijos y oficiado el funeral de su hijo Patrick (fallecido quince semanas antes que su padre).

Lee Harvey Oswald fue detenido ochenta minutos después del asesinato del oficial de policía de Dallas J. D. Tippit. Fue acusado de la muerte de Tippit y de Kennedy a última hora de la tarde del día 22 de noviembre. Oswald negó siempre haber disparado contra el presidente. El caso de Oswald nunca fue juzgado porque dos días más tarde, mientras era trasladado y custodiado por la policía, Jack Ruby un gangster de Dallas le disparó y lo mató.

Después de la detención de Oswald y la recogida de pruebas físicas en la escena del crimen, a las 22.30 CST 22 de noviembre (04:30 UTC 23 de noviembre) se ordena al Jefe de la Policía de Dallas Jesse Curry por gente de Washington, según sus propias palabras, enviar todo el material al cuartel general del FBI, pero no a Oswald. Describió que había casquillos del mismo calibre en una ventana a más de 1,500 metros de distancia.

El FBI fue la primera autoridad en completar una investigación oficial. El 9 de diciembre de 1963, sólo 17 días después del asesinato, el informe del FBI fue entregado a la Comisión Warren. El informe estableció que sólo tres disparos fueron realizados; el primero impactó sobre el presidente Kennedy, el segundo en el gobernador Connally, y el tercero en la cabeza del presidente, matándolo. El FBI estableció que Lee Harvey Oswald hizo los tres disparos.

0 comentarios: