miércoles, 11 de febrero de 2015

Iglesia Ortodoxa Copta

Más comúnmente conocida como Iglesia copta, fue fundada en Egipto en el siglo I. Su nombre deriva de la palabra griega aigyptios (egipcio), trasformado en gipt y después en qibt, de donde derivó la correspondiente voz árabe. Así pues, la palabra copto significa "egipcio". La palabra "ortodoxa" (del griego, 'creencia correcta') solo implica una seguridad en relación con la fe apostólica, esta Iglesia no reconoce la primacía del Patriarca de Constantinopla ni tampoco pertenece a la Iglesia ortodoxa. Los feligreses de esta Iglesia son conocidos comúnmente con el nombre de coptos, para diferenciarlos de los coptos ortodoxos que forman parte de la Iglesia ortodoxa de Alejandría.

Según la tradición, la Iglesia Copta tiene su origen en las prédicas de San Marcos, autor del Segundo Evangelio en el siglo I, que llevó el cristianismo a Egipto en la época del emperador Nerón. Se la engloba en el conjunto de las antiguas iglesias orientales, que se separaron de la Iglesia primitiva por causa del Concilio de Calcedonia, del año 451. La Iglesia Copta fue el resultado de un cisma, tal como el cisma de oriente, en que el Patriarca de Alejandría, Timoteo Eluro en 457 excomulgó al resto de los patriarcas; esto fue motivado según su tradición para conservar la sana doctrina, siendo la Iglesia copta el verdadero patriarcado de Alejandría que una vez separado del resto de los patriarcados ha preservado minuciosamente la creencia y doctrina cristiana en su forma más antigua y pura, entregándola de generación en generación, sin cambios, conforme a la doctrina y los ritos apostólicos.

La iglesia Copta tiene su propio Papa. El 4 de noviembre de 2012 el obispo Tawadros ha sido elegido patriarca 118º con el nombre de Tawadros II. Sucede a Shenouda III, que falleció el 17 de marzo de 2012 y era el patriarca 117º de la predicación de San Marcos y que llevaba en el puesto desde 1971. Aunque no existe un dogma que le atribuya la infalibilidad del Papa de la Iglesia católica al papa copto, sí existe una tradición que proviene del siglo V que dice que Dios habla por la boca del Patriarca de Alejandría. El Papa Copto ha sufrido persecución no solo por el aumento de la actividad de los fundamentalistas islámicos desde finales de los años 1970, sino también por parte del gobierno egipcio. Entre 1981 y 1985 el papa Shenouda III fue recluido en arresto domiciliario en un monasterio en el desierto.

Los primeros cristianos en Egipto eran principalmente Judíos de Alejandría, como Teófilo, a quien Lucas dirige el capítulo introductorio de su Evangelio. Cuando la iglesia fue fundada por San Marcos, durante la época del emperador romano Nerón, un gran número de egipcios, a diferencia de los griegos y los judíos, abrazó la fe cristiana. Esta se extendió por todo Egipto en unas pocas décadas, como puede verse en los escritos del Nuevo Testamento en Bahnasa, en el Egipto Medio, que datan de alrededor del año 200 y un fragmento del Evangelio de Juan escrito en idioma copto, que se encuentra en el Alto Egipto y que datan de la primera mitad del siglo II.

En el siglo cuarto un presbítero proveniente de lo que hoy es Libia, llamado Arrio, comenzó una discusión teológica sobre la naturaleza de Jesucristo, que se difundió en toda la cristiandad. El Concilio de Nicea (325), convocado por el emperador Constantino para resolver el asunto dio lugar a la formulación del Credo Niceno, siendo recitado por todos los cristianos, y cuyo autor es San Atanasio, Patriarca de la Iglesia de Alejandría. En este concilio también se instituyeron 3 patriarcados con el fin de organizar mejor la Iglesia: Roma, Alejandría y Antioquia, declarándose a la vez la supremacía del patriarcado de Roma, sede del sucesor de Pedro. Junto con esto también se estableció que, después de Roma, la primacía de honor recaía sobre Alejandría sede del sucesor de San Marcos. Su jurisdicción se extendía en este tiempo sobre las 100 diócesis del Valle del Nilo, señal de la vitalidad de esta Iglesia.

En el segundo concilio ecuménico celebrado en Constantinopla el año 381, se instauró un nuevo patriarcado, el de Constantinopla, Esta decisión se debió a las presiones del emperador Teodosio y se basó únicamente en que Constantinopla era la capital del recién establecido Imperio Romano de Oriente, sede del emperador. Una vez que se marcharon los legados papales, el Emperador de oriente presionó para que se declarara que el segundo patriarcado más importante, después del Patriarcado de Roma, era el de Constantinopla, imposición que suscitó la indignación de los egipcios y de su patriarca.

A principios del siglo V, Nestorio, patriarca de Constantinopla, hizo pública una doctrina que consideraba que en Cristo se unían dos personas distintas, una divina y otra humana. El patriarca San Cirilo de Alejandría condenó esta doctrina y al no haber acuerdo entre los dos patriarcas, acudió al papa Celestino I, el cual convocó el concilio de Éfeso el año 431. Como resultado se depuso a Nestorio y se declaró su doctrina como herejía, la cual hasta hoy se conoce como nestorianismo. En Egipto muchos malinterpretaron la actuación de San Cirilo, viéndolo como el levantamiento de Alejandría en contra de la capital del Imperio, Constantinopla.

Otros sostuvieron una doctrina en sentido opuesto, según la cual la naturaleza de Cristo, Dios hecho hombre, es sólo una, divina; doctrina llamada Eutiquianismo, por divulgarla el monje griego Eutiques (m. 454); aunque es más conocida como monofisismo, por esta razón los coptos son llamados cristianos monofisitas. El monofisismo surgió como oposición al nestorianismo, considerado herejía y condenado en el año 451 por el Concilio de Calcedonia, que proclamó: Cristo tiene dos personas diferentes, una divina y otra humana. Dióscoro defendía la formulación de San Cirilo de Alejandría en el Concilio de Éfeso, «una naturaleza encarnada de la Palabra de Dios», y rehusó aceptar la fórmula «en dos naturalezas», aunque aceptaba «desde dos naturalezas».

Tras ser condenados en Calcedonia, el Patriarca de Alejandría, Dióscoro, fue desterrado por orden del Emperador Marciano, nombrándose un nuevo Patriarca, Proterio, que debería implementar las medidas de Calcedonia, estos hechos causaron la indignación de la mayoría de los cristianos egipcios. Las enseñanzas cristológicas del Concilio de Calcedonia fueron rechazadas por prácticamente la totalidad del pueblo egipcio, en parte, debido a la oposición de muchos obispos y laicos a la dominación de Bizancio mezclando así motivos políticos, estó desató una ola de persecuciones que no hicieron más que reafirmar la resistencia hacia los bizantinos. En el año 457 el pueblo destituye por la fuerza al patriarca Proterio y el clero egipcio proclama patriarca a Timoteo Eluro, cuyos primeros actos fueron rechazar el Concilio de Calcedonia y excomulgar al Papa León I y a los patriarcas de Antioquía y Constantinopla. De esta forma concluye el cisma que da origen a la Iglesia Copta.

Durante la edad media la Iglesia Católica, una vez separada de la Iglesia Ortodoxa, busca el diálogo con la Iglesia Copta con vistas a una unificación, pero sin resultados. Ya en el renacimiento cambia su política a la de las conversiones individuales. A través de la conversión de un obispo copto se funda la Iglesia católica Copta, que conserva todos los ritos coptos pero reconoce la primacía del Papa católico en lugar del Papa copto. Las diferencias entre la Iglesia Copta y la Iglesia Católica tienden a superarse a partir de la declaración conjunta de Shenouda III y Pablo VI en 1973:

“Confesamos que nuestro Señor y Dios y Salvador y Rey de todos nosotros, Jesús Cristo, es Dios perfecto con respecto a su divinidad, hombre perfecto con respecto a su humanidad. En él su divinidad está unida con su humanidad en una verdadera unión perfecta, sin mezcla, sin mixtura, sin confusión, sin alteración, sin división, sin separación”

El canon de la iglesia Copta es más amplio que los de otros grupos cristianos. El canon copto del Antiguo Testamento contiene todos los textos de la Biblia de los Setenta aceptados por la Iglesia Católica, incluyendo también los libros aceptados por el canon más amplio de la Iglesia Ortodoxa (es decir incluye también el Salmo 151, la Oración de Manasés, el Libro III de Esdras y el Libro III de los Macabeos). A diferencia de la iglesia ortodoxa etíope, con la que está en comunión, la iglesia copta no incluye en la Biblia el Libro de Enoc y el Libro de los Jubileos.

0 comentarios: