martes, 1 de noviembre de 2016

CHARLY GARCÍA

Carlos Alberto García Moreno, conocido por su seudónimo Charly García, es un influyente y reconocido músico: cantante, intérprete, compositor y productor argentino de rock. Es considerado una de las figuras fundamentales de la música contemporánea argentina, tanto por su talento como por su personalidad. Fundó dos de las bandas más importantes del rock argentino, SUI GÉNERIS y SERÚ GIRÁN, una banda de culto como LA MÁQUINA DE HACER PÁJAROS, y tiene una amplia carrera como solista. Con 41 discos grabados, más otros participando como músico invitado de diferentes artistas y en diferentes épocas, García es considerado uno de los íconos del rock en español. Ha ganado varios premios a lo largo de su trayectoria como el Grammy a la Excelencia Musical en Las Vegas, otorgado por la Academia Latina de la Grabación, que entrega los Premios Grammy Latinos; el Premio a la Trayectoria en la entrega de los Premios Clarín Espectáculos 2009 y el Premio Konex en varias oportunidades, incluyendo el de platino en 1985 como «mejor instrumentista» / «conjunto de rock» de la historia en la Argentina. En 2010 fue declarado ciudadano ilustre de la ciudad de Buenos Aires por la Legislatura Porteña y en 2013 recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de General San Martín.

Charly García, es el primogénito de una familia porteña de buena posición, del barrio de Caballito. En el año 1956 (a los cinco años de edad) lo inscribieron en el Conservatorio Thibaud Piazzini de Buenos Aires, donde inició sus estudios de música con la profesora Julieta Sandoval, una docente estricta y rigurosa que le enseñó a tocar música clásica (obras de Bach, Mozart o Chopin). A finales de los años cincuenta, los padres de Charly emprendieron un viaje a Europa. Los niños quedaron bajo la tutela de las niñeras y la abuela. García se aferró cada vez más a su piano de juguete, intentando olvidar la ausencia de sus padres. Sufrió una crisis nerviosa, trastorno que le provocó vitiligo. Los signos de la enfermedad se notaron desde su juventud, era evidente la falta de pigmentación en la mitad del bigote. Esto originó su sobrenombre de Bigote Bicolor. Charly García asistió al Instituto Social Militar "Dr. Dámaso Centeno", un colegio del barrio Caballito. Desde los primeros años solía escapar de las clases, para ir a tocar el piano al salón de actos. Allí formó su banda TO WALK SPANISH junto a Juan Carlos Bellia, en la que hacían versiones de Jimi Hendrix, The Byrds, Rolling Stones, etc. Luego, en la secundaria, conoció a Nito Mestre que también tenía una banda junto a Carlos Piégari llamada THE CENTURY INDIGNATION (‘la indignación del siglo’). Allí se únen Nito Mestre y Charly García y forman SUI GÉNERIS.

Cuando estaban por empezar sus presentaciones, a García le llegó la llamada del servicio militar obligatorio. Al segundo mes, insultó a un oficial; como castigo decidieron enviarlo al frío sur argentino, pero gracias a las influencias de su madre, terminó en Campo de Mayo. Tiempo después, García debió ser internado en el Hospital Militar por un soplo en el corazón provocado por un tubo de anfetaminas de su madre. En esa larga noche en que García pensaba que iba a morir, compuso CANCIÓN PARA MI MUERTE, el primer éxito de SUI GÉNERISCONFESIONES DE INVIERNO, fue el segundo trabajo de la banda en medio de una situación política en el país que se tomaba cada vez más difícil. La Triple A combatía con violencia cualquier cosa que no le gustara. No era un buen momento para atacar a las instituciones. Y justo eso era lo que se le había ocurrido hacer a García. Pequeñas anécdotas sobre las instituciones reunía un par de temas que no iban a superar la censura: las canciones «BOTAS LOCAS» y «JUAN REPRESIÓN» debieron ser suplantadas por otras, y otros temas debieron modificar sus letras antes de entrar el estudio de grabación. El disco fue muy elogiado aunque no vendió como se esperaba. Esto deprimió mucho a García, y decidió separarse del grupo. Al enterarse, los productores pusieron el grito en el cielo. Para calmar los ánimos, García les propuso hacer un recital de despedida. Y nada menos que en el Luna Park. Nadie creía en la disolución del grupo. ADIÓS SUI GÉNERIS fue un espectáculo que reunió a más de veinticinco mil personas y plantó un precedente histórico en el rock nacional.

En 1974, los líderes del rock acústico se reúnen para salir de gira. Sin un proyecto formal más que «compartir buenos momentos, divertirnos tocando y cantando», CHARLY GARCÍA, RAÚL PORCHETTO, NITO MESTRE, LEÓN GIECO Y MARÍA ROSA YORIO forman PORSUIGIECO y su BANDA DE AVESTRUCES DOMADAS que, recién en 1976 y tras varias postergaciones y problemas, grabaron un disco con el nombre del grupo (PORSUIGIECO). El disco padeció de la presión de la censura ejercida por el gobierno democrático de Isabel Perón, y debió ser editado sin el tema «EL FANTASMA DE CANTERVILLE» (aunque muchas copias lo incluían pero no estaba anunciado en el sobre interno). Años más tarde, en 2002, una reedición del disco en formato CD, pondría las cosas en su lugar. SUI GÉNERIS estaba agotado. Charly comenzó a incursionar por otros caminos de la música. Después de grabar el álbum PORSUIGIECO, el siguiente proyecto de García fue LA MÁQUINA DE HACER PÁJAROS (nombre que tomó de una historieta del dibujante Crist), con Carlos Cutaia (teclados), Gustavo Bazterrica (guitarra y coros), José Luis Fernández (bajo y coros) y Oscar Moro (batería y percusión). La Máquina fue el intento más complejo y profundo de rock sinfónico en la Argentina, y en él, García introdujo la novedad de dos tecladistas simultáneos. Debutaron en Cosquín, donde estrenaron algunos temas que luego compondrían el disco que llevó el mismo nombre de la banda. El Golpe Militar asustó a todos, Charly García sentía miedo y salía a la calle lo menos posible, creía que en cualquier momento su nombre integraría las listas negras.

LA GRASA DE LAS CAPITALES cayó muy bien por parte del público que le dio al álbum una recepción entusiasta. Las presentaciones de la banda fueron resultando cada vez mejores, y finalmente se llevaron a cabo en lugares más grandes. Las expectativas eran altas en 1980 para el nuevo disco de larga duración de Serú, que se llamaría BICICLETA, un nombre que Charly había favorecido para la banda (pero fue criticado por los demás miembros). La banda sonaba más madura en este disco. «CANCIÓN DE ALICIA EN EL PAÍS» estableció una analogía extraña entre la historia de Lewis Carroll y el gobierno militar argentino. En enero de 1981 Aznar fue convocado por el guitarrista estadounidense Pat Metheny para incorporarse a su banda. Acordaron encontrarse en Estados Unidos, ya que Pedro viajaría al año siguiente para estudiar en el Berklee College of Music. Este hecho marcaría el final de la banda. Hacia 1982 organizaron un recital de despedida: NO LLORES POR MÍ, ARGENTINA. Ese mismo año, la Argentina estaba en proceso de cambio político. Después de la Guerra de las Malvinas en junio, estalló el caos social y el gobierno militar perdió parte de su poder. Ese año García debutó como solista, hizo la banda sonora de Pubis angelical, película de Raúl de la Torre, adaptada de la novela de Manuel Puig, también guionista.

El material salió ese año editado en un álbum doble junto a YENDO DE LA CAMA AL LIVING. Ayudado por la difusión que se le daba en ese momento al rock nacional a través de los medios de comunicación (durante la Guerra de Malvinas estaba prohibido pasar música en inglés), el disco tuvo una gran recepción en el público. En él venían canciones antológicas, como por ejemplo «NO BOMBARDEEN BUENOS AIRES» (que mostraba el miedo vivido en la ciudad durante la guerra de Malvinas, y criticó duramente al ejército, sobre todo al presidente Leopoldo Galtieri) «INCONSCIENTE COLECTIVO» (un mensaje de esperanza y libertad para el pueblo argentino afectado), «YO NO QUIERO VOLVERME TAN LOCO» (canción sobre el espíritu adolescente de la libertad y rebeldía) o «YENDO DE LA CAMA AL LIVING» (la experiencia de estar atrapado en un espacio confinado como un símbolo de la represión de las ideas).

Este material fue presentado en un imponente recital (ante 25.000 personas) en el estadio de Ferrocarril Oeste, el 26 de diciembre de 1982. En 1983, apareció CLICS MODERNOS, grabado y mezclado en Nueva York. Este nuevo trabajo presenta un giro en la música de García, con la introducción de ritmos bailables, canciones más cortas y por momentos más irreverentes, acordes a los aires de renovación que empezaron a llegar con la apertura democrática. Canciones como «LOS DINOSAURIOS», «NOS SIGUEN PEGANDO ABAJO (PECADO MORTAL)» y «NO ME DEJAN SALIR» se convirtieron en éxitos en la carrera de Charly. Este disco no fue bien entendido por el público, pues incluía (por primera vez en Argentina) temas «bailables», es decir: el ritmo tomaba otra dimensión, recortando las letras, hasta entonces concepto primordial del rock nacional. El 10 de diciembre, el curso de la historia argentina dio un giro cuando el gobierno pudo ser elegido democráticamente por el pueblo. En 1984, Charly García realizó muchos espectáculos bien recibidos, y grabó otro álbum durante los últimos meses. La trilogía esencial de García se completa con PIANO BAR, un álbum roquero que tiene en «DEMOLIENDO HOTELES» y en «CERCA DE LA REVOLUCIÓN» sus máximos logros.

Tras el éxito de PIANO BAR, que era la consagración de García como solista, en 1985 fue un año para reducir la velocidad. Charly volvió a reunirse con Pedro Aznar en Nueva York y junto a él grabó Tango (1986). Su difusión fue muy escasa, pese a que dio la impresión de que el proyecto daba para más. En 1987 llegó PARTE DE LA RELIGIÓN, considerado por muchos como el mejor disco de García solista. Este material, junto a PIANO BAR, terminarían por confirmarlo como uno de los mejores compositores de rock argentino y un artista reconocido a nivel internacional. En 1996 editó SAY NO MORE, que fue lanzado al mercado desde su propio sello discográfico, también llamado SAY NO MORE. El álbum reúne temas del autor con obras instrumentales que habían sido escritas para la película Geisha, pero no fueron incluidas en la banda sonora por diferencias con el director. Este trabajo marcó un concepto nuevo para García, con el que atraería a un nuevo tipo de público pero terminaría de alejar a varios de sus seguidores más veteranos. Con los años se volvió un disco de culto, e incluso García lo considera su álbum preferido de los que ha grabado.

En 1997 graba junto a Mercedes Sosa un disco de canciones propias interpretadas por la Negra, titulado ALTA FIDELIDAD. Ambos se conocían desde su infancia, por lo que decidieron publicar un trabajo colaborativo en el que Mercedes iba a cantar sus canciones favoritas de García. En 1998 presentó el disco EL AGUANTE EN BUENOS AIRES. El álbum cuenta con «KILL MY MOTHER», canción dedicada a la madre de Charly, Carmen Moreno. Esta producción contó con muchas versiones traducidas al español por García, como «TIN SOLDIER» (de Small Faces), o «ROLL OVER BEETHOVEN» (de Chuck Berry). Una canción significativa que no se incluyó fue «A WHITER SHADE OF PALE», originalmente publicada por PROCOL HARUM, banda que Charly siempre había admirado.

En 2000, Charly y Nito Mestre deciden reunir SUI GÉNERIS. Para esta ocasión especial, ambos componen nuevas canciones para un nuevo disco, SINFONÍAS PARA ADOLESCENTES. Por supuesto, las cosas eran muy diferentes a los 25 años, pero los aficionados jóvenes y mayores estaban entusiasmados con la idea del retorno de SUI GÉNERISDespués de esta interrupción en su carrera como solista, en el 2002, Charly sacó a la venta INFLUENCIA, primer trabajo de Charly como artista del sello EMI y el último en que Charly puso su nombre, ya que después se identificaría con el logo de «SAY NO MORE». El mismo cuenta con 13 canciones, la mayor parte del propio García, contando dos versiones y una instrumental. Además toca casi todo los instrumentos, salvo colaboraciones de algunos de los integrantes de su banda y dos participaciones estelares, entre ellos el guitarrista Tony Sheridan. En el año 2003 presenta ROCK AND ROLL YO. El principal corte de difusión es «ASESÍNAME», acompañado por la actriz Celeste Cid en el video. El álbum fue dedicado a su ex-guitarrista y amiga, María Gabriela Epumer, quien había fallecido en junio de ese mismo año, producto de un paro cardiorrespiratorio. Las canciones no eran tan buenas como las de Influencia, la voz suena a menudo fuera de tono (como en «DILEANDO CON UN ALMA»)

En 2009 realizó un concierto sorpresa en Luján. Luego comenzó una nueva gira mundial empezando por Perú, Chile y la Argentina (estadio del Club Atlético Vélez Sarsfield, ante más de 40 000 personas que coreaban y saltaban durante todo el recital bajo la lluvia). Ese espectáculo, bajo una torrencial lluvia, fue registrado en alta definición con 18 cámaras y editado en DVD, con el título EL CONCIERTO SUBACUÁTICO. El 9 de julio de 2011 es uno de los grandes protagonistas del Recital de la Independencia realizado en San Miguel de Tucumán al celebrar los 194 años de la Declaración de la Independencia y dentro de las celebraciones del Bicentenario de la Argentina. Este recital, al cual asistieron 100 000 personas, homenajea a la Independencia Argentina y ―debido a que ella nació un 9 de julio en la ciudad de Tucumán― a Mercedes Sosa quien llegara a ser su gran amiga. Durante las presentaciones de JOAQUÍN SABINA en la Argentina en el estadio Luna Park, Charly García fue invitado junto a ANDRÉS CALAMARO y FITO PÁEZ, donde tocó junto a JOAQUÍN SABINA los temas «NO VOY EN TREN» y «ES MENTIRA».

La drogadicción de Charly García en la década de 1980 empezarían a pasarle la cuenta en 2008. Tras protagonizar un episodio dramático causando destrozos dentro del hotel mendocino en el que se hospedaba, el 9 de julio de ese año fue internado en el Policlínico de Cuyo, donde se le diagnosticó neumonía. Experimentó una gran mejoría en su estado, por lo que esperó una orden judicial que posibilitase su traslado a la quinta de Palito Ortega, en la localidad bonaerense de Luján. Fue trasladado a la quinta de manera discreta el 21 de octubre y festejó de muy buen humor su cumpleaños número 57 dos días después, con amigos y gente cercana. En 2015 Charly fue operado por una fisura de cadera y se le insertó un clavo, que fue retirado en otra intervención quirúrgica el 7 de marzo de 2016. Desde sus comienzos, Charly García fue siempre una figura polémica tanto en su país como a nivel internacional. Sus repentinos cambios de humor en medio de los recitales ―lo peor que puede pasar es que haya problemas con el sonido―, su drogadicción y sus polémicas frases sobre sí mismo y otros personajes de público conocimiento hacen de García una figura siempre visible y muy llamativa, despertando muchas simpatías y antipatías, porque en general su visión crítica de la realidad y su independencia de opinión no gusta a todos los sectores de la sociedad argentina.

0 comentarios: