martes, 1 de noviembre de 2016

SERVICIO DE TV ABIERTA NO DEBE MORIR


Sabemos que nada puede reemplazar el encuentro y comunicación personal con el otro, pero las necesidades del ser humano nos impulsan a crear nuevas formas de telecomunicación. Con el avance de las nuevas tecnologías, muchas veces nos olvidamos de las fuentes de la comunicación humana y, también, de lo más natural y sencillo de carácter mediático.

Es así que debemos tener en cuenta otras formas de telecomunicación que si bien, ante el avance tecnológico, parecen antiguas o caducas, no mueren, ya que en cuanto a las características que implican su identidad, son fundamentales y se complementan con los nuevos servicios. Así como la radiodifusión sonora tradicional no ha muerto con el avance de la creación de la televisión en su momento, sino que la misma se transforma y reinventa permanentemente, lo mismo sucede con el servicio de TV ABIERTA, de carácter directo y gratuito, especialmente de tipo local, con contenidos saludables y de sumo interés para la gente, que requiere algo mejor, siempre, pero sobre todo en esta sociedad actual.

Estos conceptos básicos deberán ser considerados por el Estado a través de sus organismos especializados en los servicios de radiodifusión sonora y televisiva, teniendo en cuenta lo que históricamente se sostuvo siempre en la legislación nacional e internacional respecto a este servicio para el público en general.

Buenos Aires, noviembre de 2016
Fuente:

0 comentarios: