miércoles, 8 de febrero de 2017

AGARÉS

Los grimorios y libros prohibidos de la Edad Media describen a AGARÉS, como un demonio maduro y afable; incluso sostienen que es una criatura entusiasta especialmente eficaz para dar coraje a los pusilánimes. Acólitos de severo corte académico afirman que este demonio es un políglota consumado que facilita a sus devotos el aprendizaje de lenguas extranjeras. Como su nombre lo indica, VIRTUS pertenece a la congregación que numerosos libros malditos denominan "COFRADÍA INFERNAL DE LAS VIRTUDES". Esta orden o cofradía está compuesta por demonios puritanos que desaprueban los excesos y transgresiones del infierno. En sus filas aparecen diablos abstemios y enemigos del consumo desproporcionado de sustancias nocivas para la salud. Algunos, para gran alarma y descontento del infierno, incluso pregonan los beneficios de la castidad.

AGARÉS es un demonio mencionado en diferentes grimorios y textos de ocultismo. En el ARS GOETIA y el PSEUDOMONARCHIA DAEMONUM, se dice que AGARÉS, es el primer duque que está bajo el poder del este, hace que los que corren se detengan y que los prófugos regresen, enseña todas las lenguas de inmediato, destruye noblezas espirituales o materiales y provoca temblores de tierra. Pertenecía al CORO DE LAS VIRTUDES y tiene bajo su mando treinta y un legiones de espíritus, además de que se debe usar su sello como pantáculo cuando sea llamado. AGARÉS es más a menudo representado como un anciano decrépito montando un cocodrilo con un halcón en su brazo. Por extraño que parezca, los que lo han convocado, manifiestan que cuando este se presenta, no es un hombre viejo, sino una hermosa joven. De hecho, se dice que en su versión femenina, la DUQUESA AGARÉS es muy sensual, pero con una mirada angelical – una rubia de piel blanca con alas blancas de ángel y de voz suave y muy amable. En cuanto a su papel como maestro de los mortales, AGARÉS es una vez más no todo lo que parece. En su versión femenina, la DUQUESA AGARÉS disfruta de enseñar “anti-modales”, que cubren casi todos los comportamientos “groseros” que se pueden imaginar, pero el lenguaje en especial.

0 comentarios: