martes, 7 de marzo de 2017

EL ESCANDALO Y LA PERPLEJIDAD DE BERTONE

Después de siete años de haberlo condenado al silencio, el Vaticano levantó finalmente la sanción que pesaba sobre el biblista y doctor en Teología argentino ARIEL ÁLVAREZ VALDÉS. Mediante una carta, escrita de puño y letra por el papa Francisco, le fue comunicado al teólogo santiagueño que Roma ya no mantiene proceso alguno contra él. Como ustedes recordarán, en 1997 el CARDENAL TARSICIO BERTONE, entonces Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, le abrió una causa al DR. ARIEL ÁLVAREZ VALDÉS, debido a sus enseñanzas y escritos. Si bien BERTONE reconocía expresamente que los libros del biblista no contenían ningún error, decía que provocaban PERPLEJIDAD Y ESCÁNDALO ENTRE LOS FIELES. El tema que, según BERTONE, resultaba MÁS URTICANTE DE SUS ENSEÑANZAS, TAL COMO CONSTA EN SUS CARTAS, ERA LA HISTORICIDAD DE ADÁN Y EVA (que BERTONE PRETENDÍA OBLIGAR A ÁLVAREZ VALDÉS A RECONOCER).

Ahora si el CARDENAL TARCISIO BERTONE se rasgaba las vestiduras por las escandalosas enseñanzas del DR. ARIEL ÁLVAREZ VALDÉS, me dedique unos minutos a ver que era de BERTONE y encontré esto en el vasto océano virtual de la internet: lo que vamos a compartir ahora es público, usted saque sus propias conclusiones:

“…La justicia vaticana investiga al el ex Secretario de Estado, CARDENAL TARSICIO BERTONE, acusado de ser cómplice de un gasto de 422 MIL EUROS pagados por la fundación del hospital pediátrico del Niño Jesús, de Roma, propiedad del Vaticano, no para atender a los niños enfermos sino los gastos de restructuración de su ático de 700 metros cuadrados. BERTONE se defiende contraatacando, lo que potencia el escándalo de una Caja de Pandora de magníficos privilegios que vuelven a poner en primer plano las oscuras luchas de facciones y la corrupción en la Curia Vaticana”

…son todas calumnias contra mi y no voy a retroceder ni un milimetro. Hace cuarenta años que presto servicios en el Vaticano y si me fuera se la daría ganada a los que me atacan”, afirmó, según BERTONI, la gobernación del Vaticano, propietaria de su apartamento en el palacio San Carlos, a cien metros del hotel de Santa Marta, donde se aloja el Papa, le reclamó el pago de facturas que le habían llegado por 300 MIL EUROS. “Yo pagué todo”, afirma el cardenal”

“…la remodelación del departamento ubicado en el tercer piso del Palacio San Carlos en el Vaticano, en donde vive el CARDENAL TARCISIO BERTONE, podría haber sido pagada dos veces. El primer pago habría sido de la FUNDACIÓN DEL HOSPITAL BAMBIN GESÙ, entonces guiado por el dirigente GIUSEPPE PROFITI, hombre de confianza del ex Secretario de Estado, mediante 7 facturas de alrededor de 400 MIL EUROS a la empresa CASTELLI RE de GIANANTONIO BANDERA. Y una segunda vez habría pagado el cardenal, de su dinero, 300 MIL EUROS al Gobernatorado vaticano”

“…si BERTONE dice la verdad, los números dicen que los gastos se pagaron dos veces, al menos en gran parte. O sea que hay que añadir a la corrupción un fraude, una estafa. Porque BERTONE, cuando comenzó el escándalo, decidió hacer una donación “espontánea” de 150 MIL EUROS a la fundación del hospital pediátrico.

“…la empresa CASTELLI RE presentó a la FUNDACIÓN DEL BAMBIN GESÙ un proyecto por 600 MIL EUROS, con un descuento del 50%, y se comprometió también a devolver lo cobrado por las obras mediante una donación al hospital pediátrico, para que la Fundación no tuviera que pagar nada. La Fundación pagó, pero al mismo tiempo el Gobernatorado presentó al CARDENAL BERTONE las facturas por las obras que llevó a cabo la misma empresa. La CASTELLI RE de Bandera estaba haciendo dos obras en el mismo edificio: la primera se ocupaba de las zonas comunes, como la reestructuración de los sótanos y del techo; la segunda se ocupaba de la remodelación de la futura vivienda del cardenal. Es difícil pensar que el Gobernatorado le pidiera a BERTONE que pagara por la remodelación de los espacios comunes. Los 300 MIL EUROS que BERTONE pagó, pues, fueron para su departamento, que ocupa con tres monjas y a donde llevó su archivo. Entonces, ¿por qué la empresa recibió otros 400 MIL EUROS? Al declarar la banca rota, la CASTELLI RE acabó en la mira de los tribunales y fue de esta manera que salió a la luz toda la historia”

“…aquí no hay lujos”, asegura el purpurado, pero entre las facturas figuran costosas maderas de roble destinadas a decorar las paredes y abundantes piezas de mármol de Carrara para hacer los pisos. También 20 MIL EUROS para pagar un aparato de alta fidelidad, equipos de aire acondicionado y toda la parafernalia de jardinería para convertir a la terraza en un pequeño paraíso atendido por las tres monjas domésticas que viven con el cardenal”

“…el cardenal deja entrever su enfado con los medios que “de forma malévola” publicaron hace unos días que se estaba construyendo un apartamento de casi 700 metros cuadrados en la última planta del palacio de San Carlos, un edificio del Vaticano situado justo al lado de la residencia de Santa Marta, donde el papa Francisco ocupa una habitación doble que no supera los 70 metros cuadrados”

“…el cardenal admite, no obstante, que el apartamento es “espacioso, como son normalmente las residencias en los antiguos edificios del Vaticano”, pero que la reestructuración correrá de su cargo y que, después de él, “lo usará otro”

“…el CARDENAL TARCISIO BERTONE, explica que los 300.000 EUROS pagados de su bolsillo para las obras de reforma del apartamento, situado cerca de la Casa Santa Marta, son, en la práctica un donativo, pues la propiedad continua siendo del Vaticano”

“…afirma que ese coste tan elevado para remodelar el generoso apartamento de 296 metros cuadrados se debe a que han tenido que acondicionar espacios para la extensa biblioteca, los enormes archivos, y las habitaciones para las tres religiosas que se ocupan de la administración, además de un despacho para la secretaria que el Santo Padre (afirma BERTONE) me ha proporcionado para escribir las memorias de tres Papas: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco

“…si el voto de pobreza no impide al CARDENAL BERTONE vivir en un ático que tiene, según él mismo ha reconocido, 296 metros cuadrados, con tres monjas a su servicio. El ático, por cierto, dispone de una terraza gigantesca, con vistas, y forma parte de un palacio situado en la milla de oro del Vaticano. Un hogar como Dios manda, en fin. Cierre usted los ojos e imagine un apartamento de soltero impresionante”

“Un apartamento de soltero en el que le estiran las sábanas, le doblan el pijama y le retiran la ropa sucia que abandona en cualquier sitio al meterse en la ducha. Un piso en el que lo único que ha de hacer a la hora del almuerzo es darse un paseo hasta el comedor, donde ya le espera la sopa humeante, la ensalada César o los espaguetis con berberechos. Decimos un paseo, aunque en realidad es una caminata que viene muy bien para abrir el apetito y preparar los jugos gástricos a fin de recibir como se merecen las viandas y el vino coherentes con ese tren de vida”

“…cierre usted los ojos e imagine que no tiene que preocuparse de la limpieza de los cuartos de baños (¿cuántos habrá en el ático?), ni de sacar la basura, ni de hacer la lista de la compra, ni de ir deprisa y corriendo el viernes por la tarde al supermercado y cargar con las bolsas cuyo peso, a cierta edad, produce tendinitis”

Hasta ahora no sabemos cómo termino esto, pero me gustaría terminar con lo que escribiera el Papa Emérito Benedicto XVI en la encíclica, DEUS CARITAS EST: "Sin justicia, ¿qué son los reinos, sino una banda de ladrones?"

0 comentarios: