miércoles, 28 de junio de 2017

¿QUE SON LOS PATRIARCADOS?

El patriarcado es un grupo de diócesis que hacen referencia a un obispo que tiene el título de patriarca. Se definen como patriarcal tanto a las diócesis como a las iglesias que son sede del patriarcado y del patriarca. En la actualidad, la Iglesia Católica tiene dos clases de patriarcas: reales y nominales. Entre los primeros se reconocen algunas sedes orientales, alrededor de las cuales se organiza un determinado rito, y entre los segundos hay tres patriarcados latinos. En la Iglesia de rito latino se extendió la costumbre de llamar patriarcado a las sedes cuya fundación se debiera a uno de los apóstoles o evangelistas. En Italia se le trata de Patriarca al arzobispo de Venecia (sede fundada por San Marcos) y en Portugal al arzobispo de Lisboa (dignidad otorgada en el siglo XVIII); ambos títulos son meramente nominales y sin ningún poder jurisdiccional en sus respectivas naciones. Además, el arzobispo de la sede de Jerusalén también recibe la dignidad de Patriarca. Los Patriarcas orientales son elegidos por los obispos de sus respectivos ritos, con la aprobación del Papa, quien les entrega el palio simbólico de su dignidad. Es de destacar que el papa Benedicto XVI no adoptó el título de «Patriarca de Occidente», como prueba de la voluntad de acercamiento a la Iglesia ortodoxa. Sobre ellos, en el decreto ORIENTALIUM ECCLESIARUM de 1964, se dice:

“Con el nombre de Patriarca oriental se designa el Obispo a quien compete la jurisdicción sobre todos los Obispos, sin exceptuar los Metropolitanos, sobre el clero y el pueblo del propio territorio o rito, de acuerdo con las normas del derecho y sin perjuicio del primado del Romano Pontífice. Dondequiera que se constituya un Jerarca de rito determinado, fuera de los límites del territorio patriarcal, permanece agregado a la Jerarquía del Patriarcado del mismo rito, según las normas del derecho. Aunque cronológicamente unos sean posteriores a otros, los Patriarcas de las Iglesias orientales son todos iguales en la dignidad patriarcal, aunque se guarde entre ellos la precedencia de honor legítimamente establecida. Según la antiquísima tradición de la Iglesia, los Patriarcas de las Iglesias orientales han de ser honrados de una manera especial, puesto que cada uno preside su patriarcado como padre y cabeza del mismo. Por eso, este santo Sínodo establece que sus derechos y privilegios sean restaurados según las tradiciones antiguas de cada Iglesia y los decretos de los concilios ecuménicos. Estos derechos y privilegios son los mismos que había en el tiempo de la unión entre Oriente y Occidente, aunque haya que adaptarlos de alguna manera a las condiciones actuales. Los Patriarcas con sus sínodos constituyen la última apelación para cualquier clase de asuntos de su patriarcado, sin excluir el derecho de erigir nuevas diócesis y de nombrar Obispos de su rito dentro de los límites de su territorio patriarcal, salvo el derecho inalienable del Romano Pontífice de intervenir en cada uno de los casos. Lo que se dice de los Patriarcas también vale, según las normas del derecho, para los Arzobispos mayores que presiden una Iglesia particular o rito. Siendo la institución patriarcal una forma tradicional del gobierno entre las Iglesias orientales, desea el Concilio santo y ecuménico que donde haga falta se erijan nuevos patriarcados, cuya constitución se reserva al Concilio ecuménico o al Romano Pontífice”

Las iglesias ortodoxas y orientales tienen un patriarca al frente de cada Iglesia autocéfala. Los patriarcados de la iglesia ortodoxa son:

Patriarcado de Constantinopla
Patriarcado de Alejandría
Patriarcado de Antioquía
Patriarcado de Jerusalén
Patriarcado de Moscú
Patriarcado de Georgia
Patriarcado de los Serbios
Patriarcado de Rumanía
Patriarcado de Bulgaria

Patriarcados ortodoxos que no están en comunión con Constantinopla

Patriarcado de Moscú de la antigua iglesia ortodoxa rusa
Patriarcado de Kiev de la Iglesia ortodoxa ucraniana
Patriarcado de Kiev de la Iglesia ortodoxa autocéfala ucraniana

En el ámbito de la iglesia católica occidental existen los siguientes patriarcados de rito romano:

Patriarcado de Venecia
Patriarcado de Lisboa
Patriarcado de las Indias Occidentales (sede vacante desde 1963)
Patriarcado de las Indias Orientales (posee la archidiócesis de Goa e Damão)
Patriarcado Latino de Jerusalén

En el ámbito de la iglesia católica oriental existen los siguientes patriarcados (de diversos ritos orientales):

Patriarcado Copto de Alejandría
Patriarcado Melquita de Antiochia (con sede en Damasco, Siria)
Patriarcado Maronita de Antioquia (con sede en Bkerké, en El Líbano)
Patriarcado Sirio de Antioquia (con sede en Beirut, en El Líbano)
Patriarcado Armenio de Cilicia (con sede en Beirut, en El Líbano)
Patriarcado Caldeo de Babilonia

También hubo un Patriarcado de Cartagena (siglo VII), Patriarcado de Grado (suprimido en 1451, cuando el título de patriarca se transfirió a la sede de Venecia), el Patriarcado de Aquilea (en 1751) y, más recientemente, los patriarcados Latino de Alejandría, Latino de Constantinopla y Latino de Antioquia, los tres en 1964 del papa Pablo VI por regiones legadas al ecumenismo. Durante un determinado período de tiempo (en la Edad Media) hubo el título de patriarca del arzobispado de Bourges. Desde 2006 el papa Benedicto XVI ha renunciado al título de Patriarca de Occidente, por la imprecisión que ha adquirido el concepto de Occidente y por su contraposición a los Patriarcas de Oriente, manteniendo Patriarcado de la Iglesia Latina.

0 comentarios: