miércoles, 19 de julio de 2017

LA REGLA DE LOS DOS TESTIGOS

Los TESTIGOS DE JEHOVÁ se han visto en medio de un escándalo en Australia luego que se negaran tajantemente a cambiar su criticada REGLA DE LOS DOS TESTIGOS en caso de violación, así sea pedofilia, la misma la fundamentan en las palabras de Jesús en Mateo 18-15,16:

"Además, si tu hermano comete un pecado, ve y pon al descubierto su falta entre tú y él a solas. Si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no escucha, toma contigo a uno o dos más, para que por boca de dos o tres testigos se establezca todo asunto"

La WATCHTOWER no aplica consistentemente este texto. Aunque Mateo dice que hay que enfrentarse a un pecador "a solas", la WATCHTOWER no espera que una persona que ha sido amenazada con violencia, violada, o abusada confronte a quien le hizo el daño a solas, así que ¿Por qué insisten que la REGLA DE LOS DOS TESTIGOS aplica al abuso de niños? Hasta el final de los años 1990, la política de la WATCHTOWER dictaba que se necesitaba que estuvieran dos testigos presentes al mismo tiempo en el encuentro sexual, para que se considerara que el abusador hubiera cometido una ofensa, bíblicamente hablando. En el caso de abuso de niños, casi nunca hay dos testigos. Esto significó que incluso cuando varios niños hicieron una acusación en contra de la misma persona, los ancianos no debían hacer nada. Sin los dos testigos, el único momento en el que podían tomar acción era cuando el acusado confesaba. Los ancianos estaban al tanto de abusadores en serie de niños, pero no se tomó ninguna acción dentro de este grupo religioso, ni se contactó a la policía. En una de sus publicaciones más populares, conocida como ATALAYA, en el ejemplar del 1 de noviembre de 1995, dio el siguiente consejo en cuanto a las acusaciones de abuso de niños:

"¿Qué pueden hacer los ancianos?
Si un publicador de la congregación que está sufriendo a consecuencia de "recuerdos reprimidos" de abuso sexual acude a los ancianos, normalmente se asignará a dos de ellos para que le ayuden. Estos deben animar bondadosamente al afligido a que de momento se concentre en sobreponerse a la angustia emocional. Los nombres de cualquier abusador que él "recuerde" deben mantenerse estrictamente confidencialesLa labor primordial de los ancianos es servir de pastores. (Isaías 32-1, 2; 1 Pedro 5-2, 3.) Deben seguir con especial cuidado el consejo de 'vestirse de los tiernos cariños de la compasión, la bondad, la humildad mental, la apacibilidad y la gran paciencia'. (Colosenses 3-12.) Han de escuchar con bondad y después sanar con palabras de las Escrituras. (Proverbios 12-18.) Algunos a los que han afligido "recuerdos" dolorosos han agradecido que los ancianos los visiten con regularidad y los llamen por teléfono para ver cómo siguen. Estas visitas y llamadas no tienen que tomar mucho tiempo, pero ponen de manifiesto que los TESTIGOS DE JEHOVÁ se preocupan por estas personas.

¿Cómo debe procederse si el afligido decide levantar una acusación? Los dos ancianos pueden aconsejarle que, en armonía con el principio de Mateo 18-15, hable personalmente del asunto con el acusado. Si el acusador no se siente capaz emocionalmente de hablar con él cara a cara, puede telefonearle o hasta enviarle una carta. De este modo, al acusado se le da la oportunidad de declarar solemnemente ante Jehová su respuesta a la acusación. Tal vez incluso pueda presentar prueba de que no cometió el abuso. O quizá confiese y se logre una reconciliación, lo cual supondría un feliz desenlace. Si sucede esto último, los dos ancianos deben tratar el asunto de acuerdo con los principios bíblicos. En caso de que se niegue la acusación, los ancianos deben explicar al acusador que no puede tomarse ninguna medida judicial. La congregación seguirá viendo al acusado como una persona inocente. La Biblia dice que debe haber dos o tres testigos antes de que pueda tomarse acción judicial. (2 Corintios 13-1; 1 Timoteo 5-19.) Aun si más de una persona "recordara" haber sufrido abusos del mismo individuo, la naturaleza de estos "recuerdos" es demasiado incierta como para fundamentar en ellos decisiones judiciales sin más prueba. Esto no significa que tales "recuerdos" se consideren falsos (tampoco que se consideren ciertos). Pero deben seguirse los principios bíblicos a la hora de tomar una decisión judicial sobre un asunto.

No obstante, supongamos que el acusado sí es culpable aunque niega su mal. ¿Significa que se libra del castigo? Desde luego que no. La cuestión de su culpabilidad o inocencia puede dejarse sin temor en las manos de Jehová. "Los pecados de algunos hombres son públicamente manifiestos, y conducen directamente al juicio, más en cuanto a otros hombres, sus pecados también se hacen manifiestos más tarde" (1 Timoteo 5-24; Romanos 12-19; 14-12.) El libro de Proverbios dice: "La expectación de los justos es un regocijo, pero la esperanza misma de los inicuos perecerá". "Cuando muere un hombre inicuo, perece su esperanza" (Proverbios 10-28; 11-7.) En última instancia, es Jehová y Jesucristo quienes dictan sentencias eternas con justicia. (1 Corintios 4-5.)" La WATCHTOWER intenta ponerle la responsabilidad de su política a DIOS y a la BIBLIA. La insistencia legalística de esta organización religiosa en seguir la regla de los DOS TESTIGOS para los casos de abusos de niños es una mala aplicación de la guía Bíblica. Los niños pequeños que terminan siendo víctimas a menudo no pueden hacer la acusación ellos mismos y necesitan extra protección. El insistir en una política estricta de DOS TESTIGOS en una situación que tiene que ver con niños indefensos es una política irrealista y farisaica. Jesús denunció una adherencia fanática a la ley si se sacrificaban los principios más altos del amor y la misericordia. El aplicar la REGLA DE LOS DOS TESTIGOS a acusaciones de pedofilia es un caso de la adherencia fanática a la ley que Jesús denunció.

La REGLA DE LOS DOS TESTIGOS es una guía bíblica que no se espera que se siga en toda situación. Por ejemplo, en el Antiguo Testamento, el libro del Deuteronomio 22, 25-27, explica que cuando una muchacha fuera violada en un campo sin que nadie pudiera oírla o protegerla, no se necesitaban otros testigos para condenar al violador. Incluso más crítico en lo que tiene que ver con las acciones legales que se han hecho en contra de la SOCIEDAD WATCHTOWER, ha sido la REGLA DE LOS TRES AÑOS. Esto permitió que pederastas continuaran sirviendo como ancianos, con tal que las ofensas conocidas hubieran sido cometidas al menos tres años antes de la confesión. Algo fundamental que también contribuye al problema es la actitud de los TESTIGOS DE JEHOVÁ hacia la sabiduría del mundo. “Así que Dios no tiene nada en común con este mundo”. (Juan 18-36; 1 Juan 2, 15-17.) Por eso la Biblia habla de dos clases de sabiduría: "la sabiduría de Dios" y "la sabiduría del mundo" Textos publicados en la revista ATALAYA del 15 de septiembre de 1992.

0 comentarios: