miércoles, 6 de septiembre de 2017

FALUN GONG

El movimiento FALUN GONG es un movimiento que incluye una mezcla de creencias budistas y taoístas para el crecimiento espiritual. Su número de seguidores es tan grande que habría superado el de miembros del Partido Comunista de China. Pero el gobierno chino lo ve como una organización que va en su contra y cuyas prácticas ponen en peligro la integridad mental y física de las personas. Según la literatura del grupo, Falun Gong o Falun Dafa -Ley de la Rueda- se originó en los tiempos prehistóricos, pero sólo llegó a la luz pública en 1992, cuando Li Hongzhi, un hombre de unos cuarenta y tantos años al que se refiere como “el maestro”, creó un centro de estudios en Beijing. Falun Gong incluye una mezcla de creencias budistas y taoístas, los seguidores tienen una devoción religiosa al Maestro Li. En China, cientos de personas se reúnen en las plazas y parques en todo el país para su práctica. La manifestación más pública de Falun Gong es la práctica de una serie de ejercicios relacionados con el antiguo arte chino de qigong – una especie de respiración meditación.

A finales de 1990, la relación del Partido Comunista con el movimiento Falun Gong se volvió cada vez más tensa. Los informes sobre la discriminación y la vigilancia por parte de la Oficina de Seguridad Pública fueron en aumento, y los practicantes realizaron sistemáticamente sentadas en manifestaciones que respondían a artículos de prensa elaborados por el gobierno cuyo contenido consideraban injusto. Los seguidores de Falun Gong dicen que son un grupo tranquilo y respetuoso con la ley, que siguen una filosofía y un régimen de ejercicios que conducen a la iluminación espiritual y a la mejora de la salud. Las autoridades de China ven a Falun Gong como algo mucho más siniestro. Actuando bajo órdenes del gobierno, la policía comenzó a acosar a los practicantes, que les impedía practicar juntos, y amenazaban con detenerlos. Mientras tanto, algunos periódicos comenzaron a imprimir artículos con contenidos negativos acerca de esta práctica.

Los partidarios de Falun Gong acusan al Gobierno chino de ser responsables de torturas y muertes. Desde el año 2000, el Informador Especial de las Naciones Unidas identificó 314 casos de tortura en China, que representan más de 1.160 personas, por parte del Gobierno. Falun Gong representa el 66% de todos los casos de tortura denunciados. Las estimaciones sobre el número de practicantes de asesinados durante la persecución son muy variables. En 2009, el New York Times informó que, de acuerdo con grupos de derechos humanos, la represión se había cobrado “al menos 2.000” vidas. Amnistía Internacional informó de que se creía que al menos 100 practicantes de Falun Gong habían sido asesinados en el año 2008, ya sea en prisión o poco después de su liberación. Fuentes de Falun Gong han reportado aproximadamente 3.400 muertes.

En marzo de 2006, la revista afiliada a FALUN GONG EPOCH TIMES publicó una serie de artículos que alegaban que en China se está llevando a cabo una generalizada y sistemática práctica de extracción de órganos a personas vivas practicantes de Falun Gong. El sitio web afirma que los practicantes son detenidos en campos de trabajo, sótanos de hospitales o prisiones y se les realiza pruebas de sangre y orina, y su información es almacenada en bases de datos informáticas, para ver posibles compatibilidades con los receptores de órganos. En el plazo de un mes, investigadores terceros, incluidos los representantes del Departamento de Estado de EE.UU., dijeron que no había pruebas suficientes para apoyar la acusación. En julio de 2006, se publicó el “Informe sobre los alegatos de sustracción de órganos de practicantes de Falun Gong en China”, que concluyó que un gran número de practicantes de este movimiento han sido víctimas de la sistemática sustracción de órganos a lo largo en toda China, aun estando vivos.

Los alegatos del gobierno chino son que Falun Gong “propaga la superstición feudal”, que el Maestro Li había cambiado su fecha de nacimiento, y que la práctica del cultivo espiritual es explotado para hacer política sediciosa, alegan por parte del gobierno que Falun Gong participa en el control mental y la manipulación a través de “mentiras y falacias” causando la “muerte innecesaria de un gran número de practicantes”. Los medios estatales se apoderaron de los escritos del Maestro Li en los que expresa que las enfermedades son causadas por el karma, y que Li ha declarado en varias ocasiones que el signo de un verdadero practicante es rechazar medicamentos o atención médica. Li fue retratado como un charlatán que ha supuestamente “hecho enormes cantidades de dinero con sus libros y vídeos”

La AGENCIA OFICIAL DEL PARTIDO COMUNISTA, declaró que Falun Gong se “opone al Partido Comunista de China y al gobierno central, y predica el idealismo, el teísmo y la superstición feudal”. Otros artículos que aparecen en los medios de comunicación estatales en los primeros días y semanas de la prohibición postulaban que Falun Gong debían ser derrotados porque su “teísta” filosofía estaba en contradicción con el paradigma marxista-leninista y con los valores seculares del materialismo. Cuando se pregunta en China acerca de Falun Gong la reacción suele ser contenida. A la gente no suele gustarle hablar de este tema debido a que la mayoría sólo dispone de la información oficial procedente del gobierno chino, que incluye toda clase de comentarios negativos acerca de la organización en un claro intento de sembrar el miedo. Cuando se visita Hong Kong es habitual encontrar carteles en las calles en defensa de la organización, así como también algunos en contra (promovidos principalmente por los partidarios del Partido Comunista Chino).

A día de hoy existen abundantes argumentos a favor de Falun Gong, no considerándola como secta, y fuera de China mayormente no se la identifica como tal. Fuera de Hong Kong, Macao y Taiwán donde la influencia del Partido Comunista es menor, es precisamente dónde se realiza un ataque severo a la organización afirmando que se trata de una secta y que por ello su existencia debe ser prohibida.

0 comentarios: