martes, 20 de julio de 2021

LA KAABA

Para el mundo occidental, siempre será un misterio observar con ojos propios qué hay dentro de LA MECA. Esta ciudad de Arabia Saudita, prohibida para los no creyentes, es el centro religioso más importante para los musulmanes. A esta ciudad se realizan muchísimas peregrinaciones al año, siendo la más importante la llamada “HAJJ”, una peregrinación que obligatoriamente debe hacer todo fiel de esta religión al menos una vez en su vida, mientras tenga los recursos para hacerlo. Dentro de la ciudad, se encuentra LA MECA o KAABA, que representa el lugar sagrado o “CASA DE DIOS”. La tradición islámica dice que esta edificación fue levantada por Abraham e Ismael, en el mismo lugar donde Adán construyó el primer santuario por petición de Alá. Antes de los tiempos de MAHOMA, LA KAABA servía como centro de culto para los árabes politeístas preislámicos y se considera que contuvo 360 ídolos. En el año 630, MAHOMA retornó a LA MECA, la tomó con 10 000 guerreros y retiró del templo los ídolos tras honrar la "Piedra Negra".

La historia relata lo siguiente:

“Adán (Adam) construyó un primer santuario con zafiros y rubíes, pero fue elevado al cielo para evitar las aguas del diluvio. Más tarde, Dios ordenó a Abraham (Ibrahim) que construyera en piedra una nueva Kaaba en el mismo lugar y que convocase a toda la humanidad para visitarla y ubicar así en un mismo espacio el corazón del hombre. Por eso los peregrinos que llegan deben decir: “heme aquí, oh Señor”.
Después de los tiempos de Abraham (Ibrahim), los hombres se olvidaron (mayoritariamente) de su significado y practicaron allí la idolatría, desviándose así del camino indicado por Dios, hasta que llegó el Islam predicado por su profeta Mahoma y el lugar volvió a ser la santa casa de Dios”.

Para los musulmanes, toda la tierra es una mezquita, pero LA KAABA es el lugar de referencia simbólico (sagrado) hacia donde dirigir su "NIA" intención en el momento de realizar las CINCO SALATS (oraciones rituales). LA KAABA se encuentra en el centro de un gran patio dentro de una mezquita construida en el siglo VII, llamada MASJID AL-HARAM. El patio está rodeado de claustros y pórticos. Allí se pueden concentrar hasta 35.000 personas. El edificio cuenta además con siete minaretes y veinticuatro puertas. En la esquina sur se halla la Piedra Negra, esta, según la tradición, es un aerolito que el Ángel Gabriel (Yibril) entregó a Abraham (Ibrahim). Se dice que «descendió a la tierra más blanco que la leche, pero los pecados de los hijos de Adán lo volvieron negro». Abraham y su hijo Ismael (Ismail) la colocaron en la esquina oriental cuando terminaron de construir la nueva KAABA. Los peregrinos que accedan a ella deberán besarla con unción, pero nunca con adoración. Mahoma la besó y dijo: «No me olvido que eres una piedra y no puedes hacerme ni bien ni mal». La Piedra Negra, está rodeada por un anillo de plata.

Como lo define la etimología de su nombre popular, KAABA, es un cubo irregular de 10,67 m de frente, 12,19 m de lado y 15,24 m de altura. El exterior está construido con sillares de granito sin decoración y sin ventanas. Tiene una sola puerta. Se cubre con un manto negro de seda que tiene una franja de textos del CORÁN escritos en oro. Es lo que se llama KISWA; está suspendido en el techo y sujeto con cordones a unos anillos de bronce que se encuentran en la base. Tiene además un canalón de oro macizo, que fue un regalo de un sultán de Turquía, construido concretamente por orden del SULTÁN AHMED I y de cuya elaboración se hizo cargo el padre de EYLIYA ÇELEBI, el DERVICHE MEHMET ZILLI EFENDI.

Añadido en 1627, después de que una inundación produjera el año anterior grandes daños en LA KAABA, tantos que hubo de ser prácticamente reconstruida. Cada año se lava y se renueva el manto. El interior es oscuro. El techo se sujeta sobre tres columnas de madera. Las paredes están revestidas de placas de mármol, igual que el suelo. En tiempo reciente le fue añadida una puerta de oro. En época preislámica, el interior guardaba imágenes de las divinidades de diferentes tribus árabes. La primera parada de los peregrinos es el patio de la mezquita. Allí deben hacer siete circunvalaciones o caminatas alrededor de LA KAABA. Realizan siete caminatas, así como los ángeles dan siete vueltas alrededor de Alá según las creencias musulmanas. El inicio y fin de las caminatas lo determina una banda de mármol ubicada en el extremo sureste de LA KAABA, al final de la cual se ubica la Piedra Negra, esta estalló en una oportunidad debido al calor intenso, provocado por un incendio. Posteriormente fue robada, pero también restituida veinte años después. Los trozos sobrevivientes al tiempo están incrustados en la esquina sureste de LA KAABA, enmarcados en plata.

Al terminar las circunvalaciones, los fieles deben iniciar un ciclo de oraciones frente al monumento MAQAM IBRAHIM, donde dice la tradición que Abraham dejó huella de sus pies, por lo que hay una impronta con ellas en el suelo. Posterior a ello, los peregrinos ingresan a LA KAABA pero ¿qué se puede encontrar dentro de LA MECA o KAABA? En realidad, esta gran edificación en forma de cubo o dado no contiene nada, salvo lámparas, candelabros y las tres columnas que sostienen el lugar. Dentro, los fieles musulmanes deben hacer un recorrido entre dos puntos siete veces seguidas. Realizan este rito para recordar cuando Agar buscaba agua para su hijo Ismael en el desierto, y la tradición dice que el recorrido lo hizo entre los dos puntos que ahora corren los musulmanes.

Dentro de LA MECA o KAABA también hay un pozo, llamado el POZO DE ZAMZAM. Según las creencias musulmanas este pozo surgió de un golpe que hizo el Ángel Gabriel al suelo, para responder la solicitud de Agar, que desfallecía de sed junto con su hijo. Los musulmanes hoy tratan de beber agua de dicho pozo, y algunos toman porciones de recuerdo para llevar a sus hogares. Para culminar, los fieles deben realizar un rito de purificación. Esto lo hacen en un salón subterráneo dentro de LA MECA, al que acceden a través de escaleras mecánicas. Allí encuentran muchísimo grifos ubicados a lo largo del salón, dispuestos para que todos los fieles puedan realizar esta parte de la peregrinación a la vez. En la mezquita MASJID AL-HARAM hay otros elementos de valor para la religión islámica, por ejemplo el sepulcro de Ismael, el hijo primogénito de Abraham. También se creía que el sepulcro de Eva estaba en algún lugar dentro de LA MECA.

0 comentarios: