martes, 25 de diciembre de 2018

EL 25 DE DICIEMBRE Y EL NACIMIENTO DE JESÚS- SEGUNDA PARTE

Pero para ello había que buscarle una fecha definitiva. ¿Y cuál elegir, si no se sabía a ciencia cierta qué día era? Ante la falta de datos, alguien (no sabemos exactamente quién) tuvo una idea genial: tomar una fiesta muy popular del folclore romano, llamada “el día del Sol Invicto”. Se trataba de una celebración pagana antiquísima, traída a Roma por el emperador Aureliano desde Oriente en el siglo III, y en la cual se adoraba al sol como al dios Invencible. ¿Cómo había nacido esta fiesta en el Oriente antiguo? Es sabido que en el hemisferio norte, a medida que se va acercando diciembre (es decir, el invierno) se van acortando los días. La oscuridad se prolonga, y el sol se vuelve cada vez más débil para disipar el frío. Además, sale siempre más tarde y se pone más temprano. En el cielo se lo ve brillar con menos fuerza y menos tiempo. Todo hace temer su desaparición.

Hasta que llega el 21 de diciembre, el día más corto del año, y la gente con la mentalidad primitiva de aquella época se preguntaba: ¿Desaparecerá el sol? ¿Las tinieblas y el frío ganarán la partida? ¡Triste destino nos esperaría en ese caso! Pero no. A partir del 22 los días lentamente comienzan a alargarse. El sol no ha sido vencido por las tinieblas. Hay esperanzas de que vuelva a brillar con toda su intensidad. Habrá otra vez primavera, y llegará después el verano cargado de frutos de la tierra. El sol es invencible. Jamás las sombras ni la oscuridad podrán apagarlo. Se imponía el festejo. Y entonces el 25 de diciembre, después de asegurarse que los días habían vuelto a alargarse, se celebraba el nacimiento del Sol Invicto. Ahora bien, para los cristianos Jesucristo era el verdadero Sol. Por dos motivos. En primer lugar, porque la Biblia así lo afirmaba. En efecto, en el siglo V a.C. el profeta Malaquías (3,20) había anunciado que cuando llegara el final de los tiempos “brillará el Sol de Justicia, cuyos rayos serán la salvación”. Y como al venir Jesús entramos en el final de los tiempos, el Sol que brilló no pudo ser otro que Jesucristo. También el evangelio de Lucas dice que “nos visitará una salida de Sol para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte” (1,78). Y el libro del Apocalipsis predice que en los últimos tiempos (es decir, los actuales) no habrá necesidad del sol, pues será reemplazado por Jesús, el nuevo Sol que nos ilumina desde ahora (21,23).

En segundo lugar, porque también a Jesús hubo un día en que las tinieblas parecieron vencerlo, derrotarlo y matarlo, cuando lo llevaron al sepulcro. Pero Él terminó triunfando sobre la muerte, y con su resurrección se convirtió en invencible. Él era, pues, el verdadero Sol Invicto. Estos argumentos ayudaron a los cristianos a pensar que el 25 de diciembre no debían seguir celebrando el nacimiento de un ser inanimado, de una simple criatura de Dios, sino más bien el nacimiento del Redentor, el verdadero Sol que ilumina a todos los hombres del mundo. De este modo la Iglesia antigua, con su especial pedagogía, bautizó y cristianizó la fiesta pagana del “Día natal del Sol Invicto”, y la convirtió en el “Día natal de Jesús”, el Sol de Justicia mucho más radiante que el astro rey. Y así el 25 de diciembre se convirtió en la Navidad cristiana. La nueva fiesta del nacimiento de Jesús, pues, surgió en la Iglesia no tanto para contrarrestar el mito pagano del Sol que vence a las tinieblas del invierno, sino a las ideas de Arrio de que Jesús, al nacer, era un hombre común y que sólo después Dios lo adoptó con la fuerza de su Espíritu y lo convirtió en otro Dios. Y gracias a la celebración de la Navidad, la gente fue tomando conciencia de que quien había nacido en Belén no era un niño común, sino un Niño-Dios. Y que desde el mismo instante de su llegada al mundo residía en Él toda la divinidad.

El primer lugar donde se celebró la fiesta de Navidad fue en Roma. Y pronto se fue divulgando por las distintas regiones del Imperio. En el año 360 pasó al norte de África. En el 390, al norte de Italia. A España entró en el 400. Más tarde llegó a Constantinopla, a Siria y a las Galias. En Jerusalén sólo fue recibida hacia el año 430. Y un poco más tarde arribó a Egipto, desde donde se extendió a todo el Oriente. Finalmente en el año 535 el emperador Justiniano decretó como ley imperial la celebración de la Navidad el 25 de diciembre. De este modo la fiesta de Navidad se convirtió en un poderosísimo medio para confesar y celebrar la verdadera fe en Jesús, auténtico y verdadero Dios desde el día de su nacimiento. El 25 de diciembre no nació Jesucristo. Es una fecha simbólica. Sin embargo no pudo haberse elegido un día mejor para festejarlo. Y si alguna vez con los futuros descubrimientos llegara a saberse exactamente qué día nació, no tendría sentido cambiar la fecha. Habría que seguir celebrando el 25 de diciembre. Porque lo que se pretendió al fijar ese día, más que evocar un hecho histórico, fue dejar un excelente mensaje. En efecto, muchas veces cuando miramos a nuestro alrededor parece que las tinieblas nos rodearan por todas partes. Y los problemas, las preocupaciones, los dolores, los fracasos, las enfermedades parecen crecer de tal manera que uno llega a preguntarse: ¿terminarán ahogándonos? Las injusticias, la miseria, la corrupción, la mentira, ¿lograrán sobreponerse? ¿Aumentarán tanto que llegará un día en que el mensaje de amor de Cristo desaparecerá? ¿Será vencido Jesús por tanto mal?

El 25 de diciembre es el anuncio de que Jesús es el Sol Invicto. Que jamás será derrotado, aun cuando a veces la vorágine del mundo parece que se lo ha tragado, o que no lo deja actuar. El 25 de diciembre es el más grande grito de esperanza que tienen los hombres, y que nos recuerda que el Amor no es una utopía impracticable destinada al fracaso. Al contrario. Todo lo que se oponga a Jesús, desaparecerá. Porque Él es el verdadero Sol Invicto.

Biblista
Ariel Alvarez Valdez

miércoles, 19 de diciembre de 2018

YAGANES, NUEVA RESERVA NATURAL PROTEGIDA


La Cámara de Senadores de Argentina votó a favor de la creación de las Áreas Marinas Protegidas "Yaganes" y "Namuncurá/Banco Burdwood II", completando la media sanción otorgada por Diputados. La sanción de la Ley fortalece una política de Estado hacia el mar.La protección de estas aguas beneficiará a muchas especies del Mar Argentino, no sólo a las que dependen del área para su alimentación, especies que pueden observarse en la superficie, como pingüinos y lobos marinos, y otras que viven en el oscuro y frío fondo del mar, como las esponjas y los corales fríos.

Las aguas de la Cuenca de losYaganes al sur de Tierra del Fuego representan el punto más meridional de la Argentina Continental, y uno de los lugares más remotos y menos explorados del planeta.El aislamiento geográfico de esta región, y sus aguas especialmente peligrosas para la navegación, con un gran historial de naufragios en sus costas, han contribuido a que se hayan realizado pocos estudios científicos. Actualmente hay un gran desconocimiento sobre la historia natural y ecología de sus ecosistemas marinos, especialmente los ecosistemas de profundidad.

En febrero de 2018, National Geographic Pristine Seas, en colaboración con el Foro Para la Conservación del Mar Patagónico, el Ministerio de Medio Ambiente de la República Argentina, y el gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, organizaron una expedición científica para llenar vacíos de conocimiento al sur de Tierra del Fuego, con particular interés en el área denominada Yaganes.

Los resultados de esta investigación revelaron que el área Yaganes es un área única de enorme valor ecológico que tenía que ser protegida. Los bosques de algas que rodean la Isla de los Estados se encuentran entre los mejor conservados del mundo, y albergan una rica comunidad de algas, invertebrados y peces. Actualmente, la mayor amenaza a la biodiversidad marina en la región es la pesca industrial.

El área marina protegida Yaganes es un espacio marítimo protegido por el estado argentino, ubicada en la porción más austral de su territorio marítimo continental en el extremo sur de América del Sur, específicamente, en el denominado Mar de la Zona Austral del Océano-Atlántico Sudoccidental. Tiene un área aproximada de 69.000 km² y se halla dentro de su zona económica exclusiva.

El área protegida Yaganes consta de distintos sectores con diferentes grados de protección:

Reserva Nacional Marina Estricta, el Parque Nacional Marino y la Reserva Nacional Marina.

Todo el lecho es reserva estricta, por lo cual solo se permiten actividades científicas. La columna de agua, en cambio, posee distintas tipificaciones. La porción más alejada de la isla Grande de Tierra del Fuego, con 55.600 km², la que está más al sudeste del continente, corresponde a parque nacional, donde están autorizados, además de trabajos científicos y educativos, la explotación turística. La porción de columna de agua más próxima a la Isla Grande, con una superficie de 13.400 km², es reserva, por lo que a las actividades permitidas en el sector anterior se suma la de la pesca sustentable.

El área Yaganes fue creada el 12 de diciembre de 2018, en el marco del Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (SNAMP) el cual fue establecido mediante la Ley N.º 27037; la autoridad que vela por su aplicación es la Administración de Parques Nacionales.

Etimológicamente el término «Yaganes» rinde honor a la etnia homónima, a la cual pertenecían los primitivos habitantes de las islas de la región y de estas aguas, las cuales surcaban con sus canoas.

Biológicamente el área se incluye en la ecorregión marinacanales y fiordos del sur de Chile, la cual es característica del Océano Pacífico Sudoriental, proyectándose en la zona gracias a los vientos dominantes en estas latitudes (desde el cuadrante oeste) los que además son secundados en la misma orientación de circulación por el potente desplazamiento de la Corriente Circumpolar Antártica, que transita, por el pasaje de Drake y bordeando el océano Antártico, desde el Pacífico hacia el Atlántico, entre la parte austral del archipiélago de Tierra del Fuego por el norte y la península Antártica por el sur.

Protege aguas frías, profundas y ricas en recursos biológicos, por lo cual son el centro de reproducción y alimentación de numerosas especies oceánicas. Llaman la atención los curiosos corales de aguas frías.Entre las aves, habitan estas aguas 24 especies, entre ellas están el pingüino patagónico y de penacho amarillo, los petreles y albatros.Entre los mamíferos marinos, son frecuentes los delfines australes, cruzado, oscuro y piloto; cachalotes y ballenas fin, jorobada y minke; elefantes marinos del sur y lobos marinosde uno y dos pelos.Entre los peces destacan 8 especies de rayastiburones sardineros y 5 especies de importancia comercial, entre las que se encuentran las merluzas de cola negra y polaca.

Geográficamente el extremo norte del área protegida se sitúa a 90 millas al sudeste de la ciudad de Ushuaia; su extremo sur se localiza a 430 millas de la Base Esperanza de la Antártida. El límite oriental se extiende hasta la línea que marca el final de la Zona Económica Exclusiva argentina, mientras que al poniente contacta con la frontera marítima argentino-chilena. Yaganes protege el punto en que nace la corriente de las Malvinas, la que luego recorre la costa patagónica argentina y concluye en el sur de Brasil.

La mayor parte de estas aguas (las del sector medio y austral) se encuentran dentro de la proyección marítima de islas chilenas (Isla Hornos y otras del grupo Hermite, Diego Ramírez, Deceit, Evout, Barnevelt, Nueva, etc.) y fueron adjudicadas a Chile por un laudo emitido por una corte arbitral en el año 1977, sin embargo pertenecen a la Argentina, en virtud de lo acordado entre ambos países y formalizado en 1984 mediante la firma del Tratado de Paz y Amistad, como parte de la negociación que puso fin a la disputa denominada Conflicto del Beagle. El área septentrional de la superficie bajo protección, en cambio, no estuvo incluida en la disputa, ya que se encuentra al sur de la península Mitre y de la isla de los Estados.

Desde Costa Rica
Jorge Muñoz Somarribas
Coordinador

ANUNCIAR Contenidos Latinoamerica

EL 25 DE DICIEMBRE Y EL NACIMIENTO DE JESÚS-PRIMERA PARTE

La noche del 24 de diciembre millones de personas en todo el mundo conmemoran, con profunda emoción, otra noche de hace dos mil años, en la que Jesucristo vino al mundo en una pobre gruta de animales. Ninguna otra celebración religiosa, ni siquiera la Pascua que es la más importante de las fiestas cristianas, tiene la carga de ternura y recogimiento que encierra la Navidad. Ese día en muchas partes del mundo se suspenden las guerras, se conceden indultos, se saludan quienes no se hablaban, y la gente es capaz de ser más amable y generosa de lo que es el resto del año. El 25 de diciembre parece, pues, tener un toque casi mágico. Pero ¿Jesucristo nació realmente ese día? No. El 25 de diciembre no es la fecha histórica del nacimiento del Señor. ¿Cuál es, entonces, el día exacto? No lo sabemos. Sí es posible saber el año de su nacimiento (fue, aunque suene extraño, alrededor del año 7 antes de Cristo). Pero saber el día resulta imposible con los datos que disponemos actualmente. Si quisiéramos atenernos a las informaciones bíblicas debemos concluir que, casi con certeza, no pudo haber nacido en diciembre. Porque san Lucas dice que la noche en que Él nació “había cerca de Belén unos pastores que dormían al aire libre en el campo y vigilaban sus ovejas por turno durante la noche” (2,8).

Y si tenemos en cuenta que diciembre es pleno invierno en Palestina, que en la región cercana a Belén caen heladas durante este tiempo, y que es la época de los promedios más altos de lluvias, difícilmente se puede pensar que en ese mes haya habido pastores al aire libre cuidando sus rebaños. Tanto los rebaños como los pastores permanecen dentro de los establos. Sólo a partir de marzo, al mejorar las condiciones climáticas, suelen pasar la noche a la intemperie. Por lo tanto, si cuando nació Jesús había pastores con sus ovejas a la intemperie, pudo haber sido cualquier mes del año menos diciembre. ¿Por qué, entonces, celebramos la Navidad el 25 de diciembre? En los primeros siglos, los cristianos no mostraron interés en celebrar el nacimiento de Jesús. La razón era que, como en aquel tiempo se festejaba con gran pompa el cumpleaños del emperador, los cristianos no querían colocar a Jesús al mismo nivel que éstos. Así, en el año 245, Orígenes repudiaba la idea de celebrar la natividad de Cristo, como si fuera la de un emperador. De todos modos, de vez en cuando solía aparecer algún teólogo que proponía una fecha para su nacimiento. San Clemente de Alejandría, en el siglo III, decía que era el 20 de abril. San Epifanio sugería el 6 de enero. Otros hablaban del 25 de mayo, o el 17 de noviembre. Pero no se llegaba a un acuerdo decisivo debido a la falta de datos y de argumentos ciertos para justificarla. Así, durante los tres primeros siglos la fiesta del nacimiento del Señor se mantuvo incierta. Pero en el siglo IV ocurrió algo inesperado, que obligó a la Iglesia a tomar partido por una fecha definitiva y a dejarla finalmente sentada. Apareció en el horizonte una temible y peligrosa herejía que perturbó la calma de los cristianos y sacudió a los teólogos y pensadores de aquel tiempo. Era el “arrianismo”, doctrina así llamada porque la había creado un sacerdote de nombre Arrio, en la ciudad de Alejandría de Egipto.

Arrio era un hombre estudioso y culto, a la vez que impetuoso y apasionado. Tenía la palabra elocuente y gozaba de un notable poder persuasivo. Había nacido en Libia (norte de África) en el 256, y se había ordenado sacerdote en el 311. Hacia el 315 comenzó a desplegar una enorme actividad en Egipto. Sus prácticas ascéticas, unidas a su gran capacidad de convicción, le atrajeron numerosos admiradores. Pero Arrio pronto empezó a predicar unas ideas novedosas y extrañas. ¿Qué enseñaba Arrio? Su pensamiento puede sintetizarse en lo siguiente: Jesús no era realmente Dios. Era, sí, un ser extraordinario, maravilloso, grandioso, una criatura perfecta, pero no era Dios mismo. Dios lo había creado para que lo ayudara a salvar a la humanidad. Y debido a la ayuda que Jesús le prestó a Dios con su pasión y muerte en la cruz, se hizo digno del título de “Dios”, que Dios Padre le regaló. Pero no fue verdadero Dios desde su nacimiento, sino que llegó a serlo gracias a su misión cumplida en la tierra. La teoría de Arrio fascinó la inteligencia de muchos, especialmente de la gente sencilla, para quien era más comprensible la idea de que Jesús fuera elevado por sus méritos a la categoría de Dios, que el hecho grandioso e impresionante de que Dios mismo, en persona, hubiera nacido en este mundo en una débil criatura.

El arrianismo, en el fondo, quitaba el misterio de la divinidad de Cristo, y ponía al alcance de la inteligencia humana una de las verdades fundamentales del cristianismo: que Jesús era verdadero Dios y verdadero hombre desde el momento de su concepción. La habilidad dialéctica de Arrio y su fogosa oratoria no sólo lo llevaron a abrirse fácilmente camino entre las grandes masas, y a extenderse rápidamente en vastos territorios, sino que lograron convencer a numerosos sacerdotes, y a dos grandes obispos: Eusebio de Nicomedia y Eusebio de Cesarea. La prédica de Arrio desató una fuerte discusión religiosa dentro de la Iglesia, y los cristianos se vieron de pronto divididos por una dolorosa guerra interna. Fue una lucha general: emperadores, papas, obispos, diáconos y sacerdotes, intervinieron tempestuosamente en el conflicto. El mismo pueblo participaba ardorosamente en disputas y riñas callejeras. Unos decían: “Jesús no es Dios”, y otros contestaban con vehemencia: “Sí, Jesús sí es Dios”. La doctrina de Arrio se expandió de tal manera que san Jerónimo llegó a exclamar: “el mundo se ha despertado arriano”.

En medio de este acalorado debate, se resolvió convocar a un Concilio Universal de obispos para resolver tan delicada cuestión, que contaba con detractores y defensores de ambos lados. Y el 20 de mayo del año 325, en Nicea, pequeña ciudad del Asia Menor, ubicada casi al frente de Constantinopla (que era por entonces la capital del Imperio), dio comienzo la magna asamblea. Participaron unos 300 obispos de todo el mundo y fue el primer concilio universal reunido en la historia de la Iglesia. Los presentes en el Concilio, en su inmensa mayoría, reconocieron que las ideas de Arrio estaban equivocadas y declararon que Jesús era Dios desde el mismo momento de su nacimiento. Para ello acuñaron un credo, llamado el Credo de Nicea, que decía: “Creemos en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos. Dios verdadero de Dios verdadero. Engendrado, no creado”. Al final del Concilio de Nicea el arrianismo fue condenado, y sus principales defensores debieron abandonar los puestos que ocupaban en la Iglesia. A pesar de la derrota, Arrio y sus partidarios no se amedrentaron. Convencidos de estar en la verdad continuaron sembrando sus errores por toda la Iglesia. Y su prédica resultó tan eficaz que siguió logrando gran cantidad de adeptos, a tal punto que unos treinta años más tarde en muchas regiones no se encontraba un solo obispo que defendiera el credo propuesto en Nicea. Se habían hecho todos arrianos. Frente a este panorama el Papa Julio I, que gobernaba entonces la Iglesia, comprendió que una manera rápida y eficaz de difundir la idea de la divinidad de Cristo, y así contrarrestar las enseñanzas de Arrio, era propagar la fiesta del nacimiento de Jesús, poco conocida hasta ese momento. En efecto, si se celebraba el nacimiento del Niño-Dios, la gente dejaría de pensar que Jesús llegó a ser Dios sólo de grande.

Biblista
Ariel Alvarez Valdez

martes, 11 de diciembre de 2018

LOS GLADIADORES DEL ALTAR: LA MILICIA JUVENIL DE LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS

“¡ALTAR!, “¡ALTAR! “¡ALTAR!” El grito resuena en el amplio templo de la Avenida Corrientes ubicado en la Ciudad de Buenos Aires. Un grupo de casi cincuenta jóvenes realiza un saludo marcial de cara al altar y desde arriba de un escenario, un pastor les da la bendición. Luego, se colocan en formación militar y esperan la orden de su jefe para proceder a retirarse, otra vez marchando. Esa fue la presentación en sociedad de LOS GLADIADORES DEL ALTAR, parte del movimiento juvenil de la IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS. Estos jóvenes, que deben ser varones y no superar los 26 años, son los elegidos para llevar adelante lo que ellos mismos llaman la “guerra contra el mal”. Una milicia al servicio de la Palabra de Dios. Mientras la tropa se retira al compás del repiqueteo de sus mocasines contra el suelo, la locutora que los presentó los despide con loas:

“Formaremos una nueva generación de pastores guerreros, determinados a hacer la obra de Dios y deshacer las obras del mal”

Si bien esto que comentamos se puede ver en un video que se viralizó en todas las redes sociales hace unas semanas atrás, esto ya había ocurrido en el 2015 en el enorme templo que la Iglesia Universal tiene en Argentina y se realizó en paralelo con la presentación de las mismas brigadas de Gladiadores en todos los países de América latina. Una demostración de fuerza, de presencia internacional y también del fuerte convencimiento que tienen los fieles de esta religión. Una tropa al servicio de una congregación que siempre tuvo más dudas que certezas a su alrededor y que hizo del secretismo y el hermetismo su bandera. Tanto es así, que luego de que este grupo se diera a conocer, la Iglesia decidió volver a esconderlo y minimizar públicamente el marketing militar que tantas resistencias genera en la sociedad. LA IGLESIA UNIVERSAL ya no es sólo una vertiente más entre los varios movimientos que se encuentran dentro del evangelismo, sino que se volvió un importante factor político en la región tras jugar un rol clave en el triunfo de JAIR BOLSONARO en Brasil. El voto del evangelismo fue clave para que el candidato menos pensado se impusiera en los comicios y los fieles de LA IGLESIA UNIVERSAL fueron fuertes militantes de esta causa.

Su líder espiritual y fundador, EDIR MACEDO, es uno de los magnates más influyentes del vecino país, que no sólo apoyó públicamente a JAIR BOLSONARO, sino que supo también colocar a su sobrino como alcalde de una de las ciudades más importantes: Río de Janeiro. Ahora, MARCELO CRIVELLA, fue ministro de Pesca. Precisamente este último se convertiría, en 2016, en intendente de Río de Janeiro, en un cierre de campaña que contó con la entonces presidenta de Brasil. Pero la alianza se acabaría en la sesión para votar por el impeachment a Rousseff. El PRB rompió relaciones con el PT y comenzó a acercarse a otros sectores políticos, en especial a quien en ese entonces se mostraba como un candidato marginal y con las sombras le suma una fuerza de choque propia, dentro del marco de una religión que no para de crecer en fieles y de expandirse por 170 países del mundo. Sólo en nuestro país se calcula que LA IGLESIA UNIVERSAL reúne a casi 600.000 fieles.

En este proceso de crecimiento, LOS GLADIADORES DEL ALTAR tienen un rol fundamental: son los encargados de predicar la palabra de los obispos y poca expectativa presidencial: JAIR BOLSONARO. El flamante presidente brasilero es evangelista aunque no de la congregación creada por EDIR MACEDO. Sin embargo, entre ambos trazaron una relación fructífera que acabó con el entonces candidato acudiendo a una entrevista exclusiva en TV Record, el canal de LA IGLESIA UNIVERSAL, en vez de ir al debate con el otro candidato, FERNANDO HADDAD, organizado por el canal, GLOBO.de hacer cumplir la obra de su “General Supremo”, tal como se refieren a Dios. Sin embargo, es difícil encontrar información sobre ellos y en las múltiples emisiones televisivas de la Iglesia, la tarea de esta milicia es lo menos difundido. De todos modos, LOS GLADIADORES DEL ALTAR existen y están activos en Argentina.

Una publicación argentina de la Editorial Perfil S.A., llamada NOTICIAS donde su contenido está orientado a temas políticos, de la farándula y de actualidad social, realizo una extensa nota y sobre este tema LA IGLESIA UNIVERSAL explicaron que los integrantes de este grupo no están armados y que el comportamiento militar que se podía apreciar en el video sólo era para cautivar a más jóvenes. Más aún, aseguran que los protagonistas del video no son argentinos, sino que eran los gladiadores brasileños que fueron convocados para presentarse en el país. “No son un grupo violento ni paramilitar. Lo de gladiadores y el saludo militar es más una cuestión semántica”, afirman.

Pero mientras desde la sede argentina de LA IGLESIA UNIVERSAL se intenta bajar el tono a las acciones de esta milicia e incluso explican que no se sabe cuántos jóvenes la integran, lo cierto es que su presencia en otros países de Latinoamérica ya ha encendido las alarmas. En Colombia, la página de Facebook de la agrupación fue denunciada luego de que se publicaran mensajes homofóbicos y expresando la necesidad de exterminar a los ateos, mientras que en Perú se trazaron comparaciones con las juventudes hitlerianas luego de que se dieran a conocer imágenes de su vestimenta y el saludo fascistoide que realizabanPero sin dudas es en Brasil, el país de origen de esta Iglesia, donde la amenaza que suponen LOS GLADIADORES DEL ALTAR ha cobrado más notoriedad. El diputado federal carioca JEAN WYLLYS calificó al proyecto como “chocante” e instó a las autoridades a que tomaran cartas en el asunto. WYLLYS, el primer diputado abiertamente gay del parlamento brasileño, aseguró que la milicia tenía por objetivo aniquilar a los homosexuales y lo comparó con el grupo fundamentalista islámico Isis.

Pero las sospechas mutaron en preocupación cuando el dibujante VITOR TEIXEIRA fue amenazado de muerte por haber hecho una caricatura en la que mostraba a estos milicianos religiosos como asesinos. TEIXEIRA fue obligado a retirar la imagen de sus redes sociales, pero según él mismo aseguró, siguió recibiendo e-mails en los que lo amenazaban porque había ofendido a Dios. Desde la sede local de la Iglesia insisten en que el título de gladiadores es “informal” y que cualquiera que forme parte del movimiento joven puede considerarse a sí mismo como uno de los soldados del bien.

Sin embargo, un informe del programa de TV peruana “Cuarto Poder” reveló que LOS GLADIADORES DEL ALTAR son algo mucho más grande de lo que se pensaba y que, por eso, preferirían mantenerlo en secreto. De acuerdo con esta investigación periodística se trata de un grupo especial que está dispuesto a dar la vida por Dios y que recluta jóvenes en todos los países en los que LA IGLESIA UNIVERSAL tiene presencia. Según afirmaron en Perú, la fuerza de choque religiosa cuenta con más de 4.000 integrantes, aunque esa cifra nunca pudo ser confirmada.

En nuestro país, LA IGLESIA UNIVERSAL abrió su primer templo en 1989 en Alta Gracia. En el 2004, inauguraron su colosal templo en Almagro, por el que cobraron notoriedad. Adquirieron el predio del antiguo mercado de las flores por 8.000.000 de dólares y montaron allí un salón de dos mil metros cuadrados con capacidad para recibir a más de 2.500 fieles. Esto, sumado a la cada vez más creciente participación en medios de comunicación y a un crecimiento en la cantidad de feligreses, lo volvió un movimiento ascendente. Pero, en paralelo a los fieles, también aumentaron las dudas y sospechas.

Sectores del Gobierno están más que preocupados con el crecimiento exponencial de LA IGLESIA UNIVERSAL. “Cierran un teatro y abren otro, tienen un sistema de puerta giratoria de fieles que funciona y que no para de aumentar”, dicen fuentes oficiales. Desde la Unidad de Investigación Financiera (UIF) los vienen siguiendo con atención: aunque nadie pudo probar nada hasta el momento, varios funcionarios sospechan que, detrás de su gran patrimonio, habría algún tipo de actividad ilícita. “Creemos que habría transferencias de dinero desde y hacia el exterior, pero todavía no pudimos comprobarles nada”, explica una alta fuente gubernamental.

Consultados por la revista NOTICIAS, los integrantes de la sede local de la Iglesia niegan cualquier tipo de acusaciones y afirman que están “más que en regla”. Según explican, en nuestro país este credo está registrado como una asociación civil y por tanto no tiene ningún vínculo económico con su contraparte brasileña. “Funciona como un club, con su comisión directiva, un presidente y sus empleados formales, que son alrededor de 400 en todo el país”, detallan y explican que el vínculo con las iglesias de otros países es sólo espiritual. De acuerdo con sus dichos, la Iglesia local se mantiene pura y exclusivamente a través de las donaciones y aportes de sus fieles en cada ceremonia.

“Una sola vez recibió dinero del exterior y fue de una federación estadounidense de iglesias pentecostales que aportó parte del dinero para comprar el templo de Almagro”, dicen. De acuerdo con la versión de la Iglesia, con el diezmo de los fieles son capaces de solventar los gastos de los empleados administrativos, que cobran según el convenio de UTEDYC, y también a los pastores a los cuales la Iglesia les paga un sueldo que figura ante la AFIP como “Subsidio alimentario”. La mayoría de los religiosos vive en los mismos templos y se les otorga, además, movilidad. La Iglesia tiene más de 200 templos en todo el país.

LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS siempre se ha movido con hermetismo. Sus pastores no dan notas a medios periodísticos y sus apariciones diarias en las trasnoches de los canales de TV de aire sólo están vinculadas con las ceremonias religiosas. Fue una tarea difícil tratar de entrevistar a sus autoridades. Cuando finalmente accedieron, enviaron a un abogado a dar explicaciones que se encargó de dejar en claro que “todos los papeles de la Iglesia están en orden”. Mucho menos quisieron hablar los integrantes de la FUERZA JOVEN UNIVERSAL, brazo juvenil, que entre otros grupos, reúne a LOS GLADIADORES.

Como cualquier actividad de culto, LA IGLESIA UNIVERSAL está registrada en la Secretaría de Culto de la Nación. Con regularidad y extrema prolijidad renuevan su ficha cada año, aunque con una particularidad: desde hace 13 años, cuando se registraron, nunca se presentó a hacer los trámites MARÍA IDINEI ORACZ, quien preside la asociación civil desde hace más de diez años. Siempre acudió un abogado en su nombre. Desde la Iglesia aseguran que todos los rumores que los involucran en actividades ilícitas no son más que elucubraciones producto de la “envidia” por el crecimiento que esta fe ha tenido. “No sólo hay presunción de inocencia, hay certeza. En 1992, el entonces juez Jorge Ballestero, a cargo del Tribunal Federal N°2 cerró una causa por lavado de dinero que se había iniciado por pedido de Cancillería, e indicó que ni siquiera había indicio de delito”, afirman fuentes cercanas a la Iglesia. A los funcionarios les llama la atención el poco diálogo que existe tanto con el Estado como con otras instituciones religiosas. A los evangelistas de otras congregaciones eso también les resulta llamativo, aunque consideran a LA IGLESIA UNIVERSAL como “poco seria”. Otro de los puntos extraños que rodea a este credo es la fuerte presencia de seguridad privada en cada templo.

LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS fue creada en 1977 por EDIR MACEDO y, en la actualidad, es una de las iglesias evangélicas más importantes del mundo con presencia en más de 170 países. Podría parecer insólito, o quizás una casualidad divina, que un grupo religioso llegue a concentrar US$ 2.000 millones alrededor del mundo. Suena raro: es una verdadera multinacional. Pero la religión y el dinero, a diferencia de lo que suele creerse, tiene mucho que ver. El que patentó esta idea y la hizo famosa fue MAX WEBER, que en 1905 publicó “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”: en ese texto, el sociólogo alemán investigaba la relación entre el desarrollo del sistema económico imperante y el auge del protestantismo en su país de origen y en otros países de la región.

Su razonamiento fue que el crecimiento exponencial de esa religión frente al cristianismo se explicaba porque esa cosmovisión, esa ética, defendía y promovía la realización personal a través del trabajo y del crecimiento patrimonial, que a fin de cuentas, para el calvinismo y para la lógica luterana, era trabajo ante y para el Dios del protestantismo. “La valoración religiosa del trabajo profesional, sin descanso, constante, sistemático y secular, como el medio ascético más potente y a la vez la condición más segura y más visible del hombre regenerado y la autenticidad de su fe tenía que ser el sifón más potente imaginable de la expansión de aquella cosmovisión, que hemos señalado como el espíritu del capitalismo”, sentencia WEBER.

El evangelismo es hijo de aquella Reforma del siglo XVI. Y, de la misma manera en que las ideas de LUTERO calzaron justo al espíritu de aquellos tiempos, el evangelismo exaltado que vende LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS penetra por las fibras más sensibles del posmodernismo imperante de la actualidad. Esas ideas van de la mano para el “individuo dedicado al self service narcisista” que describe el filósofo GILLES LIPOVETSKY, que busca una manera fácil, rápida, poco ideologizada y poco profunda de transitar la vida posmo. Y qué si no eso es lo que transmite LA IGLESIA UNIVERSAL: aunque repiten “DIOS” de a cientos de veces, este evangelismo multinacional no tiene ni intenta tener una búsqueda intelectual y religiosa profunda, sino una repetición de soluciones fáciles, mágicas, una existencia light y libre de problemas que está sólo al alcance de la Iglesia en once. SÓLO HAY QUE CREER Y, SOBRE TODO, APORTAR.

En Brasil, LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS dejó de ser sólo un mero actor religioso para expandirse hacia la política, la comunicación y los negocios. Sobre ella, pesan sospechas de lavado de dinero e incluso vínculos con el narcotráfico. Aseguran que son los estratégicos vínculos de EDIR MACEDO con el poder los que impiden investigaciones. LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS está lista para librar su propia guerra.

Fuente:

LOS PERSONAJES DEL ADVIENTO-JUAN BAUTISTA

JUAN BAUTISTA
-FIGURA DE PREPARACIÓN

Isaías está presente en Juan Bautista, como Juan Bautista está presente en aquél al que ha preparado el camino y que dirá de él: "No ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista". Lucas nos cuenta con detalle el anuncio del nacimiento de Juan (Lc 1, 5-25). Esta extraña entrada en escena de un ser que se convertirá en uno de los más importantes jalones de la realización de los planes divinos es muy del estilo del Antiguo Testamento. Todos los seres vivos debían ser destruidos por el diluvio, pero Noé v los suyos fueron salvados en el arca. Isaac nace de Sara, demasiado anciana para dar a luz. David, joven y sin técnica de combate, derriba a Goliat. Moisés, futuro guía del pueblo de Israel, es encontrado en una cesta (designada en hebreo con la misma palabra que el arca) y salvado de la muerte. De esta manera, Dios quiere subrayar que Él mismo toma la iniciativa de la salvación de su pueblo. El anuncio del nacimiento de Juan es solemne. Se realiza en el marco litúrgico del templo. Desde la designación del nombre del niño, "Juan", que significa "Yahvé es favorable", todo es concreta preparación divina del instrumento que el Señor ha elegido. Su llegada no pasará desapercibida y muchos se gozarán en su nacimiento (Lc 1, 14); se abstendrá de vino y bebidas embriagantes, será un niño consagrado y, como lo prescribe el libro de los Números (6, 1), no beberá vino ni licor fermentado. Juan es ya signo de su vocación de asceta. El Espíritu habita en él desde el seno de su madre. A su vocación de asceta se une la de guía de su pueblo (Lc 1, 17).

Precederá al Mesías, papel que Malaquías (3, 23) atribuía a Elías. Su circuncisión, hecho característico, muestra también la elección divina: nadie en su parentela lleva el nombre de Juan (Lc 1, 61), pero el Señor quiere que se le llame así cambiando las costumbres. El Señor es quien le ha elegido, es él quien dirige todo y guía a su pueblo. El nacimiento de Juan es motivo de un admirable poema que, a la vez, es acción de gracias y descripción del futuro papel del niño. Este poema lo canta la Iglesia cada día al final de los Laudes reavivando su acción de gracias por la salvación que Dios le ha dado y en reconocimiento porque Juan sigue mostrándole "el camino de la paz"Juan Bautista es el signo de la irrupción de Dios en su pueblo. El Señor le visita, le libra, realiza la alianza que había prometido. El papel del precursor es muy preciso: prepara los caminos del Señor (Is 40, 3), da a su pueblo el "conocimiento de la salvación. Todo el afán especulativo y contemplativo de Israel es conocer la salvación, las maravillas del designio de Dios sobre su pueblo. El conocimiento de esa salvación provoca en él la acción de gracias, la bendición, la proclamación de los beneficios de Dios que se expresa por el "Bendito sea el Señor, Dios de Israel". Juan deberá, pues, anunciar un bautismo en el Espíritu para remisión de los pecados. Pero este bautismo no tendrá sólo este efecto negativo. Será iluminación. La misericordiosa ternura de Dios enviará al Mesías que, según dos pasajes de Isaías (9, 1 y 42, 7), recogidos por Cristo (Jn 8, 12), "iluminará a los que se hallan sentados en tinieblas y sombras de muerte" (Lc 1, 79).

El papel de Juan, "allanar el camino del Señor". El lo sabe y se designa a sí mismo, refiriéndose a Isaías (40, 3), como la voz que clama en el desierto: "Allanad el camino del Señor". Más positivamente todavía, deberá mostrar a aquel que está en medio de los hombres, pero que éstos no le conocen (Jn 1, 26) y a quien llama, cuando le ve venir: "Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29).Juan corresponde y quiere corresponder a lo que se ha dicho y previsto sobre él. Debe dar testimonio de la presencia del Mesías. El modo de llamarle indica ya lo que el Mesías representa para él: es el "Cordero de Dios". El Levítico, en el capítulo 14, describe la inmolación del cordero en expiación por la impureza legal. Al leer este pasaje, Juan el evangelista piensa en el servidor de Yahvé, descrito por Isaías en el capítulo 53, que lleva sobre sí los pecados de Israel. Juan Bautista, al mostrar a Cristo a sus discípulos, le ve como la verdadera Pascua que supera la del Éxodo (12, 1) y de la que el universo obtendrá la salvación. Toda la grandeza de Juan Bautista le viene de su humildad y ocultamiento: "Es preciso que él crezca v que yo disminuya" (Jn 3, 30).

El sentido exacto de su papel, su voluntad de ocultamiento, han hecho del Bautista una figura siempre actual a través de los siglos. No se puede hablar de él sin hablar de Cristo, pero la Iglesia no recuerda nunca la venida de Cristo sin recordar al Precursor. No sólo el Precursor está unido a la venida de Cristo, sino también a su obra, que anuncia: la redención del mundo y su reconstrucción hasta la Parusía. Cada año la Iglesia nos hace actual el testimonio de Juan y de su actitud frente a su mensaje. De este modo, Juan esta siempre presente durante la liturgia de Adviento. En realidad, su ejemplo debe permanecer constantemente ante los ojos de la Iglesia. La Iglesia, y cada uno de nosotros en ella, tiene como misión preparar los caminos del Señor, anunciar la Buena Noticia. Pero recibirla exige la conversión. Entrar en contacto con Cristo supone el desprendimiento de uno mismo. Sin esta ascesis, Cristo puede estar en medio de nosotros sin ser reconocido (Jn l, 26).

Como Juan, la Iglesia y sus fieles tienen el deber de no hacer pantalla a la luz, sino de dar testimonio de ella (Jn 1, 7). La esposa, la Iglesia, debe ceder el puesto al Esposo. Ella es testimonio y debe ocultarse ante aquel a quien testimonia. Papel difícil el estar presente ante el mundo, firmemente presente hasta el martirio. como Juan, sin impulsar una "institución" en vez de impulsar la persona de Cristo. Papel misionero siempre difícil el de anunciar la Buena Noticia y no una raza, una civilización, una cultura o un país: "Es preciso que él crezca v que yo disminuya" (Jn 3, 30). Anunciar la Buena Noticia y no una determinada espiritualidad, una determinada orden religiosa, una determinada acción católica especializada; como Juan, mostrar a sus propios discípulos donde está para ellos el "Cordero de Dios" y no acapararlos como si fuéramos nosotros la luz que les va a iluminar. Esta debe ser una lección siempre presente y necesaria, así como también la de la ascesis del desierto y la del recogimiento en el amor para dar mejor testimonio.

La elocuencia del silencio en el desierto es fundamental a todo verdadero y eficaz anuncio de la Buena Noticia. Orígenes escribe en su comentario sobre Lucas (Lc 4): En cuanto a mí, pienso que el misterio de Juan, todavía hoy, se realiza en el mundo". La Iglesia, en realidad, continúa el papel del Precursor; nos muestra a Cristo, nos encamina hacia la venida del Señor. Durante el Adviento, la gran figura del Bautista se nos presenta viva para nosotros, hombres del siglo XX, en camino hacia el día de Cristo. El mismo Cristo, tomando el texto de Malaquías (3,1), nos habla de Juan como "mensajero" (4); Juan se designa a sí mismo como tal. Lucas describe a Juan como un predicador que llama a la conversión absoluta y exige la renovación: "Que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece, y lo escabroso se iguale. Se revelará la gloria del Señor y todos los hombres la verán juntos". Así se expresaba Isaías (40, 5-6) en un poema tomado por Lucas para mostrar la obra de Juan. Se trata de una renovación, de un cambio, de una conversión que reside, sobre todo, en un esfuerzo para volver a la caridad, al amor a los otros (Lc 3, 10-14).

El martirio de Juan tuvo su origen en la franca honestidad con que denunció el pecado. Juan Bautista anunció al Cordero de Dios. Fue el primero que llamó así a Cristo. Citemos aquí el bello Prefacio introducido en nuestra liturgia para la fiesta del martirio de Juan Bautista, que resume admirablemente su vida y su papel:

"Porque él saltó de alegría en el vientre de su madre, al llegar el Salvador de los hombres, y su nacimiento fue motivo de gozo para muchos. El fue escogido entre todos los profetas para mostrar a las gentes al Cordero que quita el pecado del mundo. El bautizó en el Jordán al autor del bautismo, y el agua viva tiene desde entonces poder de salvación para los hombres. Y él dio, por fin, su sangre como supremo testimonio por el nombre de Cristo".

EL SÍNODO DEL CADÁVER EL PAPA FORMOSO

Formoso fue un hombre de la Iglesia Católica, que en su etapa de obispo fue excomulgado por el Papa Juan VIII, al posicionarse como su adversario político. En su etapa como Sumo Pontífice se vio obligado a coronar como emperador a Lamberto de Spoleto, y tras esto, tomó contacto con Arnulfo de Carintia, rey de Alemania, para que marchase sobre Roma, y liberase al reino de Italia de la familia Spoleto, y por extensión de Lamberto, proclamado emperador por Formoso. En febrero de 896, Arnulfo expulsa a Spoleto de Roma, y fue proclamado emperador por Formoso en la Basílica de San Pedro. El 4 de abril del mismo año, este fallece. Pero si por algo ha pasado a la historia el Papa Formoso, no ha sido por su actitud política, sino por un suceso escabroso que le aconteció después de muerto, el llamado Sínodo del Cadáver.

En el mismo año del fallecimiento de Formoso, es elegido papa Bonifacio VI con el apoyo de Lamberto de Spoleto, el cual había regresado al poder tras caer enfermo Arnulfo y verse obligado a abandonar Italia. Lamberto y su madre Agiltrude promueven un juicio contra el Papa fallecido, puesto que se había mostrado opositor a las ambiciones políticas de la familia SpoletoEsteban VI, sucesor de Bonifacio VI, mandó exhumar el cadáver de Formoso nueve meses después de su muerte, y someterlo a juicio en un concilio reunido para tal fin, concilio que ha pasado a la historia como el Sínodo del Cadáver. El concilio se celebró en la Basílica constantiniana bajo la presencia del, por entonces, actual Papa. El cuerpo exhumado de Formoso fue vestido con las ropas papales, y sentado en un trono para que escuchase las acusaciones que se le imponían, la principal de ellas, haber abandonado la diócesis de Porto durante su obispado, para ocupar el solio pontificio.

Formoso fue hallado culpable, y por lo tanto, inválida su elección como Papa, anulándose así todas las actuaciones y ordenaciones de su papado. Tras esto, fue despojado de las ropas papales, se le arrancaron de la mano los tres dedos con los que imponía las bendiciones papales, y sus restos fueron sepultados en un lugar secreto hasta la entronización de Teodoro II, siendo restituidos a la Basílica de San Pedro. En los concilios de Rávena y Roma, convocados por el Papa Juan IX, se prohíbe la acusación en tribunales de personas fallecidas. Sin embargo, el Papa Sergio III, anuló los concilios convocados por Teodoro II y Juan IX, iniciando un segundo juicio al cadáver, hallándole nuevamente culpable. En esta ocasión se tiraron los restos al río Tíber, para que los mismos desapareciesen para siempre.

Según la leyenda, los restos se enredaron en la red de un pescador, el cual los sacó y escondió. Finalizado el pontificado de Sergio III, los restos fueron depositados en el Vaticano, donde permanecen hoy en día. Desde entonces, ningún Papa ha vuelto a llevar el nombre de Formoso, solo el cardenal Pietro Barbo lo intentó, pero fue disuadido, optando entonces por llamarse Pablo II.

EL MISTERIO DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

LOS OJOS DE MARÍA
El 27 de marzo de 1956, en lo que constituye el primer reporte emitido por un médico sobre los ojos de la imagen, él certifica la presencia del triple reflejo (Efecto de SAMSON-PURKINJE) característico de todo ojo humano normal vivo y afirma que las imágenes resultantes se ubican exactamente donde deberían estar según el citado efecto, y también que la distorsión de las imágenes concuerda perfectamente con la curvatura de la córnea. Ese mismo año otro oftalmólogo, el Dr. Rafael Torrija Lavoignet, examinó los ojos de la imagen ya con más detenimiento y con la utilización de un oftalmoscopio, una vez realizado el estudio, el oftalmólogo, reporta la aparente figura humana en las córneas de ambos ojos, con la ubicación y distorsión propias de un ojo humano normal, notando además una inexplicable apariencia "viva" de los ojos al ser examinados.

En 1979, el Dr. José Aste Tonsmann, un graduado de la Universidad de Cornell trabajando para IBM en procesamiento digital de imágenes, al digitalizar éste a altas resoluciones una muy buena fotografía de la cara de la Virgen tomada directamente de la tilma original. Luego de procesarla por diversos métodos para eliminar "ruidos" y destacar detalles, llego a un increíble descubrimiento: no solamente era claramente visible en ambos ojos el "busto humano", sino también por lo menos otras cuatro figuras humanas eran también visibles en ambos ojos. Quizás uno de los aspectos más fascinantes de su trabajo es su opinión de que Nuestra Señora no solo nos dejara su imagen impresa como prueba de su aparición sino también ciertos mensajes que permanecieron escondidos en sus ojos para ser revelados cuando la tecnología permitiese descubrirlos y en el tiempo en que fueran más necesarios.

LAS ESTRELLAS DEL MANTO
En el manto de la Virgen de Guadalupe se encuentra representado con mucha fidelidad, el cielo del solsticio de invierno de 1531 que tuvo lugar a las 10:40 del martes 12 de diciembre, hora de la ciudad de México. Están representadas todas las constelaciones, que se extienden en el cielo visible a la hora de la salida del sol, y en el momento en que Juan Diego enseña su tilma (capa azteca) al obispo Zumárraga. En la parte derecha del manto se encuentran las principales constelaciones del cielo del Norte.

En el lado izquierdo las del Sur, visibles en la madrugada del invierno desde el Tepeyac. El Este se ubica arriba y el Oeste en la porción inferior. Como el manto está abierto, hay otros agrupamientos estelares que no están señalados en la imagen, pero se encuentran presentes en el cielo. Así la Corona Boreal, se ubica en la cabeza de la Virgen, Virgo en su pecho, a la altura de las manos, Leo en su vientre, justo sobre el signo del Nahui Ollin, con su principal astro denominado Régulo, el pequeño rey. Gemini, los gemelos, se encuentran a la altura de las rodillas, y Orión, donde está el Ángel. En resumen, en el manto de la Guadalupana se pueden identificar las principales estrellas de las constelaciones de invierno. Todas ellas en su lugar, con muy pequeñas modificaciones.

LA IMAGEN DESDE EL PUNTO DE VISTA ESTÉTICO
Con respecto a un análisis de la pintura de la Virgen de Guadalupe, puede decirse que se trata de un cuadro de belleza extraordinaria. En una pintura debe observarse en términos generales el color, la línea y la composición. Con respecto a esta última, se define como la unión armónica de las partes para formar un todo, constituyendo unidad en la diversidad de los objetos. Una de las formas más bellas de lograrla, es por medio de la llamada proporción dorada, áurea o divina. Está formada por un cuadrado al que se le agrega un rectángulo, para formar un espacio donde el lado menor corresponde al mayor en una relación de 1 a 1.6181... denominada número áureo.

Partiendo de la costura central de la Tilma de Juan Diego, la proporción dorada se identifica con evidente claridad en la imagen de la Virgen de Guadalupe. Ella le confiere una especial belleza y además, al coincidir en su desarrollo, con prácticamente todos los elementos de la figura, refuerza su integridad y refuta de manera contundente, la extraña idea de que se le han hecho añadidos. Es también un importante argumento, para demostrar el gran valor estético de la imagen, a la que no se le puede añadir ni quitar de su lugar ningún elemento, sin deteriorar su belleza. Hace también improbable, desde el punto de vista estadístico, que se encuentren en la pintura tantas señales de diferentes disciplinas, y que hayan sido fruto de la casualidad.