martes, 9 de marzo de 2021

EL VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A IRAK DESDE EL PUNTO DE VISTA ANTROPOLÓGICO

El Papa Francisco realizó una visita, durante el fin de semana comprendido entre el viernes 5 al lunes 8 de Marzo. Hacer un viaje de este calibre ha generado muchos preparativos además del gran dispositivo de seguridad que vele por la integridad física del Santo Padre y su séquito. El espíritu de este viaje apostólico fue llevar un mensaje de fe y esperanza al sufrido pueblo iraquí en un paso por lugares con un profundo sentido histórico y bíblico. El mismo se presentó ante esta nación como un
“peregrino penitente” luego de “años de guerra y terrorismo”. “Anhelo conocerlos, ver sus rostros, visitar su tierra, antigua y extraordinaria cuna de la civilización” fueron las palabras del Sumo Pontífice.

En medio de esta travesía, el 6 de Marzo mientras presidió la Santa Misa en la catedral caldea de “San José de Bagdad” el Romano Pontífice, arremetió contra la “desigualdad inaceptable en el mundo que se ha ampliado”. Así mismo agregó que “quien posee más medios puede adquirir más conocimientos” aprovechando para destacar la cultura iraquí afirmando que “la sabiduría ha sido cultivada en estas tierras desde la antigüedad”. Es importante agregar que su Santidad se refirió a los más humildes con un mensaje de esperanza diciéndoles que “el pequeño será perdonado por misericordia pero los poderosos serán examinados con rigor” y concluyó diciendo que “los que menos tienen son los privilegiados de Dios”.

Efectivamente, Iraq, además de ser, desgraciadamente, un vórtice de muerte y destrucción, paradójicamente, fue la cuna de la civilización, un centro de vida y crecimiento. No olvidemos que en la actual Iraq, surgió una civilización la cual  fue conocida como Sumeria. Los primeros hallazgos en la Baja Mesopotamia se remontan aproximadamente hasta el 6700 a. C. con la cultura Jarmo ubicada en el valle de Chamchal a unos 140 Km de Erbil. Siguiendo la línea de tiempo tenemos la cultura Hassuna-Samarra fechada por los arqueólogos entre el 5500 y el 5000 a.C. que se ubica a orillas del río Tigris entre Hasunna, un sitio arqueológico ubicado a unos 50 Km al este de Erbil- y la ciudad de Samarra que se encuentra unos 130 Km al Norte de Bagdad. Ya comenzamos a ver pequeñas redes de canales de riego realizados por los clanes familiares. Destacaron también por lo avanzado de su cerámica.

Sigue el período El Obeid que se sitúa entre el 5000 y el 3800 a.C. y podemos encontrar el Tell que identifica a este yacimiento a pocos kilómetros al Oeste de la ciudad de Ur. Acá se pone más interesante ya que podemos hablar de este período como el primer estadío de la civilización sumeria. En su tecnología podemos encontrar técnicas de regadíos a base de canales, la cerámica se desarrolló a otro nivel. Desarrollaron la metalurgia trabajando el cobre. Es la primera cultura en la que se ha detectado el desarrollo de símbolos documentales identificables de cada persona: planchas de arcilla con incisiones. Posteriormente estas identificaciones evolucionaron a los sellos cilíndricos que se colgaban del cuello, y que incorporarán inscripciones de escritura con la aparición del cuneiforme. Respecto a la religión aparecieron edificios que luego evolucionaron en zigurats y, entre los ajuares funerarios,vemos vestigios del culto a la diosa madre, Inanna.

Entre el 3800 y el 3200 a.C. nos encontramos con el período Uruk, sus restos arqueológicos se encontraron a pocos kilómetros de El Obeid en el curso del bajo Éufrates. Las principales características de este período son la aparición del sello cilíndrico, lo monumental de su arquitectura, los rasgos de su cerámica y la aparición de la escritura. Otros avances fueron la invención de la rueda y su primera aplicación fuera del transporte, el torno de alfarero. Al final del período se empezó a utilizar el bronce, producido a base de cobre y arsénico o estaño. Se cree que esta sociedad estaba estratificada y gobernada por un ENSI quien habría tenido poderes políticos y religiosos.

Desde el 3100 al 2900 a.C. se inserta el
período Jemdet Nasr donde principalmente se encontraron tablillas administrativas proto-cuneiformes lo cual nos habla de una economía controlada y administrada centralmente. Utilizaron hornos para cocer cerámica, policroma y monocroma, y hornear pan. La homogeneidad de los productos cerámicos sugiere que los contactos regionales fueron intensivos. Es durante este período que su escritura adquirió su icónica apariencia en forma de cuña. Si bien el idioma en el que se escribieron estas tabletas no se puede identificar con certeza, se cree que fue sumerio.

Las tabletas de Jemdet Nasr son principalmente cuentas administrativas; largas listas de objetos, alimentos y animales que probablemente se distribuyeron entre la población desde una autoridad centralizada. Estos textos documentan, entre otras cosas,el cultivo, procesamiento y redistribución de granos, el recuento de rebaños de ganado, la distribución de productos secundarios como cerveza, pescado, frutas y textiles, así como diversos objetos de naturaleza indefinible. Hay tablillas que se ocupan del cálculo de las áreas de campo agrícola a partir de mediciones de superficie, siendo este el registro más temprano de tales cálculos.

Más allá de una exhaustiva línea de tiempo y sin caer en una clase de historia propiamente dicha quiero ilustrar el presente artículo con algunos datos curiosos de la región que visitó el Sumo Pontífice el pasado fin de semana. No es casualidad que Francisco haya elegido tal destino, ya que visitó la cuna del primer patriarca y padre de las tres primeras religiones monoteístas, el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, Abraham que es llamada en la Biblia como “Ur de los Caldeos”o "Ur Kashdim". La ciudad de Ur está ubicada a unos 24 kilómetros al suroeste de Nasirya y es donde el Sucesor de Pedro desarrollará su tercer discurso, el sábado 6 de Marzo precisamente en la llanura de Ur durante un encuentro Interreligioso. Es un hecho que en esta civilización nacen muchas de las historias que luego alimentarían el Génesis cristiano; el jardín del Edén, el diluvio universal y el arca de Noé entre otros.

El primer Estado nace en Sumeria. Terminada la larga etapa de las culturas neolíticas de Oriente Próximo, la cultura llamada de Uruk marca el inicio de la primera sociedad urbana, compleja y estatizada. En la fase madura de este proceso (Uruk tardío, ca. 3200-3000 a.C.) se produce la expansión definitiva del mismo, con concentraciones urbanas de un tamaño antes inimaginable (100 hectáreas en Uruk), una arquitectura religiosa imponente y fastuosa (sobre todo el área sagrada del Eanna de Uruk) y el inicio de la escritura, con la consiguiente administración refinada e impersonal.

Además los sumerios son los verdaderos creadores del llamado “Teorema de Pitágoras”. Tenemos pruebas arqueológicas donde una tablilla llamada “Plimpton 322” descubierta por el arqueólogo Edgar Banks contiene números en cuatro columnas y quince filas, en notación sexagesimal babilónica. La cuarta columna es sólo un número de fila, ordenada del 1 al 15. Las segunda y tercera columnas son completamente visible en la tableta sobreviviente. Sin embargo, el borde de la primera columna se ha roto, y existen dos extrapolaciones consistentes que dan los dígitos faltantes que podrían haber sido; estas interpretaciones difieren solo en si cada número comienza con un dígito adicional igual a 1 o no. En cada fila, el número en la segunda columna puede ser interpretado como el lado más corto de un triángulo rectángulo,y el número en la tercera columna puede ser interpretado como la hipotenusa del triángulo. El número en la primera columna puede ser la fracción denota el lado más largo del mismo triángulo rectángulo. Si bien esta tablilla data de la época Babilónica seguimos en la misma zona geográfica.

Podemos atribuirles a los sumerios los primeros vestigios de lo que hoy conocemos como imprenta ya que son los creadores de los sellos cilíndricos para “imprimir” en serie tablillas de arcilla. Ellos tienen el registro más antiguo de la creación de la cerveza, existe un himno a la diosa Ninkasi, la dios de la cerveza, donde se explica con lujo de detalles como era su fabricación. Existe un mapa estelar datado aproximadamente en el 3300 a.C. Mientras que algunos estudiosos apoyan la teoría de que es un mapa estelar del cielo mesopotámico mientras que otra corriente de investigación afirma que los antiguos sumerios observaron el impacto de un asteroide de tipo Aten hace más de 5000 años. Esta tableta es una copia de un conjunto de notas hechas por un astrónomo sumerio que observó los cielos se hace referencia al asteroide como un "bola de piedra blanca que se acerca". Los investigadores ahora creen que el tamaño y la ruta del asteroide rastreado por este mapa estelar son consistentes con el asteroide que se estrelló en los Alpes austriacos en Köfels.

El comunicado de prensa de la Universidad de Bristol, explica:
“La observación sugiere que el asteroide es más de un kilómetro de diámetro y con órbita original alrededor del Sol era de tipo Aten, una clase de asteroides que orbitan cerca de la tierra, que es resonante con la órbita de la Tierra”. Esta trayectoria explica por qué no hay un cráter en Köfels. "El ángulo de llegada era muy bajo (seis grados) y significa que el asteroide trunca una montaña llamada Gamskogel encima de la ciudad de Längenfeld, a 11 kilómetros de Köfels, y esto hizo que el asteroide explotara antes de llegar a su punto final de impacto. A medida que viaja hacia el valle se convirtió en una bola de fuego, alrededor de cinco kilómetros de diámetro. Cuando golpeó Köfels, creó enormes presiones que pulverizaron la roca y causaron un deslizamiento de tierra,pero como ya no era un objeto sólido que no creó un cráter de impacto clásico".

"Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal. Y subió Abraham por la mañana al lugar donde había estado delante de Jehová. Y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de aquella llanura miró; y he aquí que el humo subía de la tierra como el humo de un horno." Génesis 19: 24-28.


Desde Argentina, preparó este informe para el segmento “Cápsula del Tiempo” Ignacio Bucsinszky 

0 comentarios: