PROGRAMA Nº 1167 | 17.04.2024

Primera Hora Segunda Hora

MISA PARA EL TERCER MUNDO DEL PADRE CARLOS MUGICA

0
Entre el 10 de diciembre de 1973 y el 18 de enero de 1974 el Grupo Vocal Argentino, ya sin el Chango Farías Gómez, había grabado esta obra. El texto, escrito por el Padre Carlos Mugica, de destacada actuación en el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, no era el de la misa tradicional de la Iglesia Católica. Es una poesía en la que, siguiendo la mirada de Mugica, las luchas de los pueblos oprimidos por el imperialismo tiene enorme relevancia. Así, desde el Kyrie ya, palabras nada neutrales como liberación, explotación e injusticia encuentran su sitio. Pese a lo inequívoco del contenido ideológico de esta misa, la buena mano de Mugica hace que no sea un panfleto de barricada.

La música, escrita entonces por Roberto Lar, un músico del ambiente publicitario pero con compromiso político -ya había sido el compositor de la banda sonora de La hora de los hornos, por ejemplo- llega a
hora en arreglo de Oscar Escalada, uno de los Quinto de Cantares originales y que había participado de la última formación del Grupo Vocal Argentino con Farías Gómez (ver El Pintao). La composición es una obra maestra: utilizando ritmos de los pueblos de América Latina, África y, en menor medida, Asia, no deja de ser música universal. Clara hija de su época, esta música no deja de guardar cierta relación con la mucho más "oficial" Misa Criolla, y quizás con La Biblia de Vox Dei. Hay osadías armónica y rítmicas muy propias de los años '70. Se trata de una obra interesante aún para aquellos a quienes no les interese la temática religiosa o política, que tiene valor en sí misma.

Continuando con la historia de esta Misa para el Tercer Mundo, en 1974 RCA había decidido apostar fuerte por la obra (la veían como una posible sucesora del éxito comercial de la Misa Criolla) y habían prensado 50.000 LPs. Salvo 6 ejemplares que se salvaron porque habían llegado a manos de algunos de los músicos participantes de la grabación, el resto de las copias, junto con las matrices originales (el master, diríamos hoy) fueron censurados, requisados y destruidos por el gobierno de Isabel Perón. Esto ocurrió poco después de la muerte de Juan Domingo Perón en ejercicio de la presidencia, que a su vez había ocurrido poco menos de dos meses después del asesinato del Padre Mugica, acribillado a balazos luego de celebrar misa en San Francisco Solano, Villa Luro.

La historia trágica de esta obra no concluyó ahí. Pensando que las aguas se irían calmando, y pese al episodio de censura y destrucción (en esa ocasión las oficinas de RCA fueron allanadas por tres días), los músicos que habían participado de la grabación pensaron que, como homenaje a Mugica podrían aunque sea brindar en concierto la música. Hasta que un ensayo fue interrumpido por efectivos armados que dejaron claro que era impensable ofrecer esa obra en ese momento. 

Por fin, tras más de cuatro décadas de silencio, esta música se grabó y llega al público. Quinto de Cantares, grupo formado a fines de 1969 y que estuvo activo hasta 1972, editando un único LP en 1971, puede sonar conocido a los fanáticos de Eduardo Mateo. En Mateo solo bien se lame es el grupo vocal que hace coros en Tras de ti. Y, de hecho, Eduardo Rozas, uno de esos cantantes, fue uno de los que produjo ese histórico disco junto a Carlos Píriz, y es uno de los que canta aquí. Su voz y las de sus cuatro compañeros están intactas. El paso del tiempo les dio sabiduría. El color y la afinación son fantásticas y nos recuerdan lo bien que sonaban esos grupos de los años 60 y 70. 

Un disco muy bien producido hoy, que llega como una botella en el mar a traernos un mensaje escrito en 1973. El rescate de una obra hasta ahora secreta, que merece difusión y maravilla a la primera escucha.

Fuente:
www.clubdeldisco.com

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios