martes, 8 de noviembre de 2022

LA MAGIA DE LA RADIO

Es mi primera participación para el Boletín Digital y esto me produce sentimientos de alegría y responsabilidad, porque debo escribir algo que a ustedes, queridos lectores, los aproxime a lo que es “EL ALFA Y LA OMEGA”, su historia, sus vivencias y por sobre todo como me inserto yo en esta hermosa aventura, que comenzó 29 años atrás, siendo parte de ella en los últimos 18 años, dejando por supuesto, una marca en mi vida por haber logrado algo que no estaba en mis planes, ni mis sueños.
 
Construimos junto con mi esposa Marisa un camino de fe y servicio llevándonos a realizar distintas tareas pastorales allí donde el Señor nos llamara. Dimos catequesis por más de 20 años, fuimos misioneros en el monte, en barrios carenciados, en pueblos del interior de nuestro país, conociendo hermanos y realidades muy diversas. Ministros de la Eucaristía, llevando a Jesús a los enfermos. Fui dirigente Scout trabajando con niños y jóvenes, descubriendo a Dios en la naturaleza que nos regala.
 
Hace 30 años que formamos parte del movimiento de Encuentro Matrimonial Mundial, encontrándonos hoy el servicio como Equipo Eclesial Diocesano de la Diócesis de San Miguel en la Argentina junto con el padre José, Transmitiendo la “buena nueva” del fin de semana, donde intentamos difundir el mensaje de Jesús para que los matrimonios “sean UNO”, y el mundo crea. Esa tarea nos ha llevado a conocer a muchos hermanos de todo el país y de países limítrofes que vivencia los mismos valores.
 
En esta tarea de dar a conocer nuestro querido movimiento, fuimos con mi esposa a un programa de radio donde una amiga encuentrista nos invitó a contar de qué se trataba la vivencia de Encuentro Matrimonial y allí comenzó un romance con el micrófono y la comunicación. Es en ese medio donde conocí al que hoy es mi compañero y compadre, Alfredo Musante, que me invitó a acompañarlo en una nueva etapa del programa EL ALFA Y LA OMEGA y desde entonces vivimos juntos esta travesura de ser comunicadores del mensaje.
 
Yo descubrí la seducción de la radio y las inmensas posibilidades que este medio da para evangelizar, para aprender, para pensar y reflexionar. Lentamente me fui con sustanciando con esta tarea, y fui tomando mayor protagonismo en la construcción del programa, siendo hoy el Director de contenidos. Gracias Alfredo por darme esta oportunidad de conocer este servicio que me llena el alma y me permite crear desde la magia de la radio.
 
Carlos A. Guzmán
Director de Contenidos
El Alfa y La Omega
 
Fuente:
www.boletindigital.com.ar

0 comentarios: