sábado, 19 de junio de 2010

La FIFA teme que otra vez la “Mano de Dios” aparezca en el Mundial.

Buenos Aires, 19-06-10. (AI).- Comienza el partido y el "Pipita" Higuain mira el cielo y hace la señal de la cruz mientras que Maradona besa y se aferra a su Rosario. En otro estadio sudafricano, Rooney, la estrella inglesa de origen irlandés deja entrever el suyo entre sus ropas. Por su parte los jugadores brasileños dudan si al terminar triunfante el próximo partido volverán a reunirse en el centro del campo para elevar juntos su Acción de Gracias al Señor. Todos deberán medir sus expresiones ya que están a las puertas de una sanción debido a que la FIFA ha prohibido toda manifestación religiosa en el futbol.

La normativa es bien clara: no podrán santiguarse, ni elevar las manos al cielo. Menos aun mostrar la camiseta que llevan debajo de la oficial de su selección con alguna inscripción relativa a su fe. Y esto va para católicos, cristianos, musulmanes o hindúes. La todopoderosa Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) ha expulsado a Dios del Mundial y teme que algún jugador inspirado por el Espíritu Santo o fortalecido por la presencia del Señor en su vida, convierta algún gol milagroso y le atribuya a Dios el mérito de su capacidad futbolística.

Joseph Blatter, supremo de la multinacional que mueve millones y jefe de la organización con más estados nacionales miembros, acaba de decretar “que cualquier manifestación religiosa debe quedar fuera del fútbol” La idea detrás de este mundial sin Dios es simplemente “no incitar a la violencia”, tal como lo dio a conocer Andreas Herren, portavoz de la FIFA. Aunque muchos se preguntan si ha habido alguna vez un enfrentamiento en un estadio por un símbolo religioso. ¿Cuáles son las verdaderas motivaciones para convertir los estadios en el nuevo escenario de exclusión religiosa?

No debemos soslayar que con esta normativa la FIFA atenta contra la libertad religiosa, establecida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos cuyo artículo 18 señala que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

La prohibición

En un contexto estrictamente deportivo, esta norma parece integrarse al paquete de la amonestación por “festejo desmedido”, que recibe quien celebra un gol quitándose la camisa o subiéndose a un alambrado o valla de contención de los espectadores.

Según cuentan diversos medios, la afrenta última que sufrió este organismo en este ámbito fue a manos de Brasil durante la última Copa Confederaciones. Los verde amarillos vencieron por tres a dos a Estados Unidos luego de estar abajo todo el partido. Pero una vez que este finalizó, jugadores y miembros del cuerpo técnico formaron un círculo en el centro de la cancha y abrazados recitaron una oración de acción de gracias. Este gesto provocó un disgusto enorme a Jim Stjerne Hansen, presidente de la Federación Danesa de Fútbol.

El funcionario consideró “inaceptable” el asunto y escribió una carta: “la expresión de fervor religioso de los brasileños duró demasiado tiempo… y provoca una confusión entre religión y deporte”. Un acto parecido ocurrió en Yokohama, cuando Brasil conquistó su quinto título mundial en Corea-Japón 2002 y varios jugadores dieron mensajes religiosos con frases pintadas bajo su uniforme.

La FIFA tiene reglas muy particulares que gobiernan casi todas las cosas relativas al fútbol. Hasta hace poco, no prohibía los gestos de religiosidad, pero tiene sanciones para textos inscritos bajo la camiseta del uniforme sean políticas, personales o religiosas. Probablemente las camisetas con mensajes cristianos como “Amo a Dios” o “Pertenezco a Jesús” que mostraron esos campeones al finalizar el cotejo, no ayudaron mucho en este tema.

Con la carta en la mano y muchos millones en juego, Blatter rápidamente aceptó las declaraciones de Stjerne y envió una señal inequívoca al equipo brasileño con su severa advertencia.

Si a la publicidad, no a la fe

Luego de conocerse la medida se generaron expresiones tanto de repudio como de cuestionamiento a la FIFA, al punto que sectores cristianos no católicos del Brasil han lanzado una sutil pregunta: “¿Por qué hacer que se sancione mostrar la fe y, sin embargo, no se prohíbe la publicidad de empresas que emplean mano de obra esclava?”. Además, ¿cómo la FIFA permite que empresas que venden productos no exactamente “sanos y nutritivos” patrocinen el mayor espectáculo deportivo mundial?

El fútbol es una oportunidad

El Padre Kevin Lixey, experto en deporte y religión, se refería al modo en que podemos utilizar al deporte para construir un mundo mejor. El sacerdote expresó a la agencia de noticias católica Zenit que “el fútbol es uno de los fenómenos que más pasiones despierta en el mundo, pero al mismo tiempo ayuda “a establecer relaciones fraternas entre los hombres de todas las clases, naciones y razas”, como dice el número 61 de la “Gaudium et Spes”.

Y recordó que en ocasión de la bendición del Estadio Olímpico de Roma, antes del Mundial de 1990, el Papa Juan Pablo II decía a los futbolistas: “Os están mirando los deportistas de todo el mundo. ¡Sed conscientes de vuestra responsabilidad! No sólo el campeón en el estadio; también el hombre con toda su persona ha de convertirse en un modelo para millones de jóvenes que tienen necesidad de líderes y no de ídolos. Tienen necesidad de hombres que sepan comunicarles el gusto de lo arduo, el sentido de la disciplina, el valor de la honradez y la alegría del altruismo. Vuestro testimonio, coherente y generoso, puede impulsarles a afrontar los problemas de la vida con igual empeño y entusiasmo”.

Esta invitación es un auténtico llamado a la responsabilidad y el compromiso para muchos jugadores que quizás nunca imaginaron la trascendencia que llegaría a tener la pasión por el futbol, convirtiéndolos en famosas celebridades y poseedores de un alto bienestar económico.

Fuente: http://www.anunciarinforma.com.ar/

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amigos de el alfa y la omega... los escucho siempre en este blogspot, me llamo Daniel, vivo en Bariloche y esta muy bueno el programa y las notas y todo el material que aparece en este blogspot. Como las dos notas dedicadas al Mundial, como la del Pipa Higuain y Wayne Rooney. En verdad no sabia que pasaba eso en el fubtol y que la FIFA se maneje así. Le pase la dire de ustedes a muchos amigos futboleros y que escuchen el programa. gracias por lo que hacen. un abrazo desde el sur.