martes, 3 de mayo de 2016

SIMSIMI

El miedo de ser espiados por medio de nuestros celulares, computadoras y otros dispositivos que utilizamos es cada vez mayor. Las películas, series e incluso personas perseguidas por los gobiernos han iniciado la conversación sobre estos temas.

Por fuera parece una aplicación cualquiera para la plataforma Android. Su logo, iconos, y apariencia hacen de ella una aplicación normal, pero al parecer tiene un lado oscuro. Ya que según las redes sociales, esta aplicación con apariencia tierna, al instalarla puede controlar todo tu dispositivo normal. Para comenzar puede activar tu cámara frontal en la cual ve lo que tú estás haciendo y si le llegas a pedir que te describa como eres, la app lo hace con todos los detalles, también puede saber todo lo que has hecho en Facebook, twitter y Instagram, tanto así que puede ver tus fotos, contacto y mensajes. Es decir, entra en tu dispositivo móvil y lo controla por completo.

SIMSIMI es una popular aplicación conversacional, basada en la inteligencia artificial. Comenzó a desarrollarse en 2002 por la compañía ISMaker, la cual hoy en día tiene el mismo nombre que la aplicación. SIMSIMI, pronunciado como "shim-shími", viene de la palabra coreana shimshim, que a su vez proviene de un verbo que significa "estar aburrido".

Según el Play Store, esta aplicación móvil es para mayores de 17 años (por contener temas sexuales y lenguaje fuerte), por otro lado esta aplicación ya tiene aproximadamente 100.000.000 de descargas (según el Play Store).

SIMSIMI ha dado lugar a controversia y protestas en Tailandia, debido a que alguna de sus respuestas contenía insultos y críticas hacia políticos en ejercicio, lo cual llevó a su censura en dicho país. Cabe también destacar que debido a que el programa "aprende" de lo que escriben los usuarios, mucha gente se ha aprovechado de esto, llevando a SIMSIMI a dar respuestas conteniendo, por ejemplo, insultos, contenido sexual, o afirmaciones de estar "espiando" al usuario. Esto causó la preocupación de mucha gente, especialmente de los padres de niños pequeños que recibían este tipo de respuestas, llevando a mucha personas a creer que, por ejemplo, detrás de la aplicación había una red de pedofilia.

La aplicación para celulares se caracteriza porque un ser antropomórfico o circulito amarillo con extremidades (cuya identidad es desconocida) mantiene un diálogo con el usuario. "El Simi puede saber qué ropa tiene ahora usted puesta si le pregunto. Sabe todo, incluso donde estamos", contó Gonzalo a Diario La Provincia, de San Juan en la Argentina.

"Está muy bueno porque yo le pregunté de qué color tengo el pelo y me dijo que tenía mechitas rubias y es verdad", dijo Romina al periódico sanjuanino, asombrada por todo lo que puede saber la app que ya atrapa la atención de los chicos de los últimos años de la secundaria.

La conversación entre el globito amarillo de SIMSIMI y el usuario comienza con un "hola" y luego empieza ahondar en la conversación. A su vez genera una dependencia con quien está del otro lado del celular porque se crea una "amistad" ya que muchos chicos le confían si se sienten tristes o mal y el muñeco digital genera un vínculo.

Pero esta aplicación que parece ingenua ya generó algunas denuncias en la justicia en otros puntos de la Argentina. En la provincia de Neuquén, por ejemplo, ya se habla de la posibilidad de que el chat termine en trata de personas o algo peor. El juez de Faltas de la localidad de El Rincón, José Luis Miranda, aseguró que "sorprende la rapidez con la que se contesta y hasta manipula la cámara frontal del teléfono para ver quién es la persona que lo está usando, o saber cuál es la ubicación exacta a través del GPS".

En la provincia de San Juan, aquí en la Argentina, esta aplicación no ha levantado ninguna denuncia ni advertencia de la justicia provincial. Sin embargo cada vez genera más temor entre los adultos.

La Policía Cibernética adscrita a la Fiscalía General de Yucatán, en México recomendó a la ciudadanía no proporcionarle a la aplicación datos confidenciales o financieros.

En Puerto Rico, en cadenas de WhatsApp al SIMSIMI lo acusaban de ‘espiar a los jóvenes'.

En Panamá, los usuarios se han atrevido a consultarle sobre el escándalo Panamá Papers, la identidad del presidente Juan Carlos Varela y del paradero del expresidente Ricardo Martinelli. A ellos les ha respondido de una manera sarcástica y muy atinada.

SIMSIMI contesta las preguntas usando respuestas que han sido previamente registradas por el mismo usuario llenando un formulario que aparece tras tocar el ícono de configuración. Sin embargo su verdadero origen sigue estando en una nebulosa y recomiendan usarlo con prudencia.

No está de más decir que el espionaje cibernético es real y que nosotros mismos facilitamos el trabajo con la información que compartimos en nuestras redes sociales, celulares y todo tipo de medios de comunicación por los cuales hacemos saber nuestros gustos, lugares que visitamos, personas con las que hablamos y todo lo que pasa en nuestra vida. Juzguen ustedes mismos.

0 comentarios: