martes, 19 de julio de 2016

PROYECTOS PROVIDENCIALES



Hace 60 años, allá por el año 1956, vemos cómo la semilla de la televisión abierta católica actual estaba germinando: era el esbozo nacido de un grupo de personas liderado por el sacerdote jesuita Padre Héctor Grandinetti que, con el mandato de su Padre Superior, había iniciado algo que parecía imposible: dedicarse a una nueva evangelización a través de la TV Abierta en Buenos Aires.

Así nació DICON S.A. que fue adjudicada el 28 de abril de 1958 para ser titular de una licencia correspondiente al actual LS84 TV CANAL 11 de Buenos Aires, dando así inicio a la TV privada en la Argentina.Los escollos, de todo tipo, tal como lo relata el Padre Grandinetti en su pequeño libro, fueron enormes, pero la constancia y el fuego interior apostólico del mismo, hicieron posible este logro providencial. 

Sin embargo, especialmente en este tema de la Televisión, vemos que no siempre se lo suele manejar con el conocimiento y la visión necesarios respecto a un medio tan importante para la evangelización. Fue así que se generó un desvío en el camino vislumbrado por su iniciador: así lo demuestra el Padre Grandinetti en dicha publicación, cuando él mismo fue desplazado. Fue un emprendimiento que comenzó como un canal de TV abierta, para todos, pero con titularidad de carácter no institucional (era una SOCIEDAD ANÓNIMA)  y,  más allá de los avatares que hubo, este objetivo no quedó trunco si pensamos que en esta tarea de la radiodifusión del Mensaje, la Divina Providencia siguió actuando.

Fue así que actualmente se trata de otro desafío. A partir de un proyecto conformado en 1986,  30 años después,  denominado TELEMISIÓN, el cual desembocó en la asignación dada por el  Decreto del  P.E.N.  Nro. 1314, del 23 de octubre de 2001, se autoriza  en forma permanente e institucional (no es una licencia que implica un lapso de vigencia) la instalación de un sistema de TV abierta en Buenos Aires (LRL456 TV CANAL 21), con la titularidad de la actual Provincia San Francisco Solano – Orden Frailes Menores – Institución de la Iglesia Católica, de Derecho Pontificio, la cual es una Persona Jurídica de Carácter Público.

Precisamente, también en el año 1986, se dio inicio al denominado Centro Televisivo Arquidiocesano (CTA), una productora de contenidos audiovisuales del Arzobispado de Buenos Aires que mucho más adelante, el 1° de junio de 2004, y con el “visto bueno” del entonces Arzobispo Cardenal Jorge Mario Bergoglio, comenzó la parte operativa de dicho canal 21.

También en el año 1956 se fundó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA) y consideramos muy oportuno reflexionar sobre un extracto de la nota publicada el sábado 11 de junio de 2016 con el título: “AICA: 60 años al servicio de la Iglesia y de la Buena Noticia”:

 ….“Por otro lado, insistir en la toma de conciencia por parte del Pueblo de Dios sobre la trascendencia de los medios de comunicación social y el consiguiente conocimiento de que un medio de difusión es tan importante como un seminario, como una obra de caridad, como un templo”…

Fuente:
Buenos Aires, Julio de 2016. 

0 comentarios: