martes, 28 de julio de 2020

EL ALFA EN EL MUNDIAL DE RUSIA - 2018 - PARTE 5


LA AGROECOLOGÍA ES LA SOLUCIÓN PARA LA ALIMENTACIÓN SANA | ARTÍCULO ESCRITO POR FAUSTO FALCONÍ


La pandemia permitió advertir la importancia de la agricultura familiar y campesina, porque mientras gran parte de la agricultura para la exportación genera divisas, la agricultura familiar da de comer productos sanos, destacó el ingeniero agrónomo Fausto Falconí, al exponer en el conversatorio para construir el futuro en medio de la pandemia. El encuentro virtual se desarrolló la tarde del pasado jueves 2 de julio, por iniciativa conjunta de SIGNIS ALC, la Comisión Ecuatoriana Justicia y Paz, SIGNIS Ecuador y el Instituto de Espiritualidad Santa Teresa del Niño Jesús.

En el conversatorio el ingeniero Falconí, que también es productor agroecológico, lamentó que al inicio del estado de emergencia, por la expansión de la pandemia, las autoridades no estuvieron preparadas y no entendieron la logística para abastecer los mercados, lo cual ocasionó un desabastecimiento pronunciado de productos alimenticios en los supermercados.

Consideró como improvisada y desordenada la política de implantación de semáforos para limitar la movilidad, lo cual complicó la cadena de abastecimiento alimenticio, a tal punto que los más multados fueron los productores agrícolas, porque trataban de llegar con sus productos a los mercados. “La logística no permitió que haya un abastecimiento fluido”, pero surgieron alternativas de distribución con entregas a domicilio y los productores también tuvieron que cambiar la logística de distribución y empezaron a crear vías de acceso para llegar al consumidor de forma directa, destacó.  Lamentó que no hubo y no hay el apoyo gubernamental a los productores y que por el contrario “hay bloqueo”. Según dijo, los supermercados no han podido suplir las ofertas que tenían antes, porque la gente se aisló y la producción no pudo salir y abastecer a los mercados.

Solidaridad y trueque: No obstante, valoró que, en medio del confinamiento por la pandemia, la gente se dio el modo de conseguir los alimentos y los productores empezaron a llegar, por rutas alternas a las grandes ciudades. Se evidenciaron expresiones de solidaridad e inclusive se activó una modalidad de intercambio y de trueque entre productos que se cultivan en la región andina con productos del mar o del trópico.

Comentó que el confinamiento ha permitido también que la gente se interese por tomar una serie de cursos virtuales sobre cultivos urbanos y familiares para empezar sus pequeños cultivos y procurar comer sano. Para el experto agrónomo, los campesinos y pequeños productores agrícolas se han interesado también en organizarse para mejorar la producción y llegar a los mercados, lo ha significado toda una revolución diferente frente a la realidad que se tenía antes de la pandemia. Así también, destacó experiencias interesantes de apoyo a los productores para garantizar el suficiente abastecimiento en los mercados, como lo registrado en la ciudad de Cuenca, en donde las autoridades fueron facilitadores para que los productos sean transportados, así como la organización de un centro de acopio, lo cual coadyuvó para que el abastecimiento se garantice. Según señaló, con el cambio de semáforos y la flexibilización de las restricciones de movilidad la gente está volviendo a los mercados, en donde se vive una relación de cercanía entre el comprador y su caserita, con quien acostumbra no solo dialogar sino también escoger los productos, apuntó el ingeniero Falconí.

Ferias que construyen comunidad: De igual manera enfatizó en la importancia de las ferias agroecológicas en las cuales se crea una comunidad, no solo de conocimientos sino de intercambio entre el proveedor y el consumidor, que se había roto durante el confinamiento. Según dijo, en Ecuador el 85% de la tierra está en manos de la gran agricultura agroexportadora, que representan divisas, que genera el 30% de las exportaciones y el 51% de las no petroleras, pero que, por otro lado, hay otra agricultura oculta que ocupa el 20% del área agrícola pero que cubre el 60 o 70 por ciento de la producción de los alimentos que abastece los mercados.

Agroecología para garantizar la alimentación sana: Cuestionó la estrategia de poder de la gran industria y la agroexportación de lo que dijo la “tecnología química” que busca desplazar al productor, y que inclusive la legislación que se aprueba y que impide la producción sin químicos, que son estructuradas por la gran industria.

Insistió en que la necesidad de valorar la agricultura orgánica, agroecológica, que permite sostener la alimentación del país, pero que lamentablemente las políticas estatales se orientan más a favorecer la agroexportación. Así también, denunció que la gran agricultura agroexportadora tiene una estrategia que busca matar la tierra a través de los agroquímicos, fertilizantes, plaguicidas y que está encaminada a desplazar al productor del campo, bajo la lógica de que se necesitan consumidores y no productores, dijo. Enfatizó en que la única alternativa para enfrentar la política agroexportadora y de la tecnología química que mata la tierra es la agroecología, que permite tener una variedad enorme de productos y no necesitan insumos externos y que los costos de producción son más bajos, pero que sobre todo producen salud, porque los productos son ricos en nutrientes y minerales y no están intoxicados, como sí están los productos que se cultivan a base de agroquímicos.

La fuente de esta información es SIGNIS ALC, la Asociación de la Comunicación para América Latina y el Caribe.

miércoles, 22 de julio de 2020

VIAJE A LA LUNA | EPISODIO IV | EL REGRESO | EL DOCUMENTAL


GUZMÁN Y MUSANTE EL 20 DE JULIO DE 2010, realizaron un radioteatro sobre la mayor hazaña de la humanidad, la llegada del hombre a la Luna.

Disfruta este documental que se llama “VIAJE A LA LUNA, EPISODIO IV, EL REGRESO, EL DOCUMENTAL” entérate como se hizo y cuál fue su objetivo.

Dejen sus comentarios debajo del video, activen la campanita e notificaciones para que les avise cuando subimos un nuevo video, suscríbanse al canal. Pueden escuchar este radioteatro en formato Podcast en https://soundcloud.com/musante-guzman/viaje-a-la-luna-episodio-4

Promuevan este video entre sus amigos, familiares, conocidos. Pueden seguir a nuestra productora Instagram #anunciarcontenidos

martes, 21 de julio de 2020

EL AGUA UN VALIOSO RECURSO NATURAL Parte 1


Desde tiempos remotos, se ha hablado sobre la importancia del agua como recurso natural. Factor esencial en el desarrollo de la vida terrestre y en el proceso de evolución de la humanidad. Cuando la bola incandescente de la Tierra se enfrió hace aproximadamente 5.000 millones de años, el agua en estado líquido apareció por primera vez sobre nuestro Planeta. Los vapores y gases emanados de esa reacción se convirtieron en lluvia, que cayó sobre las rocas duras de la corteza terrestre durante un largo período y se almacenó en las cubetas y depresiones que encontró a su paso. Así, se originaron los primeros ríos y mares y comenzó el proceso inacabable de la circulación del agua. Este elemento es el responsable principal de la vida de todos los seres vivos y afecta directamente al medioambiente, a la historia, a la energía, a la tecnología y a la economía del Planeta.

A lo largo de la historia, el agua ha condicionado la vida de los pueblos y ha sido un factor clave en el establecimiento de los núcleos de población hasta la Revolución Industrial, momento en que cedió el puesto a las vías de comunicación. Por otra parte, es una importante fuente de energía no contaminante, pues se han usado en las centrales hidroeléctricas fluviales o mareomotrices. Es el principal agente geodinámico, capaz de ser el principal protagonista en la formación del actual perfil terrestre.

En su parte química es la combinación de 2 átomos de Hidrógeno y Uno de Oxígeno (H2O) y se define como un elemento inodoro, incoloro e insípido. Además el agua en su estado natural contiene además, varios elementos que proceden de partículas que se le adhieren, ya que una de sus propiedades es que es un gran disolvente. Todo esto sucede en su proceso de evaporación y almacenamiento en la biosfera para caer luego en forma de lluvia. Pasando por diferentes suelos y depósitos, como ríos, mares, lagos, embalses, mantos acuíferos, etcétera.

Todas las aguas son diferentes, así como el agrupamiento en dos calidades diferentes. Ellas son, las llamadas aguas duras, que contienen gran cantidad de sales, y las denominadas aguas blandas cuando su proporción de carbonatos es menor. El agua tiene gran capacidad térmica, es decir conserva muy bien el calor, lo cual contribuye a reducir las diferencias de temperatura en diversos lugares. Su elevada tensión superficial facilita el fenómeno de la capilaridad, por el que las plantas absorben humedad y sales del suelo. El cuerpo de los seres vivos está formado en su mayor proporción de agua y, por ejemplo, este elemento en el hombre constituye el 70 por ciento de su organismo.

Se ha estimado que el agua contenida en la atmósfera no supera el 0,001 por ciento del total del Planeta, que asciende a 1.337 millones de kilómetros cúbicos. Éstos se encuentran repartidos en océanos, hielos continentales, valles glaciares, aguas subterráneas, ríos y lagos. Debido al volumen que permanece retenido en los casquetes glaciares (sobre un 30%), el agua que circula por los cursos acuíferos representa sólo el 0,0001% del total del volumen de agua de la Tierra, es decir, sólo 1.230 kilómetros cúbicos. Si se distribuyera esta cantidad por la superficie terrestre, la capa de agua lograría únicamente la exigua cantidad de 2 milímetros. Pero, pese a ello, las corrientes de agua desempeñan el papel regulador más importante en el mantenimiento de la circulación de agua.

Consumo racional del agua: «El agua es un bien mal repartido». Esta frase, muy repetida, resume los graves problemas que ocasiona a la Humanidad el agua, su exceso o carencia. La Organización Mundial de la Salud considera que el 80 por ciento de las enfermedades que afectan a la población están relacionadas con la potabilización del agua, como ejemplos podemos citar la gastroenteritis que desde hace muchos años afecta al ser humano y varias especies de animales, también la esquistomiasis y la oncocercosis.

El problema principal es la escasez de agua que provoca la desertificación y la pérdida de suelos cultivables. También, el exceso provoca severas inundaciones con la pérdida de cultivos, de ganado y de hábitats. La desertificación progresiva del Planeta y los planes de desarrollo económico incontrolado han provocado que en muchas áreas se exploten de forma exhaustiva los recursos acuíferos subterráneos, como las corrientes termales y mantos de agua fósil o flotante, así, como el abuso de los planes hidrológicos, agravando todavía más la situación. Un ejemplo de abuso de los planes hidrológicos es el de la cuenca del Mar de Aral llevado a cabo por la desaparecida Unión Soviética. Este gigantesco lago centroasiático ha visto disminuir en un 95 por ciento su capacidad, a causa de la desviación de las aguas de los ríos que lo alimentaban, en pro de un desarrollo industrial con objetivos a corto plazo y al mínimo costo económico.

Los cambios en el clima del Planeta y la deforestación agravan el problema del efecto invernadero y favorecen el aumento de la temperatura global. Ello puede comportar una serie de consecuencias difíciles de evaluar con respecto a la localización y el volumen líquido del agua en circulación, pero posiblemente causarán fuertes desequilibrios y accidentes desastrosos.

El fenómeno de la lluvia ácida: Las centrales térmicas, la industria, el hogar, el transporte y todas aquellas actividades basadas en la combustión de carburantes fósiles son las que generan óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre y otros productos de oxidación que constituyen la base sobre la que se forma la lluvia ácida. El nexo de unión entre emisiones contaminantes y deposición ácida se halla en lo que se ha definido como ley de Newton de la contaminación atmosférica: «todo lo que sube, debe bajar». Cómo, cuándo y dónde, depende de las propiedades de las sustancias y de los procesos físicos y químicos que sigan.

Una vez en la atmósfera los óxidos de azufre y nitrógeno sufren un proceso de hidrólisis que los convierte en ácido nítrico y sulfúrico, los cuales caen luego disueltos en la lluvia, la nieve o la niebla y se depositan sobre las plantas, los lagos, los ríos, los mares y los suelos de lugares en ocasiones muy lejanos a su punto de origen. Al filtrarse en la tierra, las materias que componen la lluvia ácida alteran el pH del suelo y dañan las raíces de las plantas, que sufren un proceso gradual de deterioro hasta sucumbir por completo y morir. También, los peces de las aguas contaminadas por este mismo fenómeno pueden perecer por asfixia debido a la irritación sufrida en sus branquias.

LOS CUERPOS INCORRUPTOS DE LOS SANTOS


Por incorrupción, se entiende la conservación de un cuerpo considerada milagrosa según la fe (es decir, debida a una intervención directa de Dios), ya que se produce sin el embalsamamiento y de forma inexplicable por las leyes de la ciencia. Son prodigios caracterizados por ciertas peculiaridades y en relación a los restos mortales de individuos que vivieron con fama de santidad. Los argumentos presentados normalmente por los críticos se pueden resumir en cinco puntos. El fenómeno se debe a causas que actúan (en un lugar determinado) a un “amplio radio”, como radiaciones o moho. Son explicaciones descartadas por principio, pues donde se verifican tales condiciones, las momificaciones aparecen como una constante y presentan las mismas características. Al contrario, en el caso de los incorruptos se encuentran casos individuales de santos, en lugares donde normalmente se lleva a cabo la descomposición.

El fenómeno es favorecido por las dietas ascéticas practicadas por los monjes. Una conjetura escéptica frecuente debido a los ayunos practicados, como se sabe, por muchos religiosos y que favorecerían la conservación. Sin embargo, estos individuos pertenecieron a épocas y estilos de vida a menudo completamente distintos entre sí; y de cualquier modo, en el estudio de las momificaciones naturales, nunca se ha verificado una incidencia especial de sujetos que practicaran dietas ascéticas; ni se encontró la incorrupción entre las víctimas de hambrunas o en regiones donde, a causa de la extrema pobreza, los habitantes practican (a su pesar) régimenes alimenticios muy restringidos. La mayoría de los críticos hostiles al mundo católico llegan incluso a especular que se trata de estafas perpetradas en perjuicio de los ingenuos devotos. Según su punto de vista, tendríamos que suponer que los custodios de estos cuerpos (normalmente personas consagradas), cometen fraudes en total antítesis a los principios y valores que han elegido como única razón de vida, sometiendo a tratamientos eficaces de embalsamamiento a estos restos mortales (perennemente expuestos en las iglesias), sin que nadie se de cuenta.

Y esto sin tener en cuenta del hecho que los cuerpos incorruptos son a menudo sometidos a exámenes médicos/científicos, quienes obviamente identificarían posibles rastros de esos tratamientos. Se trata de simples momificaciones, corificaciones, saponificaciones naturales, interpretadas equivocadamente como un evento milagroso. Esta tesis es improbable respecto a las momificaciones y corificaciones, pues las modificaciones externas padecidas por el cadáver (arrugamiento y piel curtida, reducción de la masa y peso corporal, deformación de las facciones) vuelven fácilmente reconocibles estos fenómenos naturales, incluso en ausencia de una investigación necroscópica; mientras que las descripciones testimoniales sobre los incorruptos hablan normalmente de cuerpos húmedos, frescos, flexibles y con un color de piel natural.

La cuestión es más compleja para las saponificaciones, donde las características externas del cadáver (mantenimiento de una masa corporal casi constante, color y facciones naturales) podrían efectivamente confundirse con una conservación milagrosa. Se trata, sin embargo, de fenómenos circunscritos a condiciones particulares, como la fuerte humedad, y de la que se pueden excluir los eventos en que se llevó a cabo un reconocimiento necroscópico del cadáver, ya que habría sido descubierta inmediatamente la adipocira. En el caso, por ejemplo, de la beata Mariana Navarro de Jesús, una comisión de once cirujanos estudió el cadáver (un siglo después de la muerte) en busca de una causa natural o artificial de la prodigiosa conservación. Pues bien, lo que encontraron no fue una masa adipocira sino los órganos internos y las vísceras aún frescas y blandas. Se puede citar el caso del jesuita San Andrés Bobola, cuyo cadáver fue sometido a un cuidadoso reconocimiento y no se señaló ninguna presencia de sustancias particulares en el lugar de los músculos y los órganos internos. También está el caso de la sierva de Dios María Margarita de los Ángeles; de la que tenemos una relación de los médicos que examinaron las entrañas del cadáver, encontrándolas frescas e intactas.

Pero hay otro aspecto a tener en cuenta. El fenómeno de la saponificación está acompañado por un fuerte olor desagradable; mientras que en el caso de los incorruptos, ningún testigo ha descubierto la emisión de malas exhalaciones. Al contrario, los testimonios van en un sentido diametralmente contrario. Son embalsamamientos llevados a cabo sin ningún intento de defraudar, pero los cuales, con el tiempo, se olvidaron. De esta tesis se hizo portavoz el paleopatólogo Ezio Fulcheri de la Universidad de Turín. Él fue invitado por monseñor Gianfranco Nolli (inspector del Museo Egipcio del Vaticano) para examinar el cuerpo de santa Margarita de Cortona, y descubrió que el cadáver presentaba una serie de cortes, indicios de un tratamiento de conservación. Notó también una fuerte fragancia por todo el cuerpo, que él explicó como procedente de los ungüentos y las especias utilizadas por los embalsamadores.

Fulcheri encontró una confirmación adicional en los documentos eclesiásticos e históricos, donde aparecía que los habitantes de Cortona habían pedido al obispo el permiso para embalsamar el cuerpo. La petición obviamente no fue ocultada; pero con el pasar de los siglos la intervención conservadora se olvidó y nació la convicción del milagro. La conclusión del estudioso es que la Iglesia practicaba frecuentemente el embalsamamiento ya desde los primeros siglos; de ahí la extirpación de las vísceras. A través de las nuevas investigaciones él identificó otros cinco cuerpos embalsamados del mismo modo: santa Clara de Montefalco, santa Margarita de Metola, santa Catalina y san Bernardino de Siena, santa Rita de Casia. Todos vivieron entre los siglos XIII y XV, en Umbria y Toscana.

Es necesario reconocerle a Fulchieri el mérito de haber dado una contribución importante al estudio de los incorruptos. En particular subrayó la necesidad en ciertos casos (los más antiguos, especialmente) de buscar posibles rastros que puedan relacionarse con prácticas conservadoras, ya que es posible (como demostró) que algunos casos de incorrupción sean en realidad embalsamamientos que se habían olvidado. Muchas órdenes religiosas (a las que pertenecían los incorruptos) creían y respetaban el proceso natural del polvo que volvía al polvo, al punto de inhumar los cuerpos en la tierra desnuda y sin ataúd. La misma Iglesia, en determinadas épocas, tomó una posición abiertamente contraria en relación a estas prácticas (véase el caso de los petrificadores del siglo XIX), que tenían razones para temer que se perdiera el respeto debido al difunto y el cuerpo se transformara en un objeto de manipulación a placer, por el gusto de una macabra experimentación. Obviamente, si este era el modus pensandi habitual por parte de la Iglesia, hubieron excepciones.

En el caso de los pontífices difuntos, por ejemplo, el Vaticano ha usado a menudo el método del embalsamamiento (desde el siglo XIV) por la necesidad de exponer el cuerpo y consentir la veneración de los fieles. En estos casos, la invitación de Fulcheri a una mayor prudencia está naturalmente fundada. Hace pocos años, por ejemplo, suscitó clamor la noticia que el cuerpo de Juan XXIII había sido encontrado intacto. El milagro fue desmentido, cuando se supo que el cuerpo había sido tratado con una inyección de sustancias conservadoras. Durante siglos, se abre un ataúd años después del fallecimiento –era preceptivo en las causas de beatificación, aparte de que existió un tráfico de reliquias que por fortuna hoy apenas se da-, y resulta que el cuerpo está momificado.

O sea, lo que se ve no es un esqueleto sin más, como es habitual, sino que conserva la piel convertida en un cuero poco atractivo, y con ella buena parte de los rasgos externos. Y así, con muchas ganas y poco conocimiento real, ya se proclama que está incorrupto. Y se muestra el hecho como prueba de santidad. Sin embargo, eso nunca ha servido como prueba de santidad para que la Iglesia proclame a alguien santo o beato. Si se abría el ataúd, el motivo era simplemente para confirmar que no había ninguna irregularidad en la muerte del difunto. Y nada más. Ciertamente, ha habido en el pasado bastante ligereza a la hora de valorar estos temas. Pero se caería en otra ligereza no menor, aunque se signo contrario, si se juzga que en este terreno ha habido una voluntad de engañar a los fieles.

CARNAVAL DE SANTIAGO DE CUBA, UNA TRADICIÓN DE SIGLOS


El Carnaval de Santiago de Cuba es una de las fiestas más grandes, famosas y populares que tiene toda la Isla de Cuba. Durante estas celebraciones la música, el baile, los ritmos contagiosos y también el ambiente de alegría sin dudas se adueñan de la comunidad. Estas fiestas carnestolendas son la ocasión que los santiagueros han encontrado para olvidarse del estrés y drenarlo con la música y el baile. Otra de las importancias de la celebración del Carnaval es que con él se honra su historia y la cultura popular. Se celebra cada año después de la primera mitad del mes de julio hasta finales del mes; como un recordatorio de la Fiesta Nacional de Cuba el 26 de julio, además del aniversario del Ataque a los Cuarteles de Moncada en la misma fecha.

De manera similar a otros carnavales de la Isla, el Carnaval de Santiago de Cuba requiere varios meses de preparación por parte de los locales. En esta fiesta todas las familias se involucran, y ponen su aporte material y humano en la realización de desfiles, disfraces y carrozas. Como resultado de este trabajo en unión, el ambiente festivo se siente desde los preparativos y finalmente llega a su auge en el mes de julio. En estas fechas, es común ver a la gente celebrando en las calles al son de la música mientras que disfrutan de una rica cerveza. La capital santiaguera se caracteriza por recibir un sinfín de influencias españolas y africanas, lo cual se evidencia en los carnavales. Probablemente esta sea la causa del predominio de ritmos como la Conga, Rumba y Salsa en los desfiles realizados en un paseo frente al mar.

El Carnaval de Santiago de Cuba tiene su origen en los festivales de Mamarrachos, una fiesta realizada en el invierno desde el siglo XVII. Según los historiadores en esta época la comunidad celebraba la conclusión de la temporada de la cosecha, tiempo en el que los trabajadores descansaban. Durante estos días, la calle era toda una fiesta y las familias preparaban platillos tradicionales, se presentaban grupos teatrales y musicales, y grandes hogueras. Los santiagueros también se disfrazaban y usaban máscaras, mientras que bailaban, sonando campanas y disfrutaban de un colorido desfile de carruajes tirados por animales. Sin dudas es una fiesta nacida del propio pueblo cubano con una viva sangre africana, notable en los bailes y los ritmos que acostumbraban tocar. Estos esclavos, en consecuencia, desarrollaron ritmos particulares implementando instrumentos como tambores y maracas que se convirtieron en emblema musical del Carnaval de Santiago de Cuba.

SIMÓN BOLÍVAR


Simón Bolívar, nació el 24 de julio de 1783, en Caracas, Venezuela. Procedente de un hogar aristócrata quien, a pesar de quedar huérfano a los nueve años, tuvo la fortuna de recibir una excelente educación. Su maestro Simón Rodríguez, se encargó de inculcar en aquel espíritu juvenil, el movimiento filosófico de la época. Con la idea de seguir ampliando sus conocimientos, viaja a España en 1799; tres años después en 1802, contrajo matrimonio con su amada, María Teresa Rodríguez de Toro y Alayza, pero su idilio no duró mucho tiempo, pues a causa de la fiebre amarilla, los ojos de María se cerraron para siempre, poco tiempo después de volver a Venezuela.

En 1804, regresó Bolívar a España acompañado de su tutor, Simón Rodríguez. Es en este viaje, en el que se hace tan famoso aquel juramento sobre el Monte Sacro de Roma; en el cual manifiesta su posición, al no descansar hasta que América sea totalmente libre. Tras los sucesos acontecidos el 19 de abril de 1810, Bolívar junto a Andrés Bello y a Luis López Méndez, son enviados a Inglaterra, con un encargo diplomático muy especial; el firme propósito, para obtener el reconocimiento de la nación que recientemente se estaba formando. Regresa nuevamente a Venezuela y ofrece un discurso ante la Sociedad Patriótica, en favor de la independencia americana.

Bolívar se ve obligado a huir a Cartagena, cuando Miranda es derrotado por las fuerzas realistas y desde allí, invade en 1813, a Venezuela. Es proclamado Libertador en Mérida, donde proclama la guerra a muerte. Toma la ciudad de Caracas en agosto de ese mismo año, y proclama la segunda república. Numerosas batallas, enfrenta con valentía Simón Bolívar, pero debe huir a Jamaica, desde donde escribe su insigne, Carta de Jamaica. Transcurrieron dos años e instala, en 1819, el Congreso de Angostura, en donde funda la Gran Colombia (Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá) y es elegido presidente.

El 7 de agosto de ese mismo año, en la Batalla de Boyacá, logra la independencia de Colombia; tras dos años de luchas y enfrentamientos, el 24 de junio de 1821, con la Batalla de Carabobo, se consolida la independencia de Venezuela. Un recorrido ciertamente lleno de luchas en las que tuvo que apostarlo todo para ir logrando la libertad de las tierras que fue pisando; luego de la victoria de Sucre en 1822, en la batalla de Pichincha y la liberación del norte de Sur América; Bolívar atraviesa los Andes para hacer lo propio por Perú, algo que logra en la Batalla de Junín, junto con Sucre el 6 de agosto de 1824.

Aprovechando su ausencia, los caudillos que empezaban a gobernar en Venezuela, comienzan a ejercer una rivalidad que, llevó a Bolívar a tomar la determinación de irse a Colombia y es en esas tierras neogranadinas, donde el 17 de diciembre de 1830, muere en la ciudad de Santa Marta. La amargura y tristeza empañaron sus últimos días y esto se evidencia en sus declaraciones, donde manifiesta gran frustración al no haber cumplido con su objetivo de la unión de la nueva patria.

miércoles, 15 de julio de 2020

LITTO NEBBIA


Félix Francisco (Litto) Nebbia nació el 21 de julio de 1948 en Rosario, provincia de Santa Fe, República Argentina. Sus padres, músicos ambos, despertaron en él una temprana e inquebrantable vocación artística. Con apenas 8 años de edad, Litto ya contaba con su propio show radial, en el cual cantaba acompañado por un trío de jazzeros amigos de su padre, y realizaba actuaciones por el interior de su provincia natal. Inspirado por su padre, quien con el seudónimo artístico de Félix Ocampo fue el primer cantante melódico argentino (llegó a actuar con la orquesta típica del maestro Miguel Caló), Nebbia comenzó a componer canciones a los 12 años de edad. Por aquel entonces, estudió con su madre, Martha Corbacho (Martha Denis artísticamente), cantante, concertista de piano, poetisa y guitarrista.

Luego de aprender guitarra se inició en el piano. A los 15 años integró el fundacional grupo Los Gatos Salvajes, con quienes grabó su primer disco, lanzado al mercado en 1965. Este álbum, que incluía ya sus primeras composiciones en castellano, marcó un hito, ya que por aquel entonces la música joven imperante a nivel comercial era exclusivamente extranjera. Quizás por esto, pese a algunos éxitos menores, el grupo no logró el reconocimiento que merecía, disolviéndose en 1966. En la actualidad ese album está publicado en Europa y E.E.U.U reconocido como el primer disco de Rock de Autor en Castellano. Mientras sus antiguos compañeros retornaban a Rosario, Nebbia y el organista Ciro Foglíatta permanecieron en Buenos Aires, afrontando el desafío de plasmar su idea musical: canciones en castellano, novedosas en sonido, ritmo y armonía, que no sólo representaran a su generación sino que refinaran el aletargado esquema de la canción popular de aquellos días. Así, en 1967 vuelven a escena con un nuevo grupo, Los Gatos, logrando gran éxito no sólo en la Argentina, donde su primer simple ¨La Balsa" vendió más de 250 mil copias, sino en toda Latinoaménca, con sus discos ocupando siempre los primeros puestos de los rankings discográficos de la región. En 1968, reciben el Nipper de Oro, galardón que otorga en USA el sello RCA a la revelación joven del año.

Tras varios años de éxito, Los Gatos se separan en 1970. Sus seis álbumes son continuamente reeditados y se han convertido en clásicos no sólo del rock en castellano sino de la música popular argentina en general. La carrera solista de Nebbia comienza en rigor en 1969, un año antes de la disolución de Los Gatos, con la edición de ¨Litto Nebbia¨, su album debut, que incluye clásicos como ¨Rosemary¨, ¨Mujer de los 1000 días¨ y ¨Deja que conozca el mundo de hoy¨. Ya entonces, en esa fase temprana, se revela como un artista sensible e inquieto, reacio a las categorizaciones y a toda restricción genérica o estilística que entorpezca su libertad creativa. A partir de 1970, ya separado de Los Gatos, profundiza esa tendencia, también pionera entre los artistas del rock local, en álbumes que lo acercan al jazz (¨Nebbia´s Band¨, 1970), al folklore (¨Despertemos en América¨, 1972) y a la melancolía tanguera (¨Muerte en la catedral¨, 1973). En este último álbum inaugura su sociedad artística con el contrabajista Jorge ¨Negro¨ González y el baterista Néstor Astarita, dos prominentes figuras de la escena jazzística, que se extenderá, exilio de Nebbia mediante, hasta comienzos de los ´80, legando obras fundamentales como ¨Melopea¨ (1974), ¨Fuera del cielo¨ (1975) y ¨1981¨ (1981), el álbum del retorno, entre otras.

En 1982 une fuerzas con la excelente agrupación cordobesa Los Músicos del Centro, liderada por los hermanos Juan Carlos y Mingui Ingaramo, y deja otros dos trabajos notables: ¨Llegamos de los barcos¨(1982) y ¨En vivo en Obras¨ (1983). Antes, también en 1982, registra ¨Sólo se trata de vivir¨. La canción que da título al álbum, escrita en México en 1979, se convierte inmediatamente en un clásico, el mayor de su carrera solista, versionado por decenas de artistas de las más diversas extracciones, tanto en la Argentina como en el exterior. En 1983, con ¨Evita, quien quiera oir que oiga¨, incursiona de lleno en la que será a la postre una de sus especialidades: la composición de bandas sonoras para cine y teatro. El tema central del film, ¨Quien quiera oir que oiga¨, coescrito con su director Eduardo Mignogna, es otro clásico ineludible, emblema de una generación estragada por la dictadura militar del 76-83.

A partir de este momento, mediados de los ´80, la actividad de Nebbia, siempre intensa, se torna febril debido a la proliferación de asociaciones con otros artistas, fenómeno paralelo al de su producción estrictamente individual (en 1983, por ejemplo, publica cinco álbumes, sólo o en colaboración). Rubén Rada, Domingo Cura, Lito Vitale, Facundo Cabral, Cuarteto Zupay, Lucho González, Bernardo Baraj, Luis Borda, Ze Renato, Víctor Biglione, Cacho Tejera, los Hnos.Ingaramo, Los Aviadores y el Septeto Argentino son algunos de los artistas con quienes ha encabezado aventuras discográficos en las décadas del ´80 y ´90. También paralela a su actividad como compositor e intérprete corre la de productor, iniciada a comienzos de su carrera pero establecida definitivamente en 1988 con la fundación de su propio sello, Melopea, con el cual lleva editados más de 500 álbumes de Música Popular Argentina. A todo esto, como se ha dicho, su carrera ¨normal¨ continúa, con nuevos álbumes de canciones sucediéndose cada año o dos. En 1990 reafirma su compromiso con el tango en ¨Homenaje a Gardel y Le Pera¨, editado también en Francia y Brasil. Repite en 1995 con ¨Nebbia canta Cadícamo¨, presentado en el Teatro General San Martín con el total apoyo del Maestro.

En 1998 musicaliza el ¨Romancero Gitano¨ de Federico García Lorca y cinco años más tarde hace lo propio con ¨Don Juan Tenorio¨ de José Zorrilla, completando el trabajo que dejara inconcluso el gran Waldo de los Ríos. Siguiendo con los homenajes, lanza entre 1999 y 2002 tres álbumes con personales versiones de temas de los Beatles y uno dedicado a Brian Wilson, alma máter de los Beach Boys. Graba dos álbumes para el sello mexicano Pentagrama y otros tantos para el español Nuevos Medios, que se suman a ¨Pequeño manual de vos y yo¨ aparecido en 1997. En 2004 publica el libro. ¨Una Mirada¨, colección de anécdotas y reflexiones acompañada además por un CD con material inédito de diversas épocas. Al año siguiente, luego de más de 15 años de tocar en trío (con César Franov en bajo y Horacio López en batería reemplazado luego por Quintino Cinalli), forma ¨La Luz¨, con Ariel Minimal en guitarra, Federico Boaglio en bajo y Daniel Colombres en batería. Con esta banda registra ¨Danza del corazón¨ (2005), ¨El palacio de las flores¨ (2006, de Andrés Calamaro, producido por Nebbia) ¨The Blues¨(2006)  ¨The Blues Parte Dos¨ (2007) y “The Blues” Parte Tres (DVD) (2008).

En 2005 lidera la histórica reunión de Los Gatos Salvajes y en 2007 la de Los Gatos, ambas en conmemoración de los 40 años de su surgimiento, que es también el del Rock de Autor en castellano. Nebbia es autor de más de mil canciones y editó casi un centenar de álbumes propios. Si a esto sumamos sus participaciones como intérprete, arreglador o productor artístico, ha intervenido en más de quinientos álbumes. Todo esto lo convierte en unos de los artistas más prolíficos internacionalmente. Sus temas han sido grabados por reconocidos artistas: Mercedes Sosa, Roberto Goyeneche, Susana Rinaldi, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Andrés Calamaro, León Gieco, Ana Belén, Juan Carlos Baglietto, Silvina Garré, Sandra Mihanovich, Facundo Cabral, Adriana Varela, Miguel Cantilo, Leo García, Nito Mestre, Julia Zenko, Frank Pourcell, Domenico Modugno, Nicho Hinojosa, Rubén Rada, Dino Saluzzi, Cacho Tirao, Roberto Fats Fernández, Andrés Calamaro y Horacio Malvicino, entre otros. 

La trayectoria de Nebbia ha estado signada, en todas sus etapas, por una permanente necesidad de evolución. Esta necesidad lo ha impulsado, particularmente tras la disolución de Los Gatos, a ampliar su perspectiva musical en todas las direcciones posibles, sin soslayar ningún género ni estilo. Fruto de esta amplitud son sus canciones, de apariencia simple a veces, pero de gran riqueza melódica, armónica y rítmica. Son esas canciones, más allá del contexto musical en que se inscriban, las que definen su personalidad como autor e intérprete y lo tornan inmediatamente reconocible, tanto hoy como en sus comienzos. A través de los años, además, Nebbia ha encarnado como pocos el ideal de la independencia artística, haciendo siempre sólo lo que le gusta, lo que le dicta el corazón, tal como se lo transmitieron sus padres con sabio poder de vocación.

miércoles, 8 de julio de 2020

LA CARTA PÓSTUMA DEL COMPOSITOR


Yo, Ennio Morricone, he muerto.

Lo anuncio a todos los amigos que han estado a mi lado siempre y a los que están lejos, a los que saludo con todo mi afecto. Es imposible nombrarlos a todos. Pero un recuerdo particular es para Peppuccio y Roberta, enormes amigos muy presentes en los últimos años de nuestra vida.

Una razón es la que me lleva a saludar así a todos y a celebrar un funeral privado: no quiero molestar. Un saludo afectuoso a Inés, Sara, Enzo y Norbert, por haber compartido conmigo y con mi familia una gran parte de mi vida.

Quiero recordar con cariño a mis hermanas Adriana, María, Franca y a sus familias, y hacerles saber lo mucho que les he querido. Un abrazo pleno, intenso y profundo a mis hijos Marco, Alessandra, Andrea, Giovanni, a mi nuera Mónica y a mis nietos Francesca, Valentina, Francesco y Luca. Espero que sepan lo mucho que les he querido.

Por último, María (pero no última). A ella le renuevo el extraordinario amor que nos ha mantenido unidos y que lamento abandonar. Para ella es el adiós más doloroso.

viernes, 3 de julio de 2020

TIEMPO DE LA CREACIÓN 2019

El Movimiento Católico Mundial por el Clima, se creó como una inquietud civil, a partir de la promulgación de la Encíclica Laudato Si, publicada por el Papa Francisco con el fin de hacer conciencia en la protección y conservación de la vida en el planeta Tierra al que se le denomina con el título nobiliario de: Nuestra Casa Común, que se ha puesto de moda,  a partir del deseo de muchos movimientos en el mundo que se han abocado en favor de la protección del medio ambiente. Cada año se celebra en todo el mundo, una campaña ecuménica, denominada Tiempo de la Creación, oración y acción global para proteger la casa común, enfocada hacia el medio ambiente, en la que han participado cientos de movimientos y miles de personas que han dicho presente. 

Nace como una iniciativa del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. Promoviendo la celebración de la vida y la protección de la creación de Dios. Tiempo de la Creación se celebrará entre el 1 de septiembre y el 4 de octubre de este 2019. Este movimiento ha sido impulsado por el Dicasterio Romano, el Movimiento Católico Mundial por el Clima, la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), y cientos de comunidades católicas y de Iglesias Cristianas Reformadas, preocupadas por el cuidado de la casa común. Durante todo este mes, cristianos de los 6 continentes trabajan para poner en práctica la Laudato Si, participando de eventos comunitarios para profundizar su amor por el creador, la creación y los demás. Los eventos varían de acuerdo a cada comunidad. Desde servicios de adoración y oración, hasta recoger basura o acciones pidiendo cambios en las políticas para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados. 

El Tema a tratar este año es La Red de la Vida, buscando crear conciencia como administradores de la creación y la necesidad urgente de proteger la rica biodiversidad que cubre el planeta. El Cardenal Pedro Barreto manifiesta que: “Las comunidades deciden como celebrar a su manera, en el caso de la comunidad católica, se incorpora el cuidado de la creación a la liturgia, formando círculos Laudato Si o participando en actividades como las Huelgas por el Clima, planeadas para el 20 de setiembre próximo”.

El Cardenal resalta la importancia de la Amazonía para el mundo, ya que produce el 20% del oxígeno del Planeta. La región absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono, por lo que se le considera como uno de los pulmones del mundo. El cambio climático y la destrucción de los biomas afectan a los más pobres.

La actividad tiene a varios impulsores en todo el mundo, entre ellos están: Monseñor Duffé, el Cardenal Turkson, el Arzobispo de Canterbury, el representante del Patriarca Ecuménico Bartolomé, y otros líderes que firmaron una carta de apoyo para el Tiempo de la Creación en la que afirman: “A medida en que la crisis medioambiental incrementa, hacemos un llamado urgente a los cristianos para dar testimonio de nuestra fe y tomar acciones reales para preservar el don de la creación que compartimos, como lo canta el Salmo: “Del Señor es la Tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan”. (Salmo 2:1 y 2). Durante el tiempo de la Creación nos preguntamos si nuestras acciones honran al Creador.

Mauricio López, Secretario Ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica afirma: “El Tiempo de la Creación es una oportunidad para reflexionar sobre nuestra forma de amar a otras culturas en toda su diversidad, especialmente la diversidad de comunidades amazónicas. Es una oportunidad para amar el rostro de Dios y de cómo este se hace presente en la Amazonía. Podemos involucrarnos con nuestros hermanos y hermanas más vulnerables y con el lugar que ocupan en la creación".

Sacrificio: La celebración de El Tiempo de la Creación es una posibilidad para recordar el coste en vidas humanas y daños al medio ambiente. Sólo en Brasil, más de 1150 agricultores, defensores de derechos humanos, sacerdotes y religiosas han muerto violentamente defendiendo la creación.