miércoles, 5 de abril de 2017

NICOLÁS KASANZEW: TESTIGO DE MALVINAS

NICOLÁS KASANZEW es un periodista argentino y fue cronista de varias guerras pero es recordado por haber sido el único corresponsal –de principio a fin- durante el Conflicto en Malvinas. En el Canal 7 de Argentina, que era, por aquel entonces, el de mayor audiencia en nuestro país, se emitían los informes de KASANZEW, como cronista a cubrir el conflicto en las Islas Malvinas; con imágenes grabadas por el camarógrafo Alfredo Lamela. Pero los mismos eran tergiversados y sólo se emitía el 5% del material enviado. Por ser "la cara de la televisión en la guerra" pagó un alto costo personal y tuvo que irse del país para ejercer su profesión. En la Argentina lo despreciaban los militares que habían vuelto derrotados y los civiles que queríamos olvidar ese fallido intento de recuperar las islas. Sin embargo, su trabajo periodístico fue excepcional y está reflejado en dos libros de calidad extraordinaria, MALVINAS, A SANGRE Y FUEGO y LA PASIÓN SEGÚN MALVINAS. Ahora vamos a compartir un extracto del reportaje que le realizaron en INFOBAE, a NICOLÁS KASANZEW:

“Cuando Galtieri se da cuenta que Estados Unidos no va a ser neutral, que él cayó en una trampa, le dice al ministro de defensa (Amadeo) Frúgoli: SAQUEMOS LAS TROPAS DE LAS ISLAS. Y Frúgoli le dice, NO PODEMOS, LA GENTE NOS VA A COLGAR EN LA PLAZA DE MAYO”

–Por empezar, dice NICOLÁS KASANZEW, una cosa que se olvidó es que 200.000 civiles se anotaron como voluntarios para ir a defender nuestra soberanía en Malvinas. Se anotaron pilotos civiles que decían que querían ir a estrellarse contra la flota inglesa con sus avioncitos, se anotaban lisiados con sus sillas de ruedas, personas mayores como mi maestro scout, que tenía 73 años, voluntario número 17 que hubiera hecho un muy buen papel. A ninguno de ellos los terminaron mandando. Fuimos pocos los civiles que participamos, pero había gente de vialidad, marinos mercantes, médicos. De hecho, 18 civiles murieron en combate, aportaron su cuota de sangre para defender la soberanía. Eso tampoco se tiene en cuenta.

“Sí, volví a entrar al canal para ser un marginado, porque el nuevo hombre fuerte del Ejército, el general (Cristino) Nicolaides, decía que había que olvidarse de Malvinas, por eso escondieron a los que volvieron. Primero me prohibieron entrevistar a los soldados que volvieron de la guerra, me prohibieron hacer notas sobre Malvinas, después me sacaron del noticiero y finalmente me dejaron sin trabajo. Luego me hicieron una campaña de difamación que estoy seguro salió de la inteligencia del Ejército, porque yo me puse a escribir mi primer libro. Al no haber podido contarles a los argentinos lo que había pasado con las imágenes y todo lo que viví, quise ponerlo en un libro. Como temían lo que yo podía escribir, me difamaron”

– ¿Está seguro entonces de que no hay forma de recuperar los materiales que no se emitieron?

–No lo digo yo, dice NICOLÁS KASANZEW, sino mis compañeros del canal que vieron cómo eran veladas las películas y borrados los casetes. Durante la guerra a mí me prohibieron filmar soldados conscriptos para que no se viera que eran bisoños, cosa que seguí haciendo primero por una cuestión de ética profesional, pero también porque ellos querían salir y que los vieran sus familias. Es sorprendente, porque es lo que permite comprender que la guerra tuvo un gran respaldo de la sociedad civil.

“Siempre se habla de que los generales y almirantes fueron a la guerra. Nunca lo pensaron, ni en las peores pesadillas, cayeron en una trampa, el famoso "guiño" que les hicieron desde el Pentágono por una provocación inglesa. Después no pudieron dar marcha atrás por los civiles…”

 Una última pregunta que le realiza el periodista de INFOBAE, ¿Porqué cree que la sociedad también se olvidó de la guerra?

“Lamentablemente somos un pueblo obscenamente exitista. Perdimos la guerra y todo el mundo le dio la espalda a la gente que estuvo allí. Si la hubiéramos ganado otra hubiera sido la historia no hubieran negado que estuvieron en Plaza de Mayo respaldando la recuperación. Ese exitismo, sumado a que se intentó mezclar todo, demonizar a las Fuerzas Armadas completas sin separar la paja del trigo. Malvinas coincidió solo cronológicamente con el proceso militar. En todo lo demás fue distinto. –La guerra es la barbarie siempre. Afortunadamente en esta guerra hubo gran cantidad de actos de nobleza, caballerosidad y amor al prójimo, de argentinos que dieron todo por amor”

Fuente:
www.infobae.com

0 comentarios: