lunes, 17 de mayo de 2021

LOS SECRETOS DE LA TORRE DE LOS INGLESES


Un monumento emblemático de la ciudad: se trata de la Torre Monumental o como se la conoció desde sus orígenes, la Torre de los Ingleses. El cambio de nombre fue después de la guerra de las Islas Malvinas. Este monumento formó parte de los regalos que distintos países le hicieron a la Argentina con motivo del primer centenario de la Revolución de Mayo. La Torre fue un presente de los residentes británicos en el país. Se encuentra emplazada en la actual plaza Fuerza Aérea Argentina (anteriormente a este espacio se lo llamaba Plaza Britannia) y la numeración correcta es Avenida del Libertador 49 y está circunvalada por Libertado, Ramos Mejía y San Martín.

La Torre fue inaugurada el 24 de Mayo de 1916, habiéndose colocado la piedra fundamental en Mayo de 1910. Su construcción se retrasó por el desarrollo de la primer Guerra Mundial. La ubicación fue fijada en el predio donde originalmente se hallaba la Usina de Gas de Retiro y desde la cual se distribuía el combustible para el alumbrado público. El diseño es del arquitecto Poynter, de estilo renacentista y tiene 75,5 metros de altura. Está revestida con una combinación de ladrillos rojos y piedra labrada. La firma que la construyó fue Hopkins y Gardom.

La estructura está emplazada sobre un basamento con cuatro escalinatas a cada lado y vertederos en sus esquinas. En la entrada principal se encuentra una placa de mármol grabada donde puede leerse "Los residentes británicos al Gran Pueblo Argentino Salud, 25 de Mayo de 1910". Y en las restantes caras existen frisos ornamentados con soles y diferentes emblemas del Imperio Británico: La flor del Cardo; La rosa de la Casa Tudor; El dragón rojo de Gales y el Trébol de Irlanda.

También se encuentran los escudos de Argentina y del Reino Unido. Se destacan los emblemas de Inglaterra y de Escocia: un Unicornio y el León Rampante. La Torre tiene a la altura de un sexto piso, todo un balcón perimetral en voladizo al que puede accederse además de la escalera, por un ascensor antiguo, vidriado y enrejado que al ir ascendiendo se puede apreciar al costado del mismo el péndulo del reloj de 4 metros de altura y 100 kilos de peso.

Más arriba está el mecanismo del reloj que posee cuatro cuadrantes realizados en opalina inglesa y las campanas de bronce. La mayor de ellas que pesa 7 toneladas y el carillón que marca los cuartos de hora pesa alrededor de 3000 kilos. Como una curiosidad más, es conveniente puntualizar que la Torre solo tiene de Argentina, arena y agua, ya que los ladrillos y el cemento Portland, como todo el resto de los materiales que la componen fueron traídos de Inglaterra, inclusive los operarios que trabajaron en su construcción también eran ingleses.

La Torre estuvo muchos años cerrada por los destrozos ocasionados por vándalos, con motivo de la Guerra de Malvinas y para lograr su definitiva restauración se debió recurrir a fotografías de la época porque los planos originales estaban en Inglaterra y nuestro país en aquel momento había suspendido sus relaciones diplomáticas con el Reino Unido.

0 comentarios: