miércoles, 27 de septiembre de 2017

NELLIE BLY

Periodista, autora, industrialista y trabajadora voluntaria. Nellie es la creadora del periodismo de investigación y pionera en el trabajo secreto de investigación periodística. Elizabeth Jane Cochran nació en un hogar pudiente, pero la muerte de su padre seis años más tarde, cambió radicalmente su vida y la de su familia. Aunque un hombre prominente, su padre el Juez Michael Cochran, no había testado sus bienes, por lo que fueron subastados, sin darle a su familia derecho a reclamación. La familia se mudó a un hogar más modesto y Elizabeth ayudó a cuidar de sus hermanos. Para asegurar el bienestar de sus hijos, su madre volvió a casarse al poco tiempo de la muerte de su marido. Desafortunadamente, su padrastro era un hombre violento y abocado al alcoholismo. Seguramente esta experiencia traumática, tanto para su madre como sus hijos, fue la que impulsó a Elizabeth a luchar por los derechos de la mujer.

Haciendo uso de su imaginación fértil, Elizabeth buscó una manera de expresarse y salir al mundo. A los 18 años escribió una carta anónima al director del Pittsburgh Dispatch como respuesta a un artículo sexista. El director quedó tan impresionado, que puso un aviso en el diario pidiéndole que se presentara. Al día siguiente, Elizabeth fue a las oficinas del diario y obtuvo su primer trabajo como periodista. Al considerarse indecoroso que una mujer escribiera para un periódico bajo su propia identidad, Elizabeth tuvo que buscar un seudónimo con que firmar su trabajo. Nellie Bly nació para el lector, con un artículo sobre derechos de la mujer trabajadora, el tema central en su trabajo.

Nellie ideó nuevos métodos periodísticos para cubrir temas delicados y exponer verdades sociales molestas. Se hizo pasar por una pobre trabajadora explotada para exponer la crueldad y las condiciones extremas en que trabajaban las mujeres en una serie de artículos reveladores. Cuando los dueños de las empresas amenazaron con dejar de anunciar en el Dispatch, transfirieron a Nellie para que cubriera la sección de modas. Fue entonces, con veintiún años, que Nellie decidió trabajar como corresponsal extranjera en México, desde donde continuó escribiendo artículos para el periódico, denunciando la pobreza y la corrupción política del dictador Porfirio Díaz. Finalmente, molesto por la realidad que Nellie exponía, el gobierno de México decidió expulsarla del país.

A su regreso a USA, Nellie pasó por Nueva York, donde aspiraba a trabajar para uno de los principales periódicos, The New York World de Joseph Pulitzer. Cuatro meses más tarde, todavía no había conseguido trabajo y no tenía un centavo. Decidida a no regresar a Pittsburgh, Nellie convenció a los guardias que la dejaran pasar y obtuvo una entrevista con el director ejecutivo del New York World. Allí expuso sus ideas sin vacilar y consiguió su atención y el interés de Joseph Pulitzer. En septiembre de 1887, Nellie se unió al personal del New York World. Su primer trabajo periodístico significó investigar informes de brutalidad y negligencia en un manicomio de mujeres. Nellie entonces decidió fingirse una mujer perturbada y logró que la internaran allí. Al cabo de diez días espeluznantes, la información que obtuvo abrió paso a una investigación judicial y subsiguientes cambios, que incluyeron un aumento en el presupuesto para dichos establecimientos. Además, esta audaz y aventurada maniobra periodística lanzó a Bly a la fama dentro del periodismo neoyorkino, y fue pionera en “la edad de las maniobras periodísticas”, en la que las mujeres arriesgaban tanto su reputación como sus vidas para entrar al mundo masculino de la prensa.

Nellie continuó con este estilo periodístico secreto para el New York World hasta el otoño de 1888, cuando en una reunión ejecutiva del periódico, se decidió enviar a un hombre alrededor del mundo en 80 días. Enfurecida, Nellie amenazó que lo haría en menos tiempo para otro periódico, si no le permitían hacerlo. El 14 de noviembre de 1889, Nellie Bly comenzó su viaje alrededor del mundo. Nunca recibió un trato especial durante su recorrido tanto en tren, barco o cualquier medio de transporte a la mano. Las experiencias de su viaje se publicaban diariamente en el New York World, y sus artículos eran esperados por todos con ansiedad. Setenta y dos días, seis horas y once minutos más tarde, Nellie regresó. Fue recibida con bandas, fuegos artificiales, desfiles y ovaciones, y alcanzó fama mundial.
Abatida y contrariada por la falta de reconocimiento de los directores del periódico, Nellie presentó su renuncia. Las historias en su vuelta al mundo aumentaron la circulación del periódico de manera tan contundente, que esperó recibir alguna bonificación, que nunca llegó.

En 1893, Nellie regresó al New York World. En sus artículos tocaba diversos temas relacionados con los derechos de la mujer y la lucha contra la injusticia. Sus jefes la adoraban porque sus historias vendían, pero también aumentaban la conciencia pública sobre los problemas sociales. Nellie expuso la corrupción en los sectores público y privado, y los ciudadanos comenzaron a pedir reformas sociales. Dio a conocer la lucha de las madres solteras y se convirtió en portavoz de la mujer. En 1895, Nellie se casó con el industrial millonario, Robert Livingston, un hombre 40 años mayor que ella y, por fin, dejó la carrera periodística. Luego de su muerte, 10 años más tarde, Nellie quedó al frente de la compañía de su marido, donde implementó cambios radicales, que incluyeron la eliminación del trabajo a destajo, la construcción de un centro de recreación, el establecimiento de clubes de caza y pesca, una biblioteca para los empleados, entre otras cosas. Desgraciadamente, sus buenas intenciones y su reforma radical no pudieron sortear un manejo financiero deficientemente que llevó a la compañía a la bancarrota.

En 1914, Nellie viajó a Inglaterra para alejarse de sus dificultades financieras durante unas semanas, sin esperar que estallara la Primera Guerra Mundial. Durante su estadía, aprovechó la oportunidad para cubrir la guerra y permaneció en Europa hasta 1919, cuando le llegó la noticia de que su madre estaba enferma. Regresó a casa, y retomó su carrera periodística, esta vez para el New York Evening Journal. Nellie Bly murió de neumonía en Nueva York, y todos los periódicos cubrieron el hecho con elaboradas notas necrológicas.

“¿Qué cosa, además de la tortura, instigaría la locura con mayor rapidez que los tratamientos en este establecimiento? A estas mujeres se las confina para curarlas. Si los médicos que aquí me tienen, tomaran a una mujer sana y saludable y la encerraran y la obligaran a sentarse en duros bancos de madera, desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la noche, sin dejarla hablar ni moverse todo ese tiempo, sin dejarla leer o saber del mundo exterior, y además la alimentaran mal y le dieran un tratamiento severo, ¿cuánto tiempo creen que esa vida la llevaría a la locura. En dos meses esta mujer estaría desquiciada y enferma.”

Nellie Bly
(De sus observaciones durante la experiencia en el manicomio)

COMPROMETIDOS CON LA VIDA

Marchan los docentes, marchan los alumnos, los trabajadores, los desempleados, los de la izquierda y los de la derecha, los del interior y los de la capital... Cientos de motivos y causas los llevan a las calles. Hay en nuestra sociedad una marcada vocación por marchar, por poner el cuerpo, como forma de expresión de un reclamo o de una adhesión colectiva que se activa y se enseñorea del espacio público convirtiéndolo en propio, incluso pasando por encima del derecho a circular de los demás.

Dentro del conjunto de los derechos de una persona, hay uno cuya defensa justifica las más encendidas expresiones y que, paradójicamente, suscita los más inconcebibles ataques. Nos referimos al derecho a la vida. Entretanto, voces como la de la diputada VICTORIA DONDA exigen que la legalización del aborto se trate en el Congreso. Estos sectores plantean disparatadamente que la legalización de estas crueles prácticas es una deuda de la democracia para con las mujeres o que no instaurarlas atenta contra los derechos humanos, vapuleado e ideologizado argumento que sirve también a esta criminal causa. Lo que sí es cierto es que el Estado debe garantizar el derecho a la vida de todos consagrado por la Constitución y acompañar debidamente para que las mujeres puedan planificar la vida familiar, llevar a buen término su embarazo, criar dignamente a sus hijos, previendo mecanismos legales que faciliten la entrega en adopción si optaran dolorosamente por ese camino. El derecho a la vida está en juego.

Aunque suene a obviedad, sólo los vivos pueden pretender salvaguardarlo. Somos quienes hemos tenido la suerte de nacer, los únicos que podemos alzar la voz para demandar el respeto al derecho de quienes nunca podrán disfrutar del sol, de la ternura, de una rica comida, del viento en la cara o de la lluvia. Las llamadas Marchas por la Vida nacieron para defender a los más débiles, a los inocentes e indefensos cuya dignidad se menoscaba en todo el mundo con argumentos inconsistentes y egoístas. Se repiten en distintos lugares. En Roma, 40.000 personas caminaron en mayo. En Lima, se juntaron 800.000 contra una posible ley del aborto. También en decenas de países.

Entre nosotros, se vienen realizando en Rosario, pero será el 27 de septiembre de 2017, en coincidencia con el Día de los Derechos del Niño, cuando tendrá lugar, a las 18, la Primera Marcha Nacional por la Vida, desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso. La convocatoria no es confesional y a la Iglesia Católica se adhirieron las iglesias evangélica y ortodoxa, los musulmanes y los judíos. Está claro que la propuesta es ampliamente superadora y alejada de lo partidario, pues el derecho a la vida dista de ser patrimonio exclusivo de una facción. La iniciativa propone que todos quienes trabajan por la vida se sumen para recordar que ésta, desde el instante mismo de la concepción, con el caudal de evidencia científica que las modernas tecnologías en 3D confirman, no se discute.

Esta movilización procura darles voz a quienes no la tienen. Busca encarnar los miles de gritos silenciados en los vientres. Sumarnos será una forma de expresar una más comprometida defensa de la vida consagrada por la Constitución, en la antesala del día internacional de lucha por la despenalización del aborto. No debiéramos permanecer de brazos cruzados frente al activismo de quienes, con falaces argumentos y egoístas proclamas, quieren imponernos el derecho a cercenar la inocente vida por nacer, tan ajeno a nuestras leyes como a nuestro espíritu.

Fuente:

miércoles, 20 de septiembre de 2017

BAT FRIENDLY

Bat Friendly, (Traducido al español significa, Murciélago Amigable), es una iniciativa de RSE en favor del medio ambiente. Como una exitosa práctica de Responsabilidad Social Empresarial, nace Bat Friendly, es un distintivo para las marcas que apoyan la iniciativa de conservar el Agave. El Agave es una planta con la que se produce el tequila y el mezcal. Esta planta es visitada por el murciélago que se alimenta de su néctar y a su vez, este ayuda a la planta a polinizarla. El murciélago es un mamífero que se encarga de dispersar semillas de diversas frutas como la Guayaba, el Zapote y el Capulín. Contribuyen en el control de insectos que afectan la agricultura. Por la noche ellos consumen toneladas de estos bichitos. Si a usted le gusta el tequila y el mezcal, debe saber que el murciélago es el mejor amigo de los productores de estas bebidas, porque al polinizar las flores de agave, ayudan a conservar la diversidad genética de esta planta.

Con la asesoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los productores de tequila han dejado al menos 5% de los agaves para que florezcan en lugar de procesarlos. En el año 2016 los productores lanzaron en Guadalajara 300 mil botellas de tequila con el distintivo Bat-Friendly. Destacando con esto que el producto y su elaboración es amigable con los murciélagos y con la naturaleza. En el mundo existen más de 1300 especies de murciélagos, solo 3 consumen sangre, por lo que consideramos injusto que se considere a este animalito como una especie peligrosa. 75% de los murciélagos comen insectos, 12% se alimenta de frutas, 10% consume néctar y polen, 3 o 4 especies atrapan peces, otras comen pájaros y ratones. En México hay aproximadamente 138 variedades de murciélagos, casi el 10% de la población mundial. Cada especie es diferente. Unos son de orejas y ojos grandes o pequeños, trompas largas o cortas, con o sin cuerno en la nariz, cada uno de estos mamíferos cumple una tarea diferente en la ecología. En EEUU, algunas especies han servido de experimento para el control de plagas de mosquitos y así combatir el virus del Zika. Cada millón de murciélagos destruye diez toneladas de insectos cada noche, lo que beneficia a los productores de cultivos como el algodón y el maíz entre otros. Estos animalitos son grandes regeneradores de las selvas mexicanas. Se encargan de la polinización y ayudan en la reproducción de plantas como la Pitaya, el Cactus y el Agave.

LA INDUSTRIA DEL TEQUILA: Desde hace más de 100 años se cosecha las plantas del agave, antes de que estas florezcan, y esto provoca que el murciélago se quede sin alimento, lo que les pone en peligro de extinción. Este proceso se ha revertido en los últimos años, luego que especialistas convencieran a los productores de tequila, sobre la importancia de dejar florecer el agave para conservar su diversidad genética. La UNAM y el Tequila Interchange Project se unieron para otorgar el distintivo bat-friendly a las marcas de tequila y mezcal que apoyan la iniciativa de la conservación de los agaves. Los murciélagos son animales maravillosos, se aparean en el centro y sur de México, las hembras viajan al norte y viven en cuevas, cuando salen a buscar comida lo hacen a una velocidad de 36 kilómetros por hora al atardecer y regresan antes que amanezca.

Información tomada de EXPOK, Comunicación de Sustentabilidad y Responsabilidad Social Empresarial.

Desde Costa Rica
Jorge Muñoz Somarribas
Coordinador

ANUNCIAR Contenidos Latinoamerica

miércoles, 13 de septiembre de 2017

NUEVOS BEATOS DE COLOMBIA

En el marco de su visita a Colombia, el Papa Francisco presidió la ceremonia de beatificación de Mons. Jesús Emilio Jaramillo y del P. Pedro María Ramírez Ramos, conocido como el Cura de Armero. La Misa se realizó en la ciudad de Villavicencio, a la que asistieron alrededor de medio millón de personas. Las virtudes heroicas de ambos mártires fueron reconocidas por el Santo Padre el 7 de julio a través de un decreto. Para conocer la importancia de esta beatificación para los colombianos, detallaremos los hechos que marcaron la vida de Mons. Jaramillo y el Cura de Armero.

MONS. JESÚS EMILIO JARAMILLO

Nació el 14 de febrero de 1916 en Santo Domingo, departamento de Antioquia. En sus primeros años como sacerdote, una de sus tareas pastorales era la capellanía de la Cárcel de Mujeres de Bogotá. También se destacó por sus sermones en Semana Santa y por su don de consejo por lo que fue director espiritual de religiosas y seminaristas. En 1945 es nombrado profesor en el Seminario Mayor de los Misioneros de Yarumal donde enseñó las cátedras de Dogma, Sagrada Escritura, griego y hebreo. Un año después fue designado formador de los novicios y llegó a ocupar el cargo de superior general.

Se caracterizó por inculcar en los seminaristas el ideal de santidad, la oración constante ante el Sagrario y las virtudes sacerdotales. Los que lo recuerdan dicen que tenía “una risa abierta y cordial, una conversación llena de agudos chispazos, un acercarse siempre y no eludir situaciones difíciles, un consejo comprensivo y acertado, un amor de padre por sus hijos futuros misioneros”. El 11 de noviembre de 1970 el Beato Pablo VI lo nombró Vicario Apostólico de Arauca y Obispo titular de Strumnitza. Su ordenación episcopal fue el 10 de enero de 1971. Después fue nombrado Obispo de Arauca en 1984 y ocupó este cargo hasta su muerte.

Se desempeñó como pastor en Arauca, primero como Vicario Apostólico y luego como Obispo, el mártir lideró programas educativos, de catequesis y de salud que beneficiaron a los campesinos y a los indios tunebos. En ese entonces, como los habitantes de la localidad sufrían por los azotes de la fiebre amarilla, la malaria y el paludismo, el Prelado ayudó a fundar el hospital Ricardo Pampuri. Por otro lado, su ministerio episcopal también estuvo marcado por los enfrentamientos entre el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el gobierno. En medio de esta situación, Mons. Jaramillo denunció la violencia de los guerrilleros contra los pobladores y la Iglesia.

En uno de sus escritos, el mártir expresó que la Iglesia “tiene que ser imparcial como una madre cuyos hijos están peleando entre sí. Ella no puede ser testigo de un hijo contra el otro. Esta imparcialidad de la Iglesia no significa cobardía. Al contrario, es una posición heroica, es un sacrificio cruento en favor del hombre”.
El Ejército de Liberación Nacional se sintió amenazado por la presencia del Obispo y el 2 de octubre de 1989 lo secuestraron y lo asesinaron a balazos. Tenía 73 años. La vida y obra de Mons. Jesús Emilio Jaramillo hicieron que San Juan Pablo II lo proponga como uno de los “testigos de la fe” en el siglo XX.

P. PEDRO MARÍA RAMÍREZ RAMOS: EL CURA DE ARMERO

Nació en la provincia de Huila el 23 de octubre de 1899. Cuando tenía 16 años ingresó al seminario de María Inmaculada, ubicado en la localidad de Garzón. Sin embargo, se retiró en 1920 porque quiso discernir nuevamente su vocación. Ocho años después entró al seminario en la localidad de Ibagué y fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 1931. Celebró su primera Misa en la parroquia de San Sebastián, ubicada en la localidad de La Plata, donde se bautizó y recibió su Primera Comunión. En su primer año como sacerdote, el Obispo de Ibagué, Mons. Pedro Martínez, lo nombró párroco de una iglesia en Chaparral y, tras pasar por varias parroquias, en 1946 fue designado párroco de un templo en Armero, donde permaneció hasta su muerte. El 9 de abril de 1948 estalló en Colombia una revolución por el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, que era candidato a la presidencia. La localidad de Armero no se salvó de los enfrentamientos provocados por los simpatizantes de Gaitán. Ese día, el P. Ramírez estaba regresando a su casa después de visitar a los enfermos cuando escuchó el desorden que se estaba generando en el pueblo.

Corrió a refugiarse en la iglesia y durante la noche puso a los objetos sagrados y a un grupo de religiosas a salvo. Luego permaneció en oración. En la tarde del 10 de abril un grupo de personas irrumpió en el templo, perpetró profanaciones y exigió al P. Ramírez que les entregara unas armas que supuestamente estaban escondidas en el lugar. Sus asesinos no encontraron ningún arma y le pidieron al sacerdote que abandonara la ciudad. Este se negó y entonces fue llevado hasta el centro de la plaza donde lo mataron a machetazos. Antes de morir, el P. Ramírez dijo: “Padre, perdónalos. Todo por Cristo”.

15 COSAS SOBRE EL 11S

Un 11 de Septiembre de 2001, el mundo quedó conmocionado por el mayor ataque terrorista de la historia hasta el momento: dos aviones impactaron contra las conocidas TORRES GEMELAS de Nueva York, acabando con la vida de miles de personas. El ahora conocido como 11S cambió la forma de pensar y de luchar contra el terrorismo en todo el mundo. Hoy, recordando este trágico hecho, te traemos las mayores curiosidades y datos sobre este hecho histórico.

1- Objetivo inicial
Al-Qaeda planeaba inicialmente atacar unas instalaciones nucleares en lugar del WORLD TRADE CENTER y el PENTÁGONO. Sin embargo, se dieron cuenta de que podía escapárseles de control si lo hacían y cambiaron su objetivo.

2- Reunión aplazada
La compañía propietaria del WORLD TRADE CENTER había organizado una reunión para el 11 de Septiembre sobre qué hacer en caso de atentado o ataque terrorista en la planta 88 de la Torre 1. La noche anterior se cambió de fecha porque uno de los asistentes no podía asistir.

3- Salvando vidas
Un perro guía ayudó a su dueño y a otras 30 personas a bajar los 1.463 escalones que les separaban de la salida en una de las torres a pesar de la confusión, el humo y el ruido a su alrededor. Una vez a salvo, el perro ayudó a una mujer atrapada por los escombros.

4- Perros trabajadores
Durante la búsqueda de supervivientes, los perros encontraron tan pocas personas vivas que se estresaban pensando que habían fallado en su trabajo. Los policías y bomberos encargados de las búsquedas se escondían en ocasiones bajo los escombros para que los encontraran, dándoles así consuelo y manteniendo su espíritu para seguir con el trabajo.

5- Vistas únicas del atentado
El único americano que no estaba en la tierra en el momento de los atentados era el ASTRONAUTA FRANK K. CULBERSTON, quien grabó todos los incidentes desde el espacio. Más tarde, descubrió que el piloto del avión que se estrelló contra el PENTÁGONO era su compañero de clase en la Marina.

6- Monumento 11S
Los nombres que se encuentran en el actual monumento del 11S están ordenados por relación entre unos y otros, en lugar de alfabéticamente. Una forma de mantener los lazos y conexiones entre personas que se veían todos los días.

7- Farsantes
TANIA HEAD fingió sobrevivir al ataque en la Torre Sur el 11 de septiembre. Durante mucho tiempo fue la presidenta de la organización de supervivientes de dicho atentado. Unos investigadores consiguieron averiguar que todo era mentira, ni siquiera se encontraba en el país cuando ocurrieron los ataques.

8- Fallos de organización
Cuando el primer avión impactó contra la Torre Norte, muchos de los ocupantes de la Torre Sur quisieron marcharse del trabajo, pero se les dijo por megafonía que debían de quedarse y continuar con lo que estaban haciendo. Algunos intentaron salir de allí, pero los agentes de seguridad les impidieron abandonar el edificio. Murieron 1.120 personas por este motivo.

9- Fuegos eternos
Los bomberos necesitaron casi 100 días para poder apagar por completo los fuegos que se habían generado como consecuencia del ataque a las torres gemelas.

10- Cierre del tráfico aéreo
El único avión que tuvo permitido volar tras los ataques del 11S lo hizo desde San Diego a Miami. Le dejaron volar porque transportaba el antídoto para un veneno de serpiente realmente letal que necesitaba un hombre que había sido atacado ese mismo día. El avión iba escoltado por dos naves del ejército.

11- Primer día difícil
BEN SLINEY, jefe de operaciones de control de tráfico aéreo en el centro de mandos, dio la orden de aterrizar a más de 4.000 aviones en todo el país. Redirigió cada uno de ellos al aeropuerto más cercano sin incidentes. Era su primer día de trabajo.

12- Consecuencias fatales
Tras este atentado se diagnosticaron 1.100 personas con cáncer como consecuencia de la exposición a “toxinas en la zona cero” del atentado.

13- Último día de servicio
El oficial JOHN PERRY estaba rellenando los papeles para retirarse del cuerpo cuando recibió la llamada en la comisaría del impacto del primer avión contra una de las torres. Dejó todo lo que estaba haciendo y fue hasta el lugar del accidente para ayudar con las operaciones de rescate. Falleció cuando una de las torres colapsó, convirtiéndose en el único agente fuera de servicio que falleció durante este trágico día.

14- Víctima 0001
La funda marcada con la inscripción “Víctima 0001” contenía el cadáver del PADRE MYCHAL JUDGE, un capellán católico del Departamento de Bomberos de Nueva York. Cuando se enteró del desastre en el WORLD TRADE CENTER, el PADRE JUDGE se puso su cuello de sacerdote y el traje de bombero y corrió hacia el centro de la ciudad. Vio a la gente saltar de los edificios y encontrar la muerte, para evitar así el infierno que acontecía a más de 300 metros de altura. A las 9:59 de la mañana la Torre Sur se derrumbó, y es probable que la fuerza de la caída de esa masa de acero, hormigón, vidrio y humanidad y los escombros que llegaron al suelo haya sido lo que provocó la muerte del PADRE MYCHAL. La suya fue la primera muerte registrada a causa de los atentados esa mañana.

15- Consuelo
Según las investigaciones que se realizaron tras el atentado, el consumo de alcohol en Manhattan aumentó en un 25% respecto a la semana anterior, así como el consumo de tabaco y marihuana. Por otro lado, la asistencia a iglesias y sinagogas descendió.