miércoles, 29 de enero de 2020

AÑO NUEVO CHINO

Más conocido, en China, como la Fiesta de la Primavera, o Año Nuevo Lunar (esto último especialmente fuera del país) es la festividad tradicional más importante del año calendario chino, celebrada también en otros países del este de Oceanía.

Basado en el calendario lunisolar utilizado tradicionalmente en China, las celebraciones comienzan el primer día del primer mes lunar y terminan el día quince, cuando se celebra el Festival de los Faroles. Durante este periodo se produce la mayor migración humana del planeta, el "movimiento de primavera", con millones de personas viajando a sus lugares de origen para celebrar las fiestas con sus familias.

La fecha de comienzo del Año Nuevo Chino viene determinada por el calendario lunisolar utilizado tradicionalmente en China y en otros pueblos que se han visto influidos por la cultura han, como coreanos, japoneses o vietnamitas. La celebración del Año Nuevo puede haber tenido un origen común con festividades similares de otras regiones. El Año Nuevo Chino comienza con la segunda Luna nueva tras el solsticio de invierno boreal (22 de diciembre), es decir, entre 30 y 59 días después, lo cual puede ser entre el 21 de enero o el 21 de febrero.

P. HERNÁN PÉREZ ETCHEPARE


El P. Hernán Pérez Etchepare nació el 16 de noviembre de 1964 en la ciudad de Rafaela, provincia de Santa Fe, Argentina. En 1986 ingresó a la Sociedad de San Pablo, estudió teología en Córdoba y en la Pontificia Universidad Católica de Chile donde vivió 6 años. En 1994 fue trasladado a la Casa de Florida (Provincia de Buenos Aires), donde comenzó colaborando con la oficina editorial. En 1995 se radica en Buenos Aires, donde es ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1998 fue ordenado sacerdote en Buenos Aires.

Fue director de periódicos y revistas de la EDITORIAL SAN PABLO de Argentina: LA HOJITA DEL DOMINGO, LA LITURGIA COTIDIANA, LA HOJITA DE LOS NIÑOS, APORTES PARA LA CELEBRACIÓN, LA ORACIÓN DE LA IGLESIA. Fue el creador de los “ENCUENTROS DE ICONOGRAFÍA ARGENTINA” que se realizan una vez al año reuniendo a los principales iconógrafos del país, del CAFÉ DEL ABRAZO LITERARIO, hoy llamado “EL CAFÉ DEL P. HERNÁN”, un espacio de encuentro para poetas, donde se comparte también música, teatro y sobre todo amistad.

Creó también la GUIA SOLIDARIA, fue miembro de la comisión directiva de la CONFRATERNIDAD ARGENTINA JUDEO CRISTIANA, participó y asesoró a varias ONG y asociaciones como: DIÁLOGO CIUDADANO, CUIDA TU VOTO, RED SANAR, TELÉFONO DE LA ESPERANZA, LUCHEMOS POR LA VIDA y muchas otras. Fue también asesor de la REVISTA ON LINE DE EDITORIAL SAN PABLO, y participó en el radioteatro virtual -no presencial- internacional EL VIAJE QUE CAMBIÓ AL MUNDO de la productora multimedia ANUNCIAR Contenidos Latinoamérica.

En el 2001 fue el quinto asesor convocado por la Comisión Directiva de nuestra asociación, para formar parte de la Comisión Asesora Interdisciplinaria. En el 2010 fue reconocido por su labor en los medios de comunicación y ANUNCIAR le otorgo el título de MIEMBRO HONORARIO de nuestra organización.

A mediados del 2011 se le detecta un melanoma, fue operado y tuvo una convalecencia dolorosa, pese a lo cual trabajó hasta que le fue imposible, y afrontó con la situación con el valor de quien tiene a Dios en su corazón. El 27 de enero de 2012 falleció dejando muchas semillas que continúan dando frutos.

Fuente:
www.boletindigital.com.ar

miércoles, 22 de enero de 2020

LA LEY SECA

Norma mediante la cual fue prohibida, desde 1919 y hasta 1933, en Estados Unidos, la fabricación, comercialización y consumo de alcoholes (vino, cerveza whisky, etc). La ley se acogió a la XVIII Enmienda de la Constitución y mediante ella el gobierno republicano intentó, desde una perspectiva puritana, dar un giro a la moralidad del país. La Ley seca no cumplió los objetivos que pretendía. Antes al contrario, la prohibición incentivó el consumo, especialmente, de alcoholes de alta graduación y se convirtió en un auténtico problema de salud pública al alentar indirectamente la destilación ilegal.

Pero sobre todo, dio alas al contrabando y al mercado negro, controlados por bandas de gánsters que hicieron de los Estados Unidos un lugar inseguro, debido a los sobornos a la justicia, a las autoridades y a la policía. El chantaje y los ajustes de cuentas entre bandas fueron algo corriente en este período. Mafiosos como Al Capone, acumularon un inmenso poder y el Estado hubo de crear unidades policiales especiales para atajar la corrupción de la propia policía (Elliot Ness). La Ley Seca fue derogada en 1931, por la Enmienda XXI de la Constitución, a iniciativa de la nueva Administración demócrata. El gansterismo, fuertemente instalado en la sociedad norteamericana, derivó sus negocios hacia otras actividades, tales como el comercio de drogas o la prostitución.

HORACIO GUARANY

Eraclio Catalín Rodríguez Cereijo, cuyo nombre artístico fue Horacio Guarany. Su padre, Jorge Rodríguez, era un indígena correntino, y su madre, Feliciana Cereijo de Rodríguez, había nacido en León (España). Su padre trabajaba como hachero de la empresa británica La Forestal cuando el 15 de mayo de 1925, cerca de Guasuncho o de Intillaco, en pleno monte del Chaco Austral, nació el antepenúltimo de 14 hermanos, Eraclio Catalín, aunque fue anotado en la cercana localidad de Las Garzas, y quien pasará su infancia en Alto Verde (distrito que actualmente forma parte de la ciudad de Santa Fe). De niño gustaba de la música, del canto, y aprendió a guitarrear con el maestro Santiago Aicardi. En 1943 viajó a Buenos Aires a intentar con el canto. Vivió en una pensión, y cantaba en el Barrio de la Boca, en el boliche La Rueda, sobreviviendo. Trabajó luego embarcado de cocinero, y también como foguista. Se inició con la Orquesta de Herminio Giménez, cantando música paraguaya y en idioma guaraní. En 1957 debutó en Radio Belgrano de Buenos Aires, consiguiendo que su interpretación de «El mensú» (de los hermanos Ramón Ayala y Vicente Cidade), se difundiera en las estaciones de radio.

Fue pionero del Festival Nacional de Cosquín en 1961, y fue un clásico, año tras año con conocidas composiciones como «Guitarra de medianoche»«Milonga para mi perro», «La guerrillera», «No sé por qué piensas tú», «Regalito» o «Si se calla el cantor». Muchas de sus célebres composiciones musicales acompañaron las letras del gran poeta tucumano Juan Eduardo Piatelli, canciones como «Canción del perdón» o «No quisiera quererte», entre tantas otras. Después del derrocamiento de Juan Domingo Perón se afilió al Partido Comunista, participando de sus actos partidarios y al tiempo que pronunciaba frases como: «Yo pertenezco al glorioso Partido Comunista», sin embargo, cree que eso no le ayudó en su carrera. En 1972 filmó su primer largometraje Si se calla el cantor, con Olga Zubarry, sobre el triunfo de un cantante luego de malas experiencias.

En 1974, dirigido por el mismo director Enrique Dawi, filmó La vuelta de Martín Fierro, con Onofre Lovero, un relato de la vida de José Hernández y de su obra. Durante el mismo 1974 recibe amenazas de muerte, atentados con bombas, de parte del grupo parapolicial TRIPLE A (Alianza Anticomunista Argentina), es conminado a abandonar el país en 48 horas, y en diciembre debe exiliarse, primero en Venezuela, luego en México y finalmente en España. La dictadura militar hace desaparecer todos sus discos, además de censurar la difusión de algunas canciones como «La guerrillera» o «Coplera del carcelero», entre otras. Retorna en diciembre de 1978, y el 20 de enero de 1979 le ponen una bomba en su casa de la calle Manuel Ugarte, en Buenos Aires; decidió permanecer en Argentina, aunque debió realizar espectáculos sólo en el interior del país.

Con el retorno de la democracia, en diciembre de 1983, vuelve a brindar recitales y presentaciones televisivas. En 1989 apoyó la candidatura presidencial de Carlos Saúl Menem, que era su amigo personal. Afirmó haberle dicho: «Carlitos, yo sé que vos no nos vas a defraudar», y que de ahí salió la frase publicitaria que promovió a este político, pero en reiteradas ocasiones Guaraný aclaró que no fue menemista ni apoyó las medidas liberales de los años noventa. En 1987 actuó en la Fiesta Nacional de la Tradición Frente al Mar en Miramar (provincia de Buenos Aires). En 1989 adquirió una finca en Luján, llamada Plumas Verdes, según explicación del propio artista en su libro de memorias (Memorias del cantor), llamada así porque queda «en el regocijo del loro», con mucha arboleda añosa, y frutales.

Siguió con su arte y oficio de cantar y de escribir, aunque el 24 de octubre de 2009 hizo su último recital en el Luna Park, pero sólo se despidió de aquel local que lo viera más de 20 veces lleno en su carrera. En febrero de 2012 realiza una cuatrilogía contando su vida en forma musical en el Teatro ND Ateneo de Bs As, con 4 conciertos. En 2007 filma "El grito en la sangre", dirigido por Fernando Musa y actuando junto a Abel Ayala, Florencia Otero y Roberto Vallejos. La película está basada en la novela "Sapucay", del propio Guarany. En 2013 recibe un premio del Congreso de la Nación Argentina. En 2014 recibe el Premio Konex a la trayectoria. En 2015 vuelve a cantar en el festival de doma y folclore de Jesús María, Córdoba. Con 89 años realizó la presentación en el festival invitando al Chaqueño Palavecino a cantar con él. A finales de 2015 se publica "Horacio Guarany, toda una vida", una extensa y documentada biografía del cantor escrita por Roy Stahli.

El viernes 13 de enero de 2017, Horacio Guarany, fallece a causa de un paro cardiorrespiratorio, a la edad de 91 años, en su casa de Luján. Sus restos fueron sepultados al día siguiente en el Jardín de Paz Oeste.

BITÁCORAS DEL ALMIRANTE-CRÓNICAS DE ENERO


El 20 de enero de 1486, Cristóbal Colón expone ante los Reyes Católicos su proyecto de abrir una ruta por el Atlántico para llegar a las Indias Orientales.

El 02 de Enero de 1493, Colón desembarcó para despedirse del generoso cacique y sus capitanes, pensando echarse a la mar el día siguiente. Guacanagarí, después de agasajar al Almirante, le aseguró que los españoles que quedaban en la guarnición no carecerían de provisiones ni de cualquier otro servicio que estuviese en su mano.

El 04 de Enero de 1493, con los restos del naufragio, que Colón recupero el pasado 26 diciembre de 1492, comenzó la construcción de un fuerte, este se llamó FUERTE NAVIDAD, ya que la nave capitana, la NAO SANTA MARÍA había zozobrado en Nochebuena. La fortificación se hallaba en la parte norte de la Isla que bautizó como LA ESPAÑOLA (en la actualidad son dos países, Haití y República Dominicana).

El 06 de Enero de 1493, Colón y Martín Alonso Pinzón, dialogaron y el Almirante perdonó al mayor de los Pinzón su insubordinación. Una de las cosas más interesantes del viaje fue explorar la isla, donde existía una región que los indígenas llamaban CIBAO, y a Colón le sonaba similar a CIPANGO, que era como se conocía a Japón.

El 15 de Enero de 1493, Colón toma la decisión de partir, y al día siguiente, las carabelas LA PINTA y LA NIÑA abandonan LA ESPAÑOLA con rumbo a España. Según Bartolomé de Las Casas, el Almirante ordenó a los castellanos que se quedaron en la isla que acatasen lo que dijera el cacique Guacanagarí y no saliesen de sus dominios. En LA NIÑA se embarcaron varios objetos recogidos en la expedición así como 10 nativos, dos de ellos hijos del cacique.

El 16 de enero de 1493, en su regreso, Colón descubre varias islas en las Bahamas, la zona oriental de Cuba y el norte de Haití. La expedición emprendió el regreso y unos días más tarde una tormenta separó las dos naves. LA PINTA, al mando de Martín Alonso Pinzón, llegó a Bayona (Galicia) a finales de febrero y anunció a los Reyes Católicos que el viaje de exploración había tenido éxito.

El 06 de enero de 1494, en la actual República Dominicana, Cristóbal Colón funda LA ISABELA, primera población española en América. La construcción comenzó a finales de diciembre de 1493 y la villa fue inaugurada el 6 de enero de 1494 con el nombre de 'ISABELA' en honor de la reina.

El 6 de enero de 1503, -Día de la Epifanía-, después de haber sido azotadas en la Comarca de Veraguas por violentos temporales, la flota constituida en este Cuarto Viaje de Exploración, fueron cuatro: La “Nao” Capitana, "La Santiago de Palos", al mando del Capitán Diego Tristán; La “Nao” "La Bermuda", que estaba al mando del Capitán Francisco de Porras; La Carabela "La Gallega", que estaba al mando del valiente Capitán Pedro de Terreros, y la Carabela "La Vizcaína", capitaneada por el Capitán Bartolomé Fiesco.

Fuente de esta bitácora:
Material histórico del guión del radioteatro virtual -no presencial- internacional EL VIAJE QUE CAMBIÓ AL MUNDO.

miércoles, 15 de enero de 2020

OBISPOS DE PANAMÁ SE REÚNEN EN ASAMBLEA PLENARIA

El siguiente resumen de noticias es una producción de ANUNCIAR Contenidos Latinoamérica.

Ciudad de Panamá.- Desde el pasado lunes 6 de enero, hasta el viernes 10 de enero de 2020, se reunieron en la 211 Asamblea Plenaria de los obispos de Panamá, con la finalidad de analizar, entre otros temas, la renovación estructural del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la creación de la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana (REEMAM).

Esta Asamblea Plenaria contó con la participación del presidente del CELAM, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, quien describió el proceso de renovación de la estructura del CELAM, que pretende lograr un mejor acompañamiento a las Conferencias Episcopales. Según informa el portal Vatican News, la reestructuración del CELAM se ha planteado desde mediados del año pasado, con una reunión en Bogotá. En ella, la presidencia del CELAM decidió consultar a las Conferencias Episcopales para establecer las necesidades reales que se deben tener en cuenta para una mejor estructura del consejo.

Creación de la REEMAM

Otro de los temas centrales de esta Asamblea Plenaria es la creación de la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana, cuyo documento se presentaría el próximo 10 de enero, en la conferencia de prensa final.
La REEMAM fue creada a finales del mes de septiembre del 2019 en un encuentro fundacional que tuvo lugar en la Ciudad de México. Esta red surge como resultado de la reflexión del consejo del CELAM sobre la Encíclica Laudato Si'.

Según el citado medio vaticano, esta tiene por objeto articular, en procesos de pastoral de conjunto, las iniciativas eclesiales que cuidan la casa común en las condiciones específicas del Corredor Biológico Mesoamericano, que incluye los países de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México.

Eucaristía por la Paz

El programa de esta asamblea plenaria del episcopado panameño incluyó la celebración eucarística por la paz, el pasado 9 de enero, en la parroquia de Santa Marta, en Altos del Chase. En la Misa participaron todos los obispos panameños y la invitación se extendió a todos los fieles.

La reunión concluyó con una conferencia de prensa el viernes 10 de enero, celebrada en la sede de la Conferencia Episcopal ubicada en Clayton en la que se dio lectura del comunicado de los obispos y se presentó el citado documento de la REEMAM.

Las fuentes de esta información son: Vatican News y  Agencia Zenit.

Jorge Muñoz Somarribas
Coordinador - Costa Rica
ANUNCIAR Contenidos Latinoamérica

miércoles, 8 de enero de 2020

LA MALA FAMA DE LOS AÑOS BISIESTOS


El mes de octubre comienza siempre en el mismo día de la semana que el mes de enero; abril que julio; diciembre el mismo día que septiembre: febrero, marzo y noviembre también en el mismo día. Estas reglas sólo las rompe el excéntrico año bisiesto. El bisiesto, con mala estrella desde el principio, nació cuando Sosígenes, el astrónomo y matemático de Alejandría se dio cuenta de que cojeaba el calendario que había calculado para Julio César y le añadió un día entre el 23 y el 24 de febrero, cada 12 años. El remiendo se llamó bis-sexto- kalendae, porque repetía el 23 que era el sextus antes de las kalendas o primer día de marzo.

Sosígenes siguió haciendo cuentas entre pecho y espalda y descubrió que todavía algo fallaba. Como dice Plinio el historiador romano: «el Sol había dado una vuelta antes de que el año se completara en el calendario». Entonces se fijó el año bisiesto cada cuatro años. Los supersticiosos romanos que le sacaban punta hasta a un estornudo y celebraban 157 días de fiestas para honrar a sus dioses, inmediatamente condenaron el bisiesto de 366 días, per secula seculorum, por caer en febrero.

Único mes con 28 días cuando antes era de 29 o 31 porque consideraban funesto el número par. Además era el mes de las fiestas lupercales en que los sacerdotes flagelaban las espaldas de las mujeres con correas llamadas “februmm”, para purificarlas y ofrecían sacrificios para aplacar la ira de Plutón, dios de los infiernos. Julio César, el dictador que cruzaba los ríos a nado y dictaba 7 cartas legibles al mismo tiempo conquistó medio mundo para Roma, cambió el tiempo y antes de morir asesinado por su hijo adoptivo Bruto, que lo apuñaleó en el Senado, ordenó por decreto que los mal nacidos en el día bis sexto, que no cumplían años sino cada cuatro, lo celebraran un día después.

Los asirios tenían un año lunar de 354 días, 11 menos que nuestro año solar, el mismo que usan los mahometamos todavía. Los egipcios tenían 12 meses de 30 días y llegaron a añadir al final de cada año cinco días de festival en los que era de mal agüero trabajar. El calendario Juliano funcionó hasta 1582 cuando el Papa Gregorio XIII, viendo que el equinoccio de primavera estaba empezando en verano, ordenó que el 5 de octubre de este año se convirtiera en 15 y dejó el problema en las sabias manos de su bibliotecario Lilius, quien sugirió que todos los años divisibles por cuatro fueran bisiestos, menos los terminados en dos ceros, no divisibles por 400. De modo que el 1600 fue bisiesto como lo fue el 2000.

Para medir el tiempo los astrólogos se basan en el año y en el día en los 365 días que la Tierra tarda dándole la vuelta al Sol y en las 24 horas que le lleva a la Tierra girar sobre sí misma. El descuadre está en que la Tierra da la vuelta alrededor del Sol en 365 días y 6 horas. Esas 6 horas que el calendario no logra masticar pueden ser la causa del legendario dolor de muelas que atacaba a Gregario XIII, hasta el punto de que El Vaticano estremecido esperaba lo peor. Pero un fraile español, con más conocimientos en hierbas que en teología, lo curó con enjuagues de una planta americana y Gregorio pudo imponer su calendario.

Así, 1584, año relativamente tranquilo, fue su primer bisiesto, con 16 siglos de mala prensa a sus espaldas porque los católicos heredaron el calendario pagano con mitos, creencias y supersticiones. Así también (por ejemplo) el viernes era de mala suerte porque ese día Caín mató a su hermano Abel, murieron Moisés y David, San Juan Bautista perdió la cabeza, Herodes ordenó asesinar a los inocentes y Cristo expiró en la Cruz.

Sigamos los pasos de los bisiestos para comprobar si las guerras, terremotos, desastres, destinos fallidos y muertes violentas son culpa suya. En 1588 fue vencida la Armada Invencible enviada por Felipe II, para invadir Inglaterra y 1600 fue cruel con Giordano Bruno, filósofo que se atrevió a contradecir a Aristóteles y a los Escolásticos y acabó en la hoguera por hereje. El siglo XVII vio morir en 1616 a los dos genios literarios de Inglaterra y España: William Shakespeare y Miguel de Cervantes abrumado por la miseria.

1644 acabó con la dinastía Ming en la China y en 1666 hubo un gran incendio en Londres; pero los cocos del siglo fueron la plaga de Londres que mató 75.000 personas y la guerra de los 30 años que empezó en 1618, eliminando la mitad de la población alemana, y no cayeron en bisiesto. En el siglo XIX, en 1812 Napoleón estuvo de malas porque perdió 600.000 hombres en la invasión a Rusia y en Caracas un terremoto mató a 10.000 venezolanos. 1848 estremeció a la burguesía porque hubo revoluciones en Italia, Francia, Austria, Alemania y levantamientos en España. 1856 fue muy ambiguo para Gustave Flaubert porque publicó » Madame Bovary» pero fue enjuiciado por inmoral. Las prostitutas londinenses tuvieron un 1888 de pesadilla cuando “Jack el Destripador” se tomó las oscuras callejuelas de la capital del recatado imperio de la Reina Victoria.

En el siglo XX, el año de 1924 fue portal para Lenin y generoso con Stalin quien comenzó su dictadura. En 1932 desapareció y murió asesinado el hijo de Lindberhg, pero en 1936 su secuestrador murió electrocutado. En 1940, Trotsky fue asesinado en México. En 1952 cayó el rey Farouk en Egipto, y 1958 fue el año de la revuelta estudiantil en París, que terminó tumbando a De Gaulle al año siguiente. 1972 fue un año especialmente trágico. Comenzó con el escándalo de Watergate, luego 11 atletas israelíes fueron asesinados por terroristas árabes en los Juegos Olímpicos de Munich, asesinaron a Martin Luther King y a Robert Kennedy.

Cayeron los presidentes Belaúnde, Sukarno, Arnulfo Arias, Joao Goulart de Perú, Indonesia, Panamá y Brasil respectivamente. Jrushov fue derrocado en la Unión Soviética. En 1976 murieron Chou En Lau y Mao y el peor terremoto del siglo se registró en China con 665.000 muertos, pero ninguna de las dos guerras mundiales empezó curiosamente en un año bisiesto.

MÁS MAGOS QUE REYES


Una vez vi a los Reyes Magos. No eran tres, eran dos y eran los mejores magos que vi en mi vida. Se las arreglaban para que siempre hubiera algo en los zapatos, Lo mínimo, lo que fuere. Aunque no hubiera nada, ellos lograban que haya lo que para nosotros era todo. El tercero nunca lo vi, pero seguro que lo dejaban cuidando los camellos. Nunca, nunca olvidaré a los dos reyes magos que vi. Seguro que ustedes también lo vieron y saben quiénes son y saben que son más magos que reyes.

Si dejaron de creer, si esta noche no ponen los zapatos, ni el pasto, ni el agua, acerquénse a sus reyes, dénles un beso en la frente (ustedes saben que los tienen cerca) y los que no los tienen con ustedes, sepan que desde un cielo hermoso siguen viajando para seguir entregando ilusiones y sonrisas... Agradézcanle la herencia porque ahora muchos de ustedes se han convertido en reyes y en magos.

Y tal vez, dentro de unos años, ustedes recibirán el beso en la frente y así será hasta el fin de los tiempos… Feliz noche para los reyes de hoy, para los de ayer y los reyes del futuro, porque no hay mejor reino que el mágico ni mejores reyes que ustedes…

SANDRO

Roberto Sánchez, más conocido por su seudónimo artístico Sandro, fue un destacado cantautor argentino de balada romántica y música rock y pop en castellano, famoso en todo el continente. A su vez, incursionó en múltiples oportunidades en cine, como actor protagonista e incluso como director. Fue uno de los fundadores del rock en castellano en América Latina. Publicó 52 álbumes originales y vendió 8 millones de copias, aunque hay fuentes que las elevan hasta 22 millones. Algunos de sus éxitos son "Dame fuego", "Rosa, Rosa", "Quiero llenarme de ti", "Penumbras", "Porque yo te amo", "Así", "Mi amigo el Puma", "Tengo", "Trigal", "Una muchacha y una guitarra".

Su tema "Rosa, Rosa" vendió 2 millones de discos, siendo su obra más famosa. Asimismo, su tema "Tengo" ha sido considerado el n.º 15 entre los 100 mejores temas del rock argentino, por la cadena MTV y la revista Rolling Stone. Realizó 16 películas. Fue el primer latinoamericano en cantar en el Madison Square Garden. En 2005 recibió el Grammy Latino al conjunto de su trayectoria profesional. Nació el 19 de agosto de 1945. Su abuelo paterno, de procedencia húngara, pertenecía al pueblo Rom, y se apellidaba Popadópulos. Sin embargo, al emigrar a España lo cambió por Rivadullas, nueva identidad con la que emigró hacia la Argentina. Esa herencia, la adoptó Sandro, llegando a asumir el sobrenombre de Gitano.

Como muchos otros adolescentes y preadolescentes argentinos, se sintió fuertemente atraído por la música y las actuaciones del cantante estadounidense Elvis Presley, desde sus inicios en 1955-1957, a quien comenzó a imitar en su último año de asistencia a la escuela primaria. Muchos años después, consiguió ver el show de su ídolo desde la primera fila del Boston Garden. Su primera «actuación», que lo marcaría por el resto de su vida, fue el Día de la Independencia argentina, el 9 de julio de 1957, en el acto de su escuela, cuando su maestra de 6º grado lo invitó a realizar su conocida imitación de Elvis, llevándose los aplausos y la ovación del público asistente. Fue entonces que se despertó su vocación por la actuación musical.

A comienzos de los años sesenta, Roberto Sánchez adoptó el nombre artístico de Sandro, el nombre que le habían querido poner sus padres y las autoridades no permitieron. Por entonces el rock and roll ya estaba instalado en Argentina, desde al menos cinco años atrás. A los primeros ídolos del rock, como Elvis Presley, Little Richard y Bill Haley, se habían sumado artistas y bandas de rock latinas que cantaban en castellano, como Los Cinco Latinos y Luis Aguilé (en la Argentina), Ritchie Valens y La Bamba (en California), y Los Teen Tops, Los Blue Caps y Los Locos del Ritmo (en México) y decenas de otros. En esa década comenzaron a llegar también las bandas de la llamada invasión británica, entre las que se destacaban los Rolling Stones y sobre todo Los Beatles.

Las presentaciones de Sandro provocaron la reacción de algunos influyentes grupos fundamentalistas católicos que lograron excluir a la banda de la televisión durante algunas semanas. Pero Mancera enfrentó la informal censura, amenazando con su renuncia, y la misma fue levantada. Con el dinero que comenzó a ganar con sus presentaciones y discos, Sandro alquiló en 1966, junto con otros roqueros argentinos, el local La Cueva, en la calle Pueyrredón 1723 de Buenos Aires, para formar un centro de reunión y difusión del rock argentino. La Cueva contrató a Litto Nebbia y Los Gatos como banda permanente del local, banda que poco después (1967) grabaría el tema "La balsa", dando origen a lo que ha dado en llamarse "rock nacional" argentino. En la segunda mitad de la década Sandro cambió la chaqueta de cuero por el smoking y la corbata, los jeans por los pantalones acampanados, pero conservando el pelo largo revuelto y la patillas largas y los movimientos convulsivos a lo Elvis, que profundizó desarrollando un estilo propio que terminó siendo su marca personal.

Este estilo sexual irreverente tuvo un efecto arrasador sobre las jóvenes latinoamericanas (donde curiosamente más incidencia tenía la prédica sexualmente restrictiva de la Iglesia Católica). Las fanáticas de Sandro (sus «nenas») llegaron a ser tan importantes como él mismo, devolviendo en sus presentaciones un clima de desenfreno y sexualidad, entre las que se volvió un clásico arrojar al escenario su ropa interior. Para la época, el mensaje de Sandro resultaba un revulsivo radical contra las normas morales establecidas sobre la virginidad de las mujeres y las relaciones prematrimoniales, férreamente establecidas en toda América Latina.

A comienzos de 1967 Sandro hizo su segunda aparición en cine pero fue a fines de ese año cuando comenzó la seguidilla que hizo estallar la balada romántica en el gusto popular del continente. Todo comenzó en octubre con su presentación en el Festival Buenos Aires de la Canción cantando la balada "Quiero llenarme de ti", que le valió ganar el festival y volverse enormemente popular de la noche a la mañana. El éxito se consolidó con el lanzamiento inmediato del sencillo "Quiero llenarme de ti", que rompió récords de ventas y se publicó en varios países de habla hispana y comunidades latinas de EE. UU., marcando el inicio de su carrera artística internacional.

El primer trimestre de 1968 terminó de consolidar a Sandro en una continuidad exitosa, lanzando un simple por mes, todos éxitos: "Porque yo te amo""Como lo hice yo" y "Una muchacha y una guitarra" (años después lo grabaría Bersuit Vergarabat), entre otros. Entretanto, en febrero de 1968, Sandro se presentó en el Festival de Viña del Mar (Chile), donde volvió a ganar, repitiéndose el furor popular, especialmente femenino, desatado en el festival de Buenos Aires. Viña, un festival clave de la música continental, le abrió las puertas de los países latinos: Venezuela, Colombia, Perú, Uruguay, Paraguay, Ecuador, México, Puerto Rico, Costa Rica y República Dominicana. Su éxito se extendió a las comunidades latinas de EE. UU.

Con una fama que se extendió por todo el mundo, se convirtió en ídolo y representante del continente, comenzando a ser conocido con el nombre de su noveno álbum, Sandro de América, en tanto que la grabadora CBS lo consideró el Nro 1 de la región. El álbum “Sandro Espectacular” (que incluye "Dame el fuego de tu amor"). Ese año fue premiado en Francia en el Festival Internacional de Cantantes Galos y luego fue invitado a cantar en el Festival de la Canción de San Remo (Italia), actuación que repetiría al año siguiente. En 1972 fue el primer artista en cantar en el Luna Park de Buenos Aires, hasta entonces un ámbito exclusivamente boxístico, con un amplio éxito. En EE.UU. recibió el premio Grand Ball al cantante del año, y las llaves de la ciudad de Miami.

En 1998 se supo que Sandro padecía una grave enfermedad ocasionada por décadas de adicción al tabaco: enfisema pulmonar crónico, la que lo llevó a alejarse de los escenarios. Pero la dedicación del ídolo para con su público, hizo que en el año 2001 presentara uno de sus mejores espectáculos: "El hombre de la rosa", que fue posible gracias a que junto al micrófono llevaba conectada una asistencia de oxígeno. De esta manera pudo realizar en 2004 otra gira nacional, "La profecía". Luego, su enfermedad fue avanzando hasta el punto que la falta de oxígeno le dificultaba su vida diaria, siéndole diagnosticado como única solución un trasplante de pulmón y corazón, por lo que fue puesto en lista de espera.

El 20 de noviembre de 2009, luego de 8 meses de internación, se le practicó en el Hospital Italiano de la ciudad de Mendoza, Argentina, un doble trasplante de corazón y de pulmones. (El donante resultó ser un joven de 22 años de edad). La operación concluyó en forma exitosa, pero los médicos pidieron cautela durante el postoperatorio. El "Gitano" siguió evolucionando favorablemente superando las expectativas esperadas por sus médicos, y los mismos dieron a conocer que su perspectiva de vida podría ser de 10 años o más. Así también reafirmó el equipo médico que su evolución sería lenta y que podría ser factible (como es común en casos de trasplantes con características tan especiales) que se manifestara algún tipo de complicación durante su convalecencia.

Roberto Sánchez falleció en el Hospital Italiano de Mendoza por un "shock séptico". Su deceso se produjo a las 20:40 del 4 de enero de 2010. El paciente había afrontado cinco intervenciones luego del trasplante cardiopulmonar (dos de ellas efectuadas el mismo día de su muerte) y había luchado por su vida durante 45 días. Inmediatamente, la noticia repercutió en todos los medios argentinos y en redes sociales. Los importantes diarios estadounidenses The New York Times y The Washington Post publicaron en tapa de sus ediciones electrónicas del 5 de enero de 2010 la noticia de la muerte del cantante titulando textualmente: "Muere a los 64 años el cantante Sandro, el Elvis argentino". De manera similar lo hizo la BBC inglesa.