martes, 11 de octubre de 2016

DIFERENCIAS ENTRE LOS SERVICIOS AUDIOVISUALES PAGOS Y LOS DE RADIODIFUSIÓN DE TV ABIERTA


El denominado “canal” de TV de un servicio por abono, no lo es: es en realidad una “señal”, ya sea de cable, internet, satélite, etc. Pero esto, no es algo sólo semántico. Significa que la misma no puede llegar a todo el público ya que las reciben sólo los tele-espectadores que pagan dicho abono a las empresas que la distribuyen.

Esa señal no es abierta al público en general, directa y gratuita, ya que no tiene un vínculo natural para toda la gente: el espectro de frecuencias radioeléctricas destinado al servicio de radiodifusión sonora y televisiva. En este último caso, sí lo pueden recibir gratuitamente tanto los no abonados a un servicio, como también los abonados (como público determinado), ya que las empresas distribuidoras están obligadas a retransmitirlo en las áreas de servicio, como también libremente fuera de las mismas.

Este servicio de radiodifusión se sólo se realiza sobre un sustento natural (no físico), un recurso muy escaso, patrimonio de la comunidad, no a través de vínculos radioeléctricos y físicos construidos por empresas comerciales, por lo cual, necesariamente es administrado por el Estado a través de sus organismos de aplicación, el cual otorga las licencias y autorizaciones correspondientes para el acceso al espectro, destinado a tal fin, a los respectivos titulares, a fin de brindar un servicio que es catalogado de interés público, bajo una gran responsabilidad tutelada por el mismo Estado.

La televisión analógica o digital de tipo “cerrado”, de hecho, es relativamente libre en cuanto a la norma a utilizar en sí, ya que su recepción depende de un contrato con la empresa proveedora del servicio audiovisual destinado a un público determinado. En cambio la televisión abierta, tanto analógica como digital (en transición), cuya norma es PAL-N e ISDB-T respectivamente, en nuestro país, sólo es para este tipo de servicio (“abierto”) ya que es algo esencialmente de carácter masivo, con bajo costo en la recepción, y que utiliza un recurso radioeléctrico público.

Buenos Aires, setiembre de 2016.
Ing. Alberto Cravenna (M.N.1352)

0 comentarios: