miércoles, 23 de enero de 2019

CRISIS SOCIOPOLÍTICA EN NICARAGUA-Primera Entrega


Tras un exhaustivo trabajo de recopilación y de observación en la región, dos periodistas de CNN En –Español, presentaron a la opinión pública, este informe que es en detalle, la descripción paso a paso del drama humano que se vive en el hermano país de Nicaragua. 2018 fue un año extremadamente violento en Nicaragua. Las protestas que iniciaron por una iniciativa del Gobierno para reformar el Seguro Social en el país, se transformaron en un llamado multitudinario exigiendo la renuncia del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la petición por elecciones adelantadas, algo a lo que el gobierno de este país se ha negado. Ni gobierno, ni las organizaciones políticas se han podido poner de acuerdo en la cifra de muertos, pero todos coinciden en algo: se trata de cientos de vidas perdidas y miles de afectados por cuenta de la violencia que inició el 18 de abril y se ha extendido por casi nueve meses. Hacemos un recorrido por un año de crisis sociopolítica que ha sacudido a Nicaragua y cuya solución hasta el momento es tan incierta como compleja.

18 de abril de 2018: Estallan las protestas populares en Nicaragua contra la reforma del Seguro Social en el país, que aumentaba la cuota patronal y laboral y creaba una nueva cotización para los jubilados. El Gobierno dijo que la reforma era para sanear las finanzas del seguro social que, según el Gobierno, tiene un déficit “histórico” desde hace varias décadas. Esta fue la primera vez en más de 11 años de gobierno de Daniel Ortega que se presentan manifestaciones masivas en diferentes puntos del país.

22 de abril de 2018: El presidente Daniel Ortega anunció que revocaría la resolución de aumento de pagos a la Seguridad Social. En esos primeros días ya se contaban al menos 10 muertos, según el Gobierno, mientras que el Centro Nicaragüense de Defensores de Derechos Humanos dijo que eran 25 fallecidos y 67 heridos.

12 de mayo de 2018: En medio de las violentas protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, el Ejército de Nicaragua hizo un llamado a la paz y al diálogo nacional. La fuerza armada dijo que esa es la única manera de evitar “afectaciones irreversibles” a la economía, al desarrollo nacional y a la seguridad.

16 de mayo de 2018: En un contexto de protestas y enfrentamientos, iniciaron los diálogos entre gobierno y oposición, con mediación de la Iglesia, para buscar una solución a la crisis que consumía a Nicaragua a casi un mes. En este diálogo estuvieron presentes el presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo, estudiantes, la empresa privada y la iglesia católica.

24 de mayo de 2018: Los obispos mediadores de las conversaciones en Nicaragua se retiraron de la mesa por falta de consenso entre las partes. Los obispos presentaron una agenda para, entre otros, adelantar las elecciones, prohibir la reelección presidencial y aprobar una ley marco para la transición democrática.

30 de mayo de 2018: Una multitudinaria marcha en apoyo a las madres de los fallecidos en las protestas de abril, terminó con la muerte de 16 personas, según el Gobierno, y 83, de acuerdo con cifras reportadas por Amnistía Internacional.

21 de junio de 2018: El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, advirtió que grupos paramilitares hicieron presencia en el barrio indígena de Monimbó, en Masaya, al sur de Managua, la capital de Nicaragua. Los obispos llegaron hasta allí en medio de enfrentamientos.

15 de julio de 2018: Al menos 10 personas murieron y otras 10 resultaron heridas según la Asociación Nicaragüense pro derechos humanos, luego de una operación de la Policía y grupos afines al partido de Gobierno en varios municipios del departamento de Masaya. La Policía llegó a estos municipios como parte de una operación para despejar las vías tomadas por manifestantes que protestaban contra el gobierno de Daniel Ortega.

16 de julio de 2018: La comunidad internacional presiona a Daniel Ortega para que cese la violencia en Nicaragua. La ONU instó al Gobierno nicaragüense para que terminara la violencia que para ese entonces había acabado con la vida de cientos de personas, según denuncian organizaciones de derechos humanos. El gobierno presidido por Daniel Ortega, por su parte, habla de medio centenar de muertos.

19 de julio de 2018: Durante el acto de celebración del aniversario número 39 de la revolución sandinista, el presidente Daniel Ortega acusó a los obispos de Nicaragua de golpistas y afirmó que se fortalecerían los mecanismos de autodefensa para evitar que sigan matando familias sandinistas. Según Ortega, los obispos mediadores en el diálogo nacional “tomaron partido” y “querían provocar un golpe de Estado”.

23 de julio de 2018: Daniel Ortega dice que no habrá elecciones presidenciales en Nicaragua. Además, calificó de “terrorismo” los disturbios civiles en Nicaragua y se niega a renunciar.

29 de julio de 2018: El presidente Daniel Ortega habló con CNN y elevó la cifra de muertos a 195. El presidente criticó las cifras de muertos entregadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y grupos defensores de derechos humanos que para ese momento hablaban de hasta más de 400 muertos durante la violencia. Él dijo que los datos no habían sido verificados ni depurados, sino que se trataban de denuncias. Nuevamente descartó convocar elecciones anticipadas.

19 de agosto de 2018: El gobierno de Daniel Ortega acusa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de manipular información sobre la crisis política del país. Según el Gobierno, la CIDH manipuló información y convirtió “un intento de golpe de Estado en una supuesta protesta pacífica”, y que el resumen del viaje de trabajo se basó en “informaciones audiovisuales y testimonios editados y manipulados por los autores y ejecutores”.

30 de agosto de 2018: La Cancillería de Nicaragua dio por terminada invitación de la misión de la ONU en el país, luego de un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que le recomendó a Nicaragua poner fin al hostigamiento, a la criminalización de sus opositores y el cese de las detenciones ilegales.
Prepararon esta información, Samantha Lugo y Mario Medrano de CNN en Español, destacados en Nicaragua.

Desde Costa Rica
Jorge Muñoz Somarribas
Coordinador
ANUNCIAR Contenidos Latinoamerica

0 comentarios: