martes, 19 de febrero de 2019

CRISIS SOCIOPOLÍTICA EN NICARAGUA-Segunda Entrega


7 de septiembre de 2018: En el tercer gran paro general convocado por la oposición, los opositores exigían la liberación de los manifestantes detenidos en las protestas que comenzaron en abril. Los otros dos paros ocurrieron el 14 de junio y el 13 de julio.

28 de septiembre de 2018: La policía de Nicaragua califica de “ilegales” las protestas de la oposición. En un comunicado la Policía listó una serie de presuntos incidentes violentos que ocurrieron en las protestas contra el Gobierno en septiembre y se refirió a estas como “marchas ilegales”. Además dijo que los organizadores serán responsabilizados de cualquier crimen y acto violento perpetrado durante las marchas. La CIDH expresó su preocupación pues en ese momento no estuvo claro si la policía se refería a crímenes específicos o si advertía que todas las protestas serían consideradas ilegales. Para ese momento la cifra de muertos de la CIDH estaba en 322, y la del Gobierno era de 199. La CIDH recibe con preocupación nota de prensa de la Policía Nacional de Nicaragua, que califica de ilegales las manifestaciones y criminaliza su convocatoria. Esto es contrario a los estándares interamericanos e inhibe el ejercicio de derechos inherentes a una sociedad democrática.

14 de octubre de 2018: La policía agredió y detuvo al menos a 38 manifestantes que pretendían marchar por la libertad de los opositores detenidos. Fueron liberados 24 horas después.

26 de noviembre de 2018: El Gobierno de Nicaragua detuvo a la Defensora de Derechos Humanos Ana Quirós de 62 años, que también tiene la nacionalidad costarricense. La vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, informó el 26 de noviembre que Quirós fue entregada a Migración. Junto a Quirós también fueron retenidas las hermanas y activistas de derechos humanos Ana y María Jesús Ara, de nacionalidad española, y Beatriz Huber, una suiza de 49 años, quienes trabajaban en el Colectivo de Mujeres de Matagalpa y también habían sido citadas por Migración.

19 de diciembre de 2018: La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que monitorean la crisis de derechos humanos en Nicaragua, fueron suspendidos temporalmente por el gobierno. El Gobierno dijo que esas organizaciones rompieron los protocolos y crearon una plataforma de “información falsa para promover sanciones internacionales contra nuestro país”.

21 de diciembre de 2018: En Washington el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la OEA presenta un informe que concluye que no hubo evidencia de golpe de Estado, pero sí una estrategia de represión ejecutada con el conocimiento de altas figuras del Gobierno. Según ese reporte, entre el 18 de abril y el 30 de Mayo murieron 109 personas, 95 de ellas con heridas de arma de fuego en el pecho, cabeza y cuello. Policías y paraestatales usaron armas letales. Los investigadores hablaron de investigar acciones cuyas características constituyen crímenes de lesa humanidad. También cuestionan la parcialidad del poder judicial. El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, les informó a varios organismos de observadores internacionales que tenían 72 horas para salir del país, pues según el Gobierno, son divulgadores de información falsa sobre la situación en Nicaragua.

21 de diciembre de 2018: La Policía allana el canal 100% Noticias. En el operativo se detuvo al director del canal Miguel Mora y bloquearon los equipos de transmisión. Un día después, Mora compareció ante un juez acusado de los delitos de provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas. El abogado del periodista, Arnulfo López, dijo que la denuncia carece de elementos probatorios para demostrar la vinculación de Mora con los hechos imputados. El canal 100% Noticias ha dado cobertura de las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega. Dos días después, un juez dictó prisión preventiva contra la jefa de prensa del canal, Lucía Pineda Ubau por los mismos cargos de los que se le acusa a Mora.

8 de enero de 2019: Con los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora encarcelados desde diciembre, la amenaza que tienen algunos periódicos de desaparecer por falta de insumos y periodistas saliendo del país, los medios de comunicación independientes de Nicaragua iniciaron el año con un panorama poco alentador. El año empezó con los juicios de los periodistas críticos del Gobierno y sigue el éxodo de comunicadores hacia el exterior. El Comité de Protección a Periodistas expresó su preocupación por el deterioro del clima de la libertad de prensa en Nicaragua, y pidieron la liberación de los dos periodistas detenidos.

9 de enero de 2019: Rafael Solís, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, renunció a su cargo en ese poder del Estado, y también a su militancia en el Frente Sandinista. En una carta enviada al presidente Daniel Ortega y a la vicepresidenta Rosario Murillo, Solís reconoció el aumento de la violencia y la represión hacia la población y una total partidarización del poder judicial en Nicaragua. Además señaló que no hubo un intento de golpe de estado, sino “un uso irracional de la fuerza” por parte del Gobierno del cual él no quiere hacer parte. Solís es el funcionario de mayor rango en renunciar a su cargo desde que empezó la crisis en Nicaragua.

11 de enero de 2019: La Organización de Estados Americanos lleva a cabo una sesión extraordinaria para analizar si se le aplica o no la Carta Democrática a Nicaragua ante la situación política y social que vive el país, y al entender que se están vulnerando las libertades básicas y los derechos de sus ciudadanos. Si se aplica esta medida, Nicaragua podría ser suspendida de este organismo. Un día antes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, denunció el debilitamiento del Estado de Derecho en el país y crímenes contra la humanidad en Nicaragua.

Prepararon esta información, Samantha Lugo y Mario Medrano de CNN en Español, destacados en Nicaragua. 

Comentario de Fondo: Ante los hechos que hemos compartido con ustedes en la entrega anterior y en la presente, nos surge un enorme sentimiento patrio, en el que queremos destacar que en primer lugar nos debemos manifestar en la defensa de la vida y la dignidad del ser humano. Luego, que los derechos básicos civiles, deben ser protegidos a toda costa y que la  ruta democrática que Nicaragua ha escogido, por la vía del derecho y la manifestación social, es un acto de valentía, en cierta forma comparable, con aquellos actos que en su momento se denominaron como la Primavera Árabe. Sin duda alguna, hoy por hoy, Nicaragua se ha encaminado por la ruta correcta de la mano de jóvenes estudiantes valientes y muy bien fundamentados, caminando de la mano con líderes civiles, que están dispuestos a ofrendar sus vidas por la libertad y la justicia de su pueblo.

Desde Costa Rica
Jorge Muñoz Somarribas
Coordinador
ANUNCIAR Contenidos Latinoamerica

0 comentarios: